EL BUEN SALVAJE, reflexión dancística inspirada en el mito del hombre bueno de Rousseau

EL BUEN SALVAJE, reflexión dancística inspirada en el mito del hombre bueno de Rousseau

***Propuesta del bailarín, coreógrafo y maestro Óscar Ruvalcaba Pérez, miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte

***Es una invitación escénica a recuperar la inocencia perdida

*** Se estrenará el 19 de mayo en el Centro Cultural Los Talleres, en el marco de la Temporada de Danza X la Libre 2017

***Proyecto apoyado por el FONCA

El hombre es bueno por naturaleza. Posee una suerte de inocencia natural. Es en su estado primigenio donde prevale la bondad. Sin embargo, es la sociedad la que lo corrompe.

Quién no recuerda estas reflexiones que el gran filósofo francés Jean-Jacques Rousseau (1712-1778) compartió a través de sus grandes legados literarios, y que aún siguen teniendo eco en nuestro presente, ya que parte de su esencia ha sido hoy motivo de inspiración para la creación de un singular montaje dancístico: El Buen Salvaje, del reconocido bailarín, coreógrafo y maestro Óscar Ruvalcaba Pérez, miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte.

La singular propuesta –que cuenta con el apoyo del FONCA-, será estrena el próximo jueves 19 de mayo, en el Centro Cultural Los Talleres, en el marco de la Temporada de Danza X la Libre 2017. Las funciones serán 19, 20 y 21, así como el 26, 27 y 28 de mayo del presente año; viernes a las 20:00 Hrs, sábados 19:00 Hrs y finalmente domingos a las 18:00 Hrs.

Rousseau en breve

Jean-Jacques Rousseau fue un reconocido escritor y filósofo de la época de la Ilustración. No obstante que fue identificado como ilustrado, siempre demostró grandes contradicciones que lo separaron de los principales representantes de ese periodo. Se le recuerda como un gran pensador radical y revolucionario, cuyo legado quedó plasmado en grandes obras literarias, donde se desprendieron reflexiones que siguen siendo una referencia, tales como “El hombre nace libre” y “El hombre es bueno por naturaleza”.

Sobre esta última idea, Rousseau pensó que el hombre era originariamente íntegro, biológicamente y moralmente sano, por ende, nunca malvado, opresor o injusto. Estaba convencido que la “maldad” del hombre era derivado de la sociedad, de ahí que en sus obras se vea reflejada una especie de nostalgia por aquellas relaciones que pudieran recuperar los sentimientos más profundos del ser humano.

Detonador de El Buen Salvaje

En entrevista, el maestro Ruvalcaba confiesa que desde su infancia siempre tuvo acceso a la literatura de grandes autores, entre ellos Rousseau. Al preguntarle cómo fue su primera experiencia con este autor francés en específico, recuerda:

“Son recuerdos que uno tiene de sus clases de Civismo en la primaria. Fue una época en la que estaba lleno de preguntas y construyendo mi propia persona para confrontarme con el mundo. Y en especial recuerdo que me impactó mucho El Contrato Social y la idea de que el hombre es esencialmente bueno. Soy de la generación de los setenta, de los idealismos de los estudiantes, del hambre de acabar con las estructuras sociales y ser libres. Así que era normal que me impactara de sobremanera Rousseau”.

– ¿Volvió a leer la obra de Rousseau para poder crear su pieza dancística? –

“Es un poco como decía Buñuel: leí el libro hace mucho tiempo y ahora sólo es una revaloración de lo que generó en mí. Hay que aclarar que mi propuesta no es una trascripción de la visión de Rousseau, sólo me di cuenta que lo que había escrito él tenía mucho sentido con cosas que estamos viviendo”.

Cabe reiterar que El Buen Salvaje forma parte de una trilogía que propuso el maestro Ruvalcaba como parte de la beca que tiene del FONCA, y que tiene que ver con la naturaleza humana. Ésta pieza es la segunda de las tres que conformarán el proyecto.

¿Por qué hacer una danza?

El Maestro Ruvalcaba explica que hoy más que nunca, cuando se vive una especie de desencanto con las promesas de todo tipo, sentía la necesidad de hacer un montaje inspirado en la esencia del pensamiento del filósofo francés:

“La idea del buen salvaje me remite mucho a la idea del Paraíso perdido. Es decir, de reflexionar en lo que éramos antes de la caída. Una especia de existencia inocente y que pareciera que siempre tenemos necesidad de regresar a ello. En ese sentido, creo que la imagen de el buen salvaje está tomando mucha fuerza porque me parece que hemos perdido mucho la inocencia y necesitamos recuperarla”.

El mensaje

El coreógrafo asegura que el mensaje de su propuesta es muy claro: seamos nuevamente inocentes, y no por ello ingenuos: “Me parece que la inocencia es un elemento fundamental en el sentido de felicidad porque podemos conocer muchas cosas, pero la inocencia nos permite contactarnos con una experiencia más amplia y abrirnos a otros universos que no está en el conocimiento director y horizontal de la materia. Ser inocentes es una revaloración de muchas cosas”.

– ¿Todos somos de alguna manera un buen salvaje? –

“Sí, en la medida que nos permitamos serlo. No puedo decir si sea bueno o malo ser un buen salvaje. Es una cuestión de contacto. Habrá situaciones en los que sea necesario ser ese buen salvaje y otras en las que no. Creo que asumirlo como una forma permanente de vida es una muestra de valor”.

Para finalizar, el maestro Ruvalcaba dijo que la esencia de su propuesta se engloba en una frase que él y los integrantes de su compañía concluyeron: “El paraíso perdido es el paraíso de los salvajes”.

La propuesta escénica

La propuesta de El Buen Salvaje esta estructura en tres imágenes escénicas. La primera representa a una ciudad salvaje. La segunda muestra al buen salvaje como un estereotipo. La tercera es el estado de inocencia antes del conocimiento:

“Son tres metáforas que desarrollo a nivel de movimiento y el espectador puede ver cada una de las partes de manera independiente, pero juntándolas pareciera un tríptico escénico que generará emociones y sentimientos en el espectador”.

Por lo que se refiere a los intérpretes, si bien el montaje no maneja una narrativa en específico, cada uno de ellos le da cuerpo a imágenes arquetípicas que el público podrá detectar. Los bailarines que le dan vida a El Buen Salvaje son Yazmín Rodríguez (becaria en el programa Creadores Escénicos del FONCA, categoría B), Marcos Sánchez, Saúl Gurrola y Gerardo Guerrero.

Toda la propuesta será cobijada por música diversa. En la primera parte se usa música electrónica. En la segunda música africana. En la última más que música se construye una atmósfera sonora.

FUNCIONES

Obra: El Buen Salvaje

Intérprete: Óscar Ruvalcaba Cía.

Funciones: 19, 20 y 21, 26, 27 y 28 de mayo de 2017.

Horarios: Viernes 20:00 Hrs, sábado 19:00 Hrs y domingo 18:00 Hrs.

Sede: Centro Cultural Los Talleres (Francisco Sosa 29, colonia del Carmen, Coyoacán)

Costo: $120. Descuentos a estudiantes, maestros e INAPAM

Por: Eder Zárate

Redacción Voces del Periodista

Redacción Voces del Periodista


Artículos relacionados

Trump advierte a Comey que no filtre sus conversaciones cuando dirigía el FBI

El presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó al ex director del FBI, James Comey, al que despidió el martes, con que






Macron gana de forma contundente a Le Pen en debate previo a elecciones francesas

Paris.- El candidato social-liberal Emmanuel Macron consolidó su posición de favorito para transformarse en el próximo presidente de Francia al






Emiten emergencia por colapso de túnel con material radiactivo en EU

La central nuclear de Hanford, en el estado de Washington, declaró “una emergencia” por el colapso de un túnel donde






Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*