Espacios del Club de Periodistas

Mexicano sobrevive tras 14 meses de naufragio en el Océano Pacífico

Mexicano sobrevive tras 14 meses de naufragio en el Océano Pacífico

Naufrago1

Asegura que sobrevivió gracias a la sangre de tortuga que bebía y se alimentaba de pájaros.

 

Naugrago3El hombre, de orígen mexicano José Salvador Albaniaga fue encontrado por los lugareños vestido sólo con su ropa interior en un bote pequeño de en las Islas Marshall a 620 kilómetros al norte de las Islas Salomón.

Según las declaraciones del náufrago su nombre es José Salvador Albarengo, y es originario de El Salvador, aunque ha vivido por lo menos 15 años en México antes de comenzar su viaje. No se sabe la edad que tiene, porque se encuentra desorientado y lo ha olvidado, pero se le calcula entre 36 y 38 años. También ha olvidado el nombre de la aldea donde vive su familia. También afirmó ser camaronero y pescador de tiburones.

Tras haber zarpado desde México a fines de 2012 junto a un compañero desaparecido en el mar, en un pequeña embarcación de fibra de vidrio, de unos 7,3 metros de eslora, cuyos motores se quedaron sin hélices.

Un enfermero tuvo que ayudar al hombre, quien inicialmente había sido identificado sólo como José Iván, para desembarcar por la pasarela de una patrulla de la policía marítima tras un viaje que duró 22 horas desde el remoto arrecife coralino de Ebon, al que llegó el jueves de la semana pasada.

Alrededor de 1000 espectadores se acercaron al muelle donde atracó la lancha patrullera para ver de cerca al náufrago, pelilargo y barbudo con una lata de Coca-Cola en una mano, quien les sonrió y los saludó brevemente antes de ser llevado directamente al hospital de Majuro.

EL RESCATE

Cuando llegó al pequeño arrecife, al sur del grupo de islas, días atrás, fue avistado por dos lugareños quienes lo rescataron. Entonces se veía por completo desorientado, y apenas vestía un calzoncillo hecho jirones.

Naufrago4Al no hablar inglés, la lengua local, el naufrago latinoamericano se comunicó mediante dibujos y gestos con la alcaldesa del lugar, explicando como mejor pudo que sobrevivió comiendo tortugas, aves y peces que atrapaba con sus manos, y que bebía la sangre de tortugas cuando no llovía.

Estaba con otro pescador adolescente en la embarcación cuando naufragaron el 21 de diciembre de 2012, y no lograron llamar la atención de otras embarcaciones.

El adolescente murió aproximadamente cuatro semanas después de que su barco de 24 pies de fibra de vidrio se quedara sin motor.

Entre México y las Marshall, en Micronesia, un poco al norte del ecuador terrestre, hay más de 12.500 kilómetros de distancia. En toda esa extensión del Océano Pacífico prácticamente no existen islas.

 

(Con información de Mirror News y La Nación)



Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*