Espacios del Club de Periodistas

El Embarcadero Cuemanco presenta: “La  Llorona”                       

El Embarcadero Cuemanco presenta: “La  Llorona”                       

Herencia del pasado, patrimonio por siempre en su XXIV Temporada

CIUDAD DE MÉXICO, 5 de octubre de 2017.- El Embarcadero Cuemanco (Delegación Xochimilco) se viste de gala para celebrar el XXIV aniversario de la puesta en escena de “La Llorona”, basada en una de las leyendas con mayor arraigo dentro de la cultura mexicana. Un espectáculo en el que el escenario natural de sus canales y chinampas, se convierte en protagonista, se establece como el lugar indicado para su representación, y que al mismo tiempo, lo define como único en el mundo.

El espectáculo de La Llorona,  surge hace 24 años, en 1993, con el objetivo de difundir la riqueza natural de Xochimilco y contribuir al rescate y preservación de la integridad cultural, artística e histórica de nuestra identidad nacional, mediante diferentes expresiones artísticas como la música, el teatro y la danza. El trabajo en conjunto de éstas disciplinas busca hacer conciencia para el rescate de Xochimilco, nombrado “Patrimonio Cultural de la Humanidad” en 1987 por la UNESCO, y más tarde, en 2011, incorporado a la Asociación Mexicana de Ciudades Patrimonio.

Los objetivos que se pretenden alcanzar con esta propuesta son: difundir el gusto por las leyendas; valorar y conservar nuestro entorno natural nuestras tradiciones; impulsar la investigación histórica de nuestra región; que más personas visiten el embarcadero y encuentren una oferta turística rica en cultura, arte y tradición en medio de un lugar incomparable, es decir, las chinampas y canales de Xochimilco en un ambiente nocturno.

E n sus principios tras la reunión de agricultores, chinamperos, remeros de trajineras y gente de la propia comunidad, surge la iniciativa para desarrollar un proyecto, cuya meta era la de ofrecer un espectáculo multidisciplinario que integrase música, teatro y danza; que resaltara los valores y cultura que ellos como Xochimilcas heredaron de sus antecesores; que ofreciera la oportunidad de realizar un paseo en Trajinera, por los canales de Cuemanco, dentro de un espacio natural, en donde la convivencia en familia y entre familias fomentara los lazos fraternos que nos unen como mexicanos. Convivencia y transmisión de valores que se dan, a partir de que la butaca no es otra que la misma trajinera en la que realizan dicho recorrido, y en ocasiones se comparte con más de una familia, permitiendo así, conocer, respetar y convivir con otras personas en plena armonía.

Al ser el referente más importante de lo que aún se conserva de la zona lacustre de la Cuenca de México, Xochimilco es el lugar ideal para la realización de este espectáculo; un sitio donde sus habitantes se resisten a dejar morir su cultura, sus tradiciones,  creencias y celebraciones. Caso particular ocupa el  Día de Muertos, fecha en la que la comunidad participa, con la colocación de las ofrendas en las casas; la visita a los panteones para velar a sus familiares, y la tradicional “calavereada”, en la que chicos y grandes van de casa en casa pidiendo “calaverita”. Es gracias a esa tenacidad para conservar las tradiciones, que dentro del marco de esta celebración, tan importante para los mexicanos, el Embarcadero Cuemanco, de la mano de artistas de diversas disciplinas como música, teatro y danza, así como de  prestadores de servicios turísticos, y la comunidad, recibe a sus visitantes con esta puesta en escena, basada en la tradicional leyenda de La Llorona. 

Lo que se refiere a la puesta en escena corre el año de 1521 cuando los españoles toman prisionero a Moctecuzoma, el gran tlatoani de Tenochtitlán. En Xochimilco, Hernán Cortés arrebata la libertad a su gobernante, Apochquiyauhtzin, quedando al mando su hija mayor, Yoloxóchitl; mujer valiente, con gran arraigo a sus costumbres y tradiciones, y portadora de la gran responsabilidad de gobernar a su pueblo con justicia, honestidad, valores, dignidad y verdadero amor de madre; siempre preocupada por el bienestar de los suyos, tal como lo habían hecho sus antecesores.

Cuando los españoles, comandados por el Capitán Alonso de Ordáz, llegan a tierras xochimilcas, toman por la fuerza a las mujeres para erigir una nueva raza y extender sus dominios, ya que quedan cautivados por el misticismo de aquel lugar. Yoloxóchitl es desposada contra su voluntad con el Capitán, y a pesar del dolor y la indignación, como una gran estratega, empeña su palabra al ordenar no atacar y resistir en silencio los embates de los invasores para lograr que su padre sea liberado, y, de igual manera, proteger a su pueblo preservando sus tradiciones, pues de ella dependería que las futuras generaciones disfrutaran de este patrimonio.

Al aproximarse la ceremonia de Tóxcatl, los españoles resuelven atacar cruelmente, siendo esa la peor de las masacres cometidas en contra del pueblo mexica. Yoloxóchitl, al verse sola con su pequeña hija, determina ofrendar sus vidas, prefiriendo la muerte antes que vivir con otras costumbres, otra cosmovisión que no sea la de su cultura, pero con la sentencia de regresar para recordarles siempre que fue justa y le respondieron con traición.

La Llorona…Herencia del pasado, patrimonio por siempre es el decreto de una mujer, que, frente a la injustica y el dolor, promete llorar por la eternidad hasta que no nos falte ninguno; hasta que estemos completos y, hasta que podamos vivir en un lugar donde ser mujer no sea una ofensa.

Su palabra trasciende el tiempo y la memoria… Y sigue aquí, con nosotros, siendo la voz de todos los que como ella, han sido víctimas de la injusticia y la crueldad. A la llorona,  se le conoce por su llanto, eco que resuena por los pueblos, barrios y chinampas, y muestra de su doloroso y profundo penar a través de su aterrador grito… “¡ayyyyyyyyy mis hijos!..” que sigue estremeciendo a todo aquel que hasta el día de hoy lo escucha.

La obra teatral de música, luces y danza, cumple  24 años de presentarse en los Canales de Xochimilco, específicamente en el Embarcadero  Cuemanco. Con más de 600 representaciones que año con año, envuelven al público en ese místico y majestoso mundo creado por la luna de octubre y noviembre, así como por los canales, fieles guías que nos invitan a viajar al pasado.

“La Llorona”  está conformada por música contemporánea con instrumentos modernos y prehispánicos, cantos en náhuatl,  danza prehispánica de tradición y teatro, teniendo como escenario natural la zona chinampera de Xochimilco en la entrañable Laguna de Tlilac,  lugar único en el mundo donde todos los elementos como el agua de los canales, el viento nocturno, los sonidos de las aves y  el soplar del viento entre los ahuejotes,  son el marco perfecto para remontarnos a un México que fue, y seguirá presente en Xochimilco, que con sus canales y chinampas, es un espejo al pasado, una oportunidad de mirar hacia atrás.

Se presenta en los meses de octubre y noviembre, debido  al misticismo que se crea por la celebración del Día de Muertos, y que hace del lugar, un sitio mágico, casi irreal dentro de esta grandísima urbe de la Ciudad de México. Este espectáculo se renueva año con año para sumarse a las celebraciones del Día de Muertos para quienes buscan con un gran interés poder vivir una experiencia artística y cultural única en su clase en la Ciudad de México.

La representación de “La Llorona” emplea elementos que permiten el rescate, difusión y conocimiento de la música y danza prehispánica, disciplinas que forman parte de nuestra identidad como descendientes de culturas ancestrales. Gracias al acercamiento con diferentes instrumentos musicales de origen prehispánico (huehuetl, panhuehuetl, teponazhuehuetl, teponaztli, flautas de barro, hueso y carrizo, ocarinas, jarros silbadores, aerófonos, caparazones de tortuga, tambores, tambores de barro, palos de lluvia, chicahuaztli, sonajas de guaje y de calabaza, raspadores de hueso, tenabaris, atecocolli) de los cuales, actualmente, varios sólo se observan en museos, y que sin embargo, hacen acto de presencia en este espectáculo, fusionando sus sonidos con los propios de instrumentos contemporáneos como el violín, guitarra, arpa y marimba entre otros. La música es pieza fundamental en el desarrollo de la atmósfera que invita al público a entrar en contacto con los sonidos ancestrales que forman parte de nuestra identidad mestiza

Para más información visita la página: www.lalloronaenxochimilco.com

Redacción Voces del Periodista

Redacción Voces del Periodista


Artículos relacionados

Aparece cuerpo sin vida de “ballena” en París, junto al Sena

(Visualizar en PDF ) PARÍS, Francia, 23 de julio de 2017.- El cuerpo sin vida de un gigantesco cetáceo sorprendió

Danza que atraviesa el paso del tiempo y se mantiene absolutamente vigente

(Visualizar en PDF ) * La agrupación Danza Capital estrenará los días 07 y 08 de septiembre de 2017 Memoria de

Adiós a Rius, famoso monero e irreverente rojillo

(Visualizar en PDF ) Por: Martín Estrada La madrugada de este martes falleció, a los 83 años, el famoso monero

1 comentario

Escribir un comentario

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*