El Estado Islámico decapita a cuatro futbolistas en Siria, acusados de espionaje

El Estado Islámico decapita a cuatro futbolistas en Siria, acusados de espionaje
El mundo del fútbol se ha convertido en uno de los objetivos más buscados por el terrorismo islámico, debido a la gran cantidad de aficionados que este deporte tiene en todo el mundo. Poco después de que algunos líderes religiosos del Estado Islámico declararán a ese deporte como “anti-islámico”, el grupo terrorista ha decapitado a cuatro futbolistas de Al-Shabab, tras acusarlos de espionaje para los kurdos.
La ejecución ha tenido lugar en calles de la ciudad siria de Raqqa, una población bañada por el Éufrates, ante la mirada de un nutrido grupo de ciudadanos, incluidos algunos niños.
La identidad de las víctimas ha sido develada por el grupo Raqqa is Being Slaughtered Silently (Raqqa está siendo masacrada silenciosamente), que se dedica a denunciar los crímenes de Bashar el Assad y del grupo Estado Islámico.
Este grupo de activistas contra la violencia también ha hecho públicas algunas fotos muy explícitas de lo ocurrido.
Los futbolistas decapitados responden al nombre de Osama Abu Kuwait, Ihsan Al Shuwaikh, Nehad Al Hussen y Ahmed Ahawakh.
 
(Nota de Diario Clarín)
Redacción Voces del Periodista

Redacción Voces del Periodista


Artículos relacionados

Rania Anderson, experta internacional en economía y empoderamiento de las mujeres ofrecerá conferencia en PAPALOTE MUSEO DEL NIÑO

Martes 16 de mayo, a las 8:30 horas Sala de Usos Múltiples. Entrada libre, con cupo limitado y registro previo






Botero presenta su más grande retrospectiva en Roma

El artista colombiano Fernando Botero presentó este viernes la más grande antología sobre su obra realizada hasta ahora en la






Fuerzas de seguridad gubernamentales y pobladores se enfrentan en San Miguel Totolapan

Elementos del Ejército Mexicano y el equipo anti-motines de la Fuerza Estatal lograron desactivar el bloqueo, que la Autodefensa Movimiento






Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*