Destacados Opinión

Nuevo Aeropuerto Internacional: se desató el avispero

Ambiente y Desarrollo

Por Juan José Agustín Reyes Rodríguez

El Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), que se está construyendo en el Lago de Texcoco, está en el centro de los debates políticos electorales a partir que el candidato de MORENA, Andrés Manuel López Obrador, señalara las irregularidades financieras, sociales y ambientales que se han detectado en la construcción del NAIM y que habría que revisar los contratos y ver si son en beneficio del país o de ser necesario, cancelarlos.

Explotación de basalto, grava y arena en más de 40 minas. (JJARR)

Las irregularidades financieras han sido documentadas por la Auditoría Superior de la Federación, por mil millones de pesos, en una revisión apenas de una parte del gasto que se ha efectuado; así mismo se descubrió que el costo de la barda periférica construida por la SEDENA, utilizando empresas fantasmas, incrementó el costo más del 85 %..

Desde el punto de vista ambiental es donde más irregularidades e ilícitos ha habido con la construcción del aeropuerto, con la complacencia, por decir lo menos, de autoridades federales, del Estado de México y de los municipios afectados. Se han demostrado por diversas organizaciones del Valle de México, especialmente del oriente, fundamentadas y denunciadas administrativa y legalmente por el diputado Rafael Hernández Soriano, presidente de la Comisión de Seguimiento a las obras del Nuevo Aeropuerto, quién inclusive solicitó Juicio Político contra el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza.

Desaparición del Cerro El Tezoyo. (JJARR)

Se han constatado los impactos negativos en los municipios de esta región, con la desaparición, literalmente, de cerros de tezontle y basalto; pérdida de áreas forestales que con gran esfuerzo y recursos se recuperaron en la década de los 70; manantiales y microcuencas de captación de agua destruidos y la contaminación muy posible del acuífero de Texcoco, por el llenado de socavones de minas, con tierra salitrosa sacada de las excavaciones del aeropuerto.

Se ha incrementado el número de accidentes y problemas de viabilidad en toda la región, por la circulación de más de 4,500 góndolas o tráileres con remolque con capacidad de 30 toneladas, inclusive ya circulan con dobles remolques, provocando además una mayor contaminación por partículas suspendidas, debido al movimiento de tierras desde y hacia el aeropuerto.

Socialmente, sostiene el Grupo Aeroportuario de la CDMX, se están generando miles de empleos; es una verdad a medias, porque son salarios bajos, de bandereros en las calles de Texcoco, ganando $2,200 por quincena, peones, albañiles y técnicos. Las miles de góndolas no son de esta región, la mayoría vienen de otros estados.

Mina clandestina con presencia del huachicol. (JJARR)

La presencia de HUACHICOLEROS es evidente porque ahora son los que están surtiendo de combustible a muchas de las góndolas que trabajan para el NAIM. El avasallamiento de pueblos en la zona para extraer el material de construcción está adosado con la compra de líderes ejidatarios para permitir la expoliación de sus cerros y minas, que si bien ellos tienen la propiedad o posesión, los impactos van mucho más allá de su ámbito particular.

Mientras esto sucede en los alrededores del NAIM, los seguidores y apoyadores del nuevo aeropuerto, empresarios, como Carlos Slim, los voceros y funcionarios del Gobierno Federal y del estado de México, los comentaristas, conductores, reporteros y periodistas de los principales medios masivos de comunicación se han volcado en contra de López Obrador, ya sea por mal informados, por convicción o por consigna.

Pobladores organizados para detener la explotación de sus cerros. (JJARR)

Hay voces y organizaciones de la región, que están sufriendo las consecuencias de esta devastación, que se han manifestado en contra del aeropuerto y demandando su cancelación, pero son voces que no se escuchan porque no tienen acceso a esos medios controlados, salvo algunas honrosas excepciones.

La devastación ambiental que está haciendo el NAIM no es conocida por mucha gente que solamente ha escuchado los que los medios oficiales y oficiosos les informan, favoreciendo y ensalzando esta obra, sumándose a esa guerra de lodo emprendida contra los opositores a la construcción del NAIM, descalificándolos y eso sí, orquestando una campaña de miedo y de descalificación, lo cual sería el acabose del país y sobre todo su “nivel crediticio” de las calificadoras internacionales, las cuales obviamente cuidan sus intereses muy particulares.

Lodos tóxicos en Texcoco. (JJARR)

Este 18 de abril se realizó un Diálogo, en la Universidad Autónoma Chapingo, para conocer, directamente de algunas de las comunidades arrasadas, los impactos sociales, ambientales y económicos, las amenazas sufridas por los dueños de las empresas, choferes y grupos de choque para amenazar a los pobladores que se oponen a la explotación de sus tierras.

Con las declaraciones en contra de la construcción del NAIM en el centro fangoso del lago de Texcoco, no sólo de AMLO, sino de muchas organizaciones, científicos, académicos y sobre todo de los habitantes del Valle de México, ¡se desató el avispero!

Notas relacionadas

Fuerzas extranjeras de forma ilegal en Siria deben abandonarla

Redacción Voces del Periodista

Obra de Teatro: Sólo un Día

Semana Santa, entre lo prehispánico y lo cristiano

admin

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies