Espacios del Club de Periodistas

Azcapotzalco pide moratoria inmobiliaria a Mancera ante caos de desarrollos

Azcapotzalco pide moratoria inmobiliaria a Mancera ante caos de desarrollos

Una moratoria inmobiliaria que considere la garantía de un desarrollo armónico de los espacios y entornos de la mega urbe y un acuerdo científico de cómo puede crecer ordenadamente la ciudad, es lo que planteó el jefe delegacional de Azcapotzalco, Pablo Moctezuma Barragán, en la conferencia de prensa a la que convocó en el Club de Periodistas de México.

La problemática inmobiliaria en Azcapotzalco es de una magnitud considerable, por los desarrollos inmobiliarios que se construyen sin consultar las necesidades de las colonias en donde se asientan estos enormes desarrollos que en el corto plazo generan caos e insuficiencia de servicios y recursos para su operación.

El delegado Moctezuma Barragán señaló en el Salón Renato Leduc del Club de Periodistas que en el polígono de las colonias Ampliación del Gas y del Gas están construyendo 6,700 viviendas, en una zona “que llamamos el polígono del caos”, de modo que, ante esta situación, que ya está provocando grandes problemas en Azcapotzalco, estamos apelando al jefe de Gobierno de la CDMX, Miguel Ángel Mancera, para que establezca una moratoria inmobiliaria, exceptuando la vivienda de tipo social.

Esta moratoria es urgente, advirtió, mientras se establece un plan de desarrollo delegacional; el plan que actualmente existe, que data de hace nueve años, es totalmente insuficiente. Incluso, el plan, tiene disposiciones que han permitido la construcción de edificios de más de 22 pisos en el área de la colonia Ampliación del Gas. Esto ha llevado problemas, no solo a los vecinos y a toda la zona, sino incluso a los compradores de estos departamentos porque el drenaje es insuficiente, el agua no alcanza y se ha multiplicado la problemática de fugas de agua. Tenemos alrededor de 300 fugas de agua al mes y la capacidad de la delegación no da para atenderlas a todas, producto no solo de la antigüedad de las tuberías sino a causa de estos inmensos desarrollos inmobiliarios que generan una gran presión en el subsuelo, con fugas y socavones.

También ha habido un aumento de la inseguridad debido al aumento explosivo de la población y a que los servicios de vigilancia no se han incrementado. Ante eso se han implementado 26 suspensiones y 13 clausuras. Hay algunos desarrollos como La Parisina, en donde hay una problemática muy aguda. Desgraciadamente en muchos de estos casos, ha habido resoluciones favorables de tribunales federales o del contencioso administrativo que han permitido que cientos de vivienda que se están construyendo de manera irregular y que han sido denunciadas por los vecinos, sigan en proceso de construcción.

Actualmente hay un Plan de Desarrollo de la ciudad en el cual a las delegaciones no se les ha tomado en cuenta, señaló contundente el delegado.

Por su parte, el licenciado Efrén Rodríguez González, director del Departamento Jurídico y de Gobierno de la delegación, señaló que los proyectos inmobiliarios que se tienen desde anteriores administraciones y que continúan se manifiestan en más de 10,500 viviendas, mismas que contienen a más de 40 mil ciudadanos, los que representan un 10% de la población actual de Azcapotzalco.

Sin embargo, los servicios disponibles no alcanzan a cubrir la demanda de ese 10% de población que los pide, y el presupuesto para mantener esos servicios no se ha incrementado. Los problemas que se generan son mantenimiento de la red de agua potable, atender fugas de agua, servicios de limpia y alumbrado, poda de árboles, seguridad, pavimentación y otros.

Además, estos problemas ya afectan a los mismos desarrollos inmobiliarios. En la zona de mayor densidad habitacional, como en la colonia El Gas, Ampliación del Gas y Arenal, existen desarrollos que ya no cuentan con agua, están haciendo inversiones fuertes para garantizar este servicio, dotándola del servicio de pipas a dos grandes torres habitacionales con aproximadamente 200 habitantes cada una. Ya no es factible para los mismos desarrolladores seguir haciendo las obras, después de varios años no existe la factibilidad de ofrecer ese servicio y entonces recurren a otras alternativas como la creación de fosas, pero a su vez estas generan inundaciones.

Para vigilar que se cumplan con la legislación al respecto, la delegación ha realizado 235 verificaciones a obras, se han hecho aproximadamente 20 suspensiones de obra y 13 clausuras.

De 2,850 viviendas, hasta el momento 2,200 viviendas han pagado el proceso de construcción. Si actualmente se presenta un problema de abasto de servicios básicos hay que imaginar lo que será cuando se incrementen estas viviendas, más las que están en proceso de iniciar sus trabajos.

Por eso la delegación se ve en la necesidad de reconocer una realidad que está siendo rebasada. Por ello se hace necesario implementar una moratoria para estos desarrollos habitacionales. No se puede continuar con este nivel de crecimiento si no se cuenta de manera anticipada con la dotación de servicios que garanticen realmente, de manera objetiva, la construcción de desarrollos y centros comerciales.

El impacto se prolonga a la cuestión vial. La movilidad en diferentes zonas es un gran problema. Esta zona de El Gas, Ampliación del Gas, el Arenal y otras colonias ha visto el surgimiento de aproximadamente 6,800 viviendas, en desarrollos de interés social. La mayoría tienen dos vehículos, lo que implica más de 12 mil vehículos que impactan a la zona en la salida al trabajo, a la escuela, o de regreso, se saturan las vialidades.

Por otro lado, el ingeniero Eduardo Esquivel Herrera, director de Obras y Desarrollo Urbano informó acerca de la situación de la terminación de las obras que recibieron manifestaciones registradas de administraciones anteriores. Ahora diversos desarrolladores presentan solicitud de terminación y uso y operación del inmueble y eso lleva a reflexionar sobre su procedencia.

En muchos casos las constructoras no han cumplido con las medidas de mitigación que les fueron impuestas de manera condicionada para llevar a cabo sus proyectos, pero eso no es obstáculo para que se sigan construyendo.

No se tienen los servicios ni los espacios que fueron previstos. Por otro lado, no se ha dado solución a las denuncias que se presentaron respecto a autorizaciones que no cumplieron con requisitos administrativos de derechos, en específico el caso de un desarrollo que en vez de pagar 66 millones de pesos por derechos de diferentes artículos que marca el código financiero solo están pagando el 10 %. Esto se ha denunciado a la Contraloría desde hace más de un año y a la fecha no se ha dado la respuesta o un posicionamiento con respecto a esta exención de impuestos que obtuvieron algunos desarrolladores.

Por otro lado, las diferentes direcciones de la jefatura delegacional han trabajado para que en el futuro los desarrollos tengan más directrices para que sean sustentables, en materia de movilidad, de espacio público, de infraestructura hidráulica y sanitaria, en alumbrado, en materia de imagen urbana y en materia de normatividad. Se trabaja con diferentes grupos de vecinos para poder llevar un posicionamiento general de la delegación.

La licenciada Paola Miranda, de Planeación y Modernización Administrativa, a su vez, informó que la cuestión del uso de suelo, que debería de administrarse de forma autónoma a través de la delegación, está centralizada en la Secretaría de Vivienda.

En la delegación han hecho un llamado en cuestión de conciencia social y administrativa. Es decir que la mayoría de las desarrolladoras, antes de llegar a la delegación, a la ventanilla única, a manifestar su derecho a construir vivienda, porque no tiene licencia, obtiene permisos en Seduvi y otros organismos, que establecen diversas obligaciones para cada uno de los desarrollos, en realidad se hacen detrás de un escritorio y no viendo las necesidades que tiene la población.

En administraciones anteriores, desarrollos que a todas luces son irregulares y no cumplen, fueron registrados y actualmente están, o siendo terminados o iniciando su proceso de construcción y no garantizan los servicios. Siendo que debe ser al revés, primero deben materializar los servicios y después iniciar el desarrollo.

Por: Martín Carlos Estrada para Voces del Periodista

Redacción Voces del Periodista

Redacción Voces del Periodista


Artículos relacionados

El 20% de las personas privadas de su libertad en cárceles de la CDMX son de Iztapalapa

Autor: Protección Civil CDMX.   1 de cada 5 internos e internas son iztapalapenses y en su mayoría cometieron delitos






Roberto Borge rechaza trámite de extradición a México

El ex gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, rechazó allanarse al trámite de extradición a México, en su primera audiencia






Desarme voluntario se contemplará en ley que trabaja la ALDF

La Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobó reformas en materia de desarrollo social y seguridad pública, para hacer ley






Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*