Espacios del Club de Periodistas

PRI gana el Edomex, pero con dificultad; alianzas lo salvan

PRI gana el Edomex, pero con dificultad; alianzas lo salvan

Aunque el triunfo del PRI en el Estado de México lo mantiene como “invencible” en la entidad, una revisión de las elecciones anteriores muestra que ha perdido su avasalladora fuerza con la que se presentaba a las elecciones.

En las pasadas tres contiendas comiciales, el PRI sacó ventajas de sus más cercanos oponentes con Arturo Montiel Rojas de siete puntos, con Enrique Peña Nieto la ventaja se amplió a 23% y con Eruviel Ávila llegó a 46%.

En la elección del pasado domingo apenas sacó una ventaja de tres puntos. Y eso gracias a las alianzas que formalizó con el PVEM, Nueva Alianza y el PES, que le aportaron esa mínima diferencia.

Con casi 100% de los votos computados, se confirma que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) gobernará el Estado de México por otros seis años, sin embargo, un comparativo entre esta elección y las tres anteriores dan cuenta de que este instituto político perdió su fuerza avasalladora en el último sexenio.

Lejos quedaron los triunfos aplastantes que el PRI logró en las contiendas estatales de 1999, 2005 y 2011, cuando ni sumando la votación de sus adversarios le ganaban. En esta ocasión, la candidata de Morena a la gubernatura, Delfina Gómez Álvarez, se convirtió en una competencia real para el priista Alfredo del Mazo Maza.

En 1999 Arturo Montiel sacó una ventaja de casi siete puntos porcentuales a su más cercano rival, el panista José Luis Durán. Para 2005 Enrique Peña Nieto amplió ese margen sobre el segundo lugar a 23 puntos porcentuales.

Luego vino la elección de 2011 y el priista Eruviel Ávila agrandó la brecha a 46 puntos porcentuales. La suma de los votos del resto de los competidores no hubiera inclinado la balanza en su contra. Los 45 distritos electorales en que se divide el Estado de México fueron para el PRI y sus aliados.

Pero en los comicios del pasado domingo, la diferencia entre el primer y el segundo lugar fue de apenas tres puntos porcentuales, según los datos del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), con 97.7% de las actas computadas.

Mientras que el priista Alfredo del Mazo se alzó con el 33.7% de la votación, la morenista Delfina Gómez obtuvo el 30.8% de los sufragios.

Con el retroceso del PRI y el avance de Morena, la geografía electoral del Estado de México, que hace seis años se había pintado completamente de verde, también cambió.

Los resultados del PREP indican que solo 21 de los 45 distritos fueron para el tricolor, mientras que los 24 restantes se repartieron entre la oposición. Morena se alzó con el triunfo en 20 distritos, la mayoría circundantes a la Ciudad de México, donde reside su fuerza principal.

Morena dominó en Tlalnepantla, Coacalco, Cuautitlán Izcalli, Texcoco, Tultitlán e incluso Ecatepec, municipio donde dos veces fue alcalde el actual gobernador Eruviel Ávila.

Por su parte, el PRD obtuvo la mayoría de votos en los tres distritos de Nezahualcóyotl, lugar donde su candidato Juan Manuel Zepeda ha hecho su carrera política. El PAN solo logró imponerse en el distrito 29 de Naucalpan de Juárez con apenas mil 634 votos más que los logrados por Morena. 

Alianza salva a Del Mazo

Además de los resultados por candidato, el PREP también arroja resultados por partido. Estos últimos muestran que el instituto político con mayor votación fue Morena que obtuvo 1 millón 786 mil 962 sufragios, frente al PRI que alcanzó 1 millón 729 mil 49 votos.

En otras palabras, si Alfredo del Mazo hubiera competido solo bajo las siglas del PRI, habría sido derrotado por Morena con una diferencia de casi 58 mil sufragios. Si finalmente él ganó, fue por los votos que le sumaron sus partidos aliados (PVEM, Nueva Alianza y Encuentro Social).

Cuando Arturo Montiel ganó la gubernatura del Estado de México en 2009, compitió únicamente arropado por el PRI; cuando lo hicieron Enrique Peña y Eruviel Ávila, fueron en coalición, aunque su victoria fue tan contundente que sus aliados no fueron determinantes en el triunfo.

Pero en la elección del domingo pasado, es claro que el PRI necesitó más que nunca a sus aliados para inclinar la balanza a su favor. Morena, en cambio, rechazó establecer una coalición para ir a esta contienda. Solo en la última recta de la elección, su dirigente Andrés Manuel López Obrador lanzó un ultimátum a los candidatos del PRD y PT para que declinaran a favor de Gómez Álvarez, pero fue demasiado tarde. El único candidato que aceptó la exigencia del tabasqueño fue el del PT.

 

Tendencia nacional

El PRI no solo ha perdido terreno en el Estado de México. A nivel nacional también se observa un retroceso de este instituto político. A finales de 2012, el PRI gobernaba 21 estados mientras que ahora solo rige 16.

Los descalabros más fuertes los vivió el año pasado, cuando perdió bastiones históricos como Veracruz, Tamaulipas y Durango, entidades que hasta hace un año no habían conocido la alternancia.

Si los resultados de los comicios recientes se mantienen sin cambios, el PRI continuará gobernando en el Estado de México y Coahuila, mientras que cederá la administración del estado de Nayarit a la alianza PAN-PRD.

(Nota de Saúl Hernández para El Sol de México)

Redacción Voces del Periodista

Redacción Voces del Periodista


Artículos relacionados

Asalto a microbús en Avenida Tláhuac causa un muerto

CIUDAD DE MÉXICO, 31 de julio de 2017.- La mañana de este lunes ocurrió un asalto a un microbús que

La Casa Blanca guarda silencio por posibles grabaciones de pláticas entre Trump y Comey

La Casa Blanca rehusó confirmar o negar la posibilidad de que el presidente Donald Trump grabe sus conversaciones privadas, frente

SEP evalúa interponer demanda contra maestros aviadores

MÉXICO, 18 de julio de 2017.- Luego de que la Secretaría de Educación Pública (SEP) diera a conocer los resultados

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*