Destacados Economía

La verdad de los salarios en México. Más empleo, menos paga

Por el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico.

Tomado de La Voz de la Industria. (Vol. 6. Número 118).

La brecha entre el número de personas que gana más de 10 salarios mínimos (solamente 0.9% de la población ocupada) respecto a las que reciben hasta 2 salarios mínimos (42% de la población ocupada) es el verdadero muro contra la equidad.

Al terminar 2017, menos de 480 mil personas ocupadas tuvieron ingresos que superaron 10 salarios mínimos de ingreso contra 22.1 millones de ocupados que cuando mucho recibieron 2 salarios mínimos.

Solamente dos estados, Baja California y Chihuahua, contabilizan a más del 2% de su población ocupada ganando por lo menos 10 salarios mínimos.

Morelos y Tlaxcala son el extremo de la precariedad: únicamente contabilizan a 0.2% de sus ocupados con percepciones mayores a 10 salarios mínimos.

Además, se debe considerar a los 3.4 millones de mexicanos ocupados que no reciben ingreso.

Si se asume que una familia en promedio tiene 4 integrantes se puede apreciar la implicación negativa directa: los beneficios de un buen ingreso llegan a pocas personas, particularmente en un entorno laboral en donde se reduce el número de plazas laborales que paga más de 3 salarios mínimos.

Entre el último trimestre del 2012 y el correspondiente del 2017 la ocupación y empleo que paga entre 3 y 5 salarios mínimos disminuyó en 713 mil plazas.

En el mismo periodo de tiempo la ocupación y empleo que paga más de 5 salarios mínimos se contrajo en 1.49 millones.

En conjunto ambas cifras muestran que, si se considera el número de jóvenes que se sumó al mercado laboral, más mexicanos se disputan menos oportunidades.

En consecuencia, se debe plantear que el verdadero problema de inequidad y pobreza es atribuible a la precariedad del ingreso laboral que a su vez es resultado del entorno adverso que enfrenta la mayor parte de las empresas en México: inseguridad, corrupción, altos costos de energéticos y combustibles, falta de financiamiento, importación ilegal de productos entre otros.

Hay un hecho que no se puede soslayar: la disminución en la tasa de desocupación se ha logrado al mismo tiempo que se reduce la ocupación mejor remunerada: solamente el sector industrial ha logrado mantener generación de empleo con salarios que rondan entre 3 y 4 veces el mínimo.

El sexenio está por finalizar y el resultado que refleja el mercado laboral es de 3.6 millones de nuevos empleos (hasta abril, 57% mayor a lo realizado en el periodo 2006-2012), dato relevante por su naturaleza, en especial por los colaterales positivos que causa a la sociedad; no obstante, este avance tiene elementos negativos que se deben considerar.

Leer reporte completo: http://idic.mx/2018/05/15/precarizacion-laboral-reves-salarial-cantidad-por-la-calidad/

VP/Economía/JSC

Notas relacionadas

Sólo unidos alcanzaremos el México que todos merecemos

Redacción Voces del Periodista

Última oportunidad para salvar de la caza furtiva a los grandes de África

admin

Gimnastas mexicanas piden apoyo en YouTube para ir a los Panamericanos

Redacción Voces del Periodista

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies