Espacios del Club de Periodistas

Juan Gelman “poeta del dolor y del destierro”

Juan Gelman “poeta del dolor y del destierro”

JUAN GELMAN

Durante la presentación del libro “Amaramara”, los escritores Evodio Escalante y Jorge Boccanera, junto con el editor José Ángel Leyva, evocaron la vida y obra de quien es considerado uno de los autores más destacados de habla hispana, a un mes de cumplirse un año de su muerte.

Como un hombre que hizo de su vida un acto poético, una acción amorosa, un poeta del dolor y del destierro, así recordaron amigos y colegas al escritor argentino Juan Gelman (1930-1914), esta noche en la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara.

Con la presencia de su viuda, Mara La Madrid, se presentó este poemario que dedicó a quien fuera su compañera de vida, pero que también tiene que ver con el amor a la humanidad, a la vida, al otro.

Al tomar la palabra, el editor José Ángel Leyva detalló cómo fue que se concibió esta publicación integrada por cerca de 30 poemas del vate, los cuales dialogan con 23 cuadros del pintor Arturo Rivera.

Recordó que el poeta dejó revisado el libro en sus correcciones de puño y letra, y agregó que estuvo de acuerdo con el diseño, el formato, prólogo, no así la contraportada, misma que cambió por una imagen conmovedora en la que “él y Mara parecen danzar en una atmósfera otoñal luminosa”.

Leyva dijo que el tono de la mayoría de los poemas, “responde a la poética gelmaniana, al gelmaneo, a la sintaxis abrupta y a la vez armoniosa que él lograba acomodar a su respiración, a su lectura en voz alta. Voz grave y dulce, de bandoneón”.

“La poesía de Juan Gelman es en esencia, una poesía amorosa, no en el sentido convencional encorado del término, sino en el sentido de la pasión, de la piedad, de la capacidad de conmoverse ante el otro, nosotros”, apuntó.

Destacó que el poemario es también un diálogo con sus seres queridos, con el individuo, con el ser humano.

“Mara su mujer, su compañera, su familia, su México y Argentina, pero sobre todo su vida madura, es aquí la memoria, el hallazgo y la resolución, el día a día del ajuste de cuentas, de la ira, de la justicia del vacío.

“Ser amigo de Juan significaba una responsabilidad y una tarea, porque él, lo elegía a uno y uno no ignoraba el significado de ese vínculo, era parte de su endemoniada congruencia y claridad de hombre complejo”, expresó el editor.

Añadió que la selección de poemas está destinada a mostrar que el amor no es un camino de cantidad, sino de rebelión, de entrega total a las causas que parecen derrotas.

Por su parte, Evodio Escalante celebró la aparición del texto y calificó la poesía de Gelman como difícil de abordar, “en parte por la misma complejidad de la obra”.

Indicó que en la obra de Gelman “se halla la poesía crítica, la poesía testimonio, la de protesta, la amorosa, los alteronimos, que son traducciones de algún poeta en otra lengua, pero que le permiten al autor intentar un nuevo registro”.

Destacó que uno de los problemas de la poesía del vate argentino radica en que se mueve en una tensión casi infinita”.

“La poesía como en la música, la nota nunca viene sola, sino que existe una serie de armónicos o de resonancias que se asocian a esa nota principal, pero solo esos extras, son los que le dan la característica más seductora a ese sonido.

 


Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*