Espacios del Club de Periodistas

La muerte tiene permiso

Voces del Director

Desde Filomeno Mata 8

Por Mouris Salloum George (*)

Por supuesto que aterroriza el dato oficial de que ha aumentado más de 400 por ciento el número de homicidios cometidos en México con arma de fuego.

Entrar en la guerra de cifras entre el gobierno y las organizaciones no gubernamentales sobre la estadística de crímenes de alto impacto, no hace más que exacerbar aún más el humor social frente a la impunidad.

Que la sociedad exprese un sentimiento de indefensión frente al terror impuesto por la criminalidad, no parece tener una respuesta esperanzadora.

Lo grave, en todo caso, es ver la impotencia que exhibe la autoridad frente al fenómeno de la barbarie. Peor aún, cierta actitud complaciente con la corrupción.

Situamos ese México bronco frente a la expectativa de las elecciones generales de 2018, con sucesión presidencial.

¿Qué estímulo tienen casi 90 millones de potenciales votantes para acudir a las urnas el 1 de julio de 2018?

La convocatoria a ese proceso, es de un ritual vacío: Participar en la formación de poderes públicos responsables. Con los resultados que ofrecen los actuales depositarios de la conducción del Estado, eso suena a burla.

Después de la elección presidencial, se habla de casi tres mil puestos de elección popular a votar.

Nos viene a oportunidad cuestionar, ya que hablamos de criminalidad violenta, de qué se vale la alta burocracia cuyos detentadores no aparecen en la lista de víctimas de la delincuencia; no al menos en el mismo grado que los ciudadanos de a pie.

Vamos a enfocar el tema sobre un aspecto de ese drama que no tiene “piso parejo”. Ha dejado de decirse -lo que no obsta para recordarlo-, que el municipio es la célula madre de todo sistema republicano y el escenario que más aproxima a gobernante y gobernados

Tanto el ejecutivo como el legislativo federales tienen en sus estructuras áreas desde las cuales el federalismo es objeto de filigranas retóricas. De ahí no pasa.

Entre los puestos que se juegan en 2018, están 965 presidencias municipales. ¿Quiénes son los valientes que apostarán al riesgo?

Ser alcalde en México, es jugarse la vida.

Esta semana, las redes sociales se saturaron con un video que exhibe el momento en que un comando armado extorsiona al munícipe de Mazatepec, Morelos, Jorge Flores, amenazado de muerte si no paga una extorsión de cinco millones de pesos.

Apenas en enero de 2016, en Morelos mismo, a dos días de jurar su encargo en Temixco, fue asesinada Gisela Mota.

Para entonces, la Asociación Nacional de Alcaldes tenía documentados 47 asesinatos de ediles en menos de una década. ¿Cuántos de esos atentados han sido castigados?

Para el 18, el INE ha exigido a la Cámara de Diputados 25 mil millones de pesos. Su aplicación va mayoritariamente a pago de burocracia y subsidio a partidos.

¿Es que el INE no tiene más facultad que esa? ¿No tiene poder para ofrecer garantías de elecciones pacíficas? ¿O le vale?

 

*Director General del Club de Periodistas de México, A.C.

Related Posts


Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*