Destacados Economía

Inversionistas ven con cautela mercado cambiario

MÉXICO, (Notimex), 03 de febrero de 2018 .- El peso mexicano puso fin a cinco semanas consecutivas de avances, tras cerrar la víspera con una depreciación moderada de 0.69 por ciento o 12.8 centavos, y cotizar en alrededor de 18.62 pesos por dólar, indicó Banco Base.

De acuerdo con la entidad financiera, dicha depreciación se debe a que para los participantes del mercado todavía existen riesgos importantes en contra del peso, como la incertidumbre sobre la conclusión de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Además de la especulación en contra de la moneda mexicana que surja en los meses previos a las elecciones federales de julio en México.

Señaló que tal incertidumbre propició que el tipo de cambio limitara sus ganancias en el rango de entre 18.30 y 18.40 pesos por dólar, niveles en los cuales se elevó la demanda por dólares para coberturas, con el objetivo de reducir la exposición a la volatilidad cambiaria anticipada para el segundo trimestre.

Al comienzo de la semana se destacó la conclusión de la sexta ronda en la renegociación para modernizar el TLCAN, en donde oficiales de los tres países se comprometieron a trabajar para alcanzar un acuerdo.

No obstante, todavía faltan avances importantes en los temas más relevantes, como las reglas de origen, por lo que el optimismo del mercado ha sido temporal. Hacia delante, los participantes del mercado estarán a la espera de la séptima ronda de renegociación programada para efectuarse en la Ciudad de México del 26 de febrero al 6 de marzo.

Durante la semana, el dólar se recuperó de manera moderada frente a sus principales cruces, con lo cual el índice ponderado de la divisa mostró un avance de 0.49 por ciento, el primero en siete semanas, debido a la consolidación de la expectativa de que la Reserva Federal (Fed) podría normalizar su política monetaria.

Este viernes fue el último día de Janet Yellen al frente de la Reserva Federal, posición que oficialmente será ocupada por Jerome Powell a partir del 3 de febrero, aunque formalizará su puesto como presidente del banco central hasta el lunes 5 de febrero.

Durante su mandato se anticipa una continuidad de la estrategia ortodoxa de Janet Yellen, de procurar que se alcancen los objetivos de inflación a 2.0 por ciento y máximo empleo.

En el primer año bajo la presidencia de Powell, es probable que la Fed suba su tasa de interés en tres ocasiones, siendo la primera el próximo 21 de marzo, acotó Banco Base.

VP/ECONOMÍA/AM

Notas relacionadas

Rusia prepara su industria para construir portaviones

Aumenta a 22, el número de muertos por el incendio en albergue de Guatemala

Redacción Voces del Periodista

Provee IMSS atención especial en mujeres para evitar infecciones

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies