Persiste incendio forestal en Canadá y evacúan instalaciones petroleras cercanas

Persiste incendio forestal en Canadá y evacúan instalaciones petroleras cercanas
A pesar de los esfuerzos por controlar y apagar el incendio forestal que afecta en la zona norte de Alberta, Canadá, el fuego sigue extendiéndose hacia el noreste y el denso humo dificulta las labores de los bomberos.
La gobernadora de Alberta, Rachel Notley, presentó este martes un reporte actualizado de la situación que se registra en la localidad de Fort McMurray, donde 355 mil hectáreas ya fueron consumidas por el intenso incendio forestal que comenzó hace dos semanas.
El lunes, fueron evacuados ocho mil trabajadores de plantas petroleras cercanas a la zona. La producción petrolera de empresas como Suncor y Syncrude se ha paralizado en la zona, mientras que las pérdidas a esta industria se calculan en mil millones de dólares.
“La presencia de fuerte humo y el comportamiento impredecible del incendio ha provocado que por momentos retiremos a los bomberos de la zona por la peligrosidad”, dijo el oficial Travis Fairweather, uno de los coordinadores de los trabajos de emergencia.
El incendio en Fort McMurray se extendió a localidades como Anzac o Backsand Lodge, debido a las condiciones climáticas que lo han favorecido.
La zona registra temperaturas de entre 22 y 27 grados centígrados y vientos de 13 kilómetros por hora, lo cual dificulta los esfuerzos del equipo de más de 500 bomberos por controlar el fuego.
Entre el lunes y este martes se han registrado dos explosiones en zonas residenciales. La noche del lunes se registró una explosión en una zona residencial de Fort McMurray llamada Dickinsfield, que dañó siete casas.
Otra explosión se registró en Thickwood, que afectó otro conjunto de casas.
Las autoridades investigan las causas de estas explosiones y su relación con los incendios.
La gobernadora de Alberta dijo que la prioridad es resguardar la seguridad de los residentes de Fort McMurray por lo que aún no se da “luz verde” para su regreso, sobre todo por la mala condición del aire en la zona.
Agregó que ya se han restablecido los servicios de gas y electricidad en la zona afectada, pero insistió que el retorno de las personas desalojadas no será pronto.
 
Evacúan centros petroleros de Alberta
La industria petrolera de Canadá entró en alerta tras la evacuación obligatoria de ocho mil de sus trabajadores ante el avance a sus campos del incendio forestal que amenezaba a Fort McMurray.
La zona evacuada es una franja de unos 50 kilómetros desde el norte de Fort McMurray al sur, e incluye las instalaciones de Syncrude y Suncor y otras empresas de menor tamaño, informó The Canadian Press.
Para la noche del lunes la situación era de calma en Fort McMurray, aseveró Scott Long de los servicios de emergencia de Alberta, donde casi tres mil kilómetros cuadrados han ardido por el fuego que inició a principios de este mayo.
Pero ahora la emergencia se ubica en la cercanía de la infraestructura de las instalaciones de gas y petróleo, añadió.
Precisó que la orden fue motivada por lo impredecible del avance del incendio y el hecho de que los campos donde se ordenó el desalojo pudieran quedar aislados si los caminos de acceso fueran afectados, citó Edmonton Journal.
La noche del lunes el incendio se encontraba entre 15 a 20 kilómetros de las instalaciones petroleras, con un avance de 30 a 40 metros por minuto.
Suncor, que produce petróleo proveniente de arenas de aceite, informó casi a la media noche de este lunes que la evacuación dirigía a los trabajadores hacia el norte, y había comenzado un paro de actividades ordenado.
Precisó que las operaciones aéreas a sus plantas de MacKay River y Base Plant estaban pospuestas, aunque las salidas se realizarían como estaba previsto.
De acuerdo a la prensa canadiense, los fuertes vientos han alimentado la expansión del fuego mientras que las condiciones de falta de humedad en el ambiente persisten.
Los ocho mil trabajadores desalojados se sumaron a los más de 80 mil habitantes de Fort McMurray que fueron desalojados de sus casas desde hace tres semanas luego de que las llamas llegaron a la población el pasado martes 3.
Aunque unas dos mil 400 construcciones quedaron destruidas, la infraestructura principal -el hospital, la planta de tratamiento de agua y el aeropuerto- siguen intactos.
La semana pasada estimaciones de Goldman Sachs indicaban que la pérdida de producción por las medidas preventivas en las primeras semanas del incendio sumaba 14 millones de barriles.
Una estimación somera señaló que en términos económicos se hablaba de 450 millones de dólares en pérdidas, citó The Globe and Mail.
Redacción Voces del Periodista

Redacción Voces del Periodista


Artículos relacionados

Rusia y Siria confirman bombardeo de F-16 belgas cerca de Alepo

Datos de los radares del Ejército ruso y sirio confirmaron que los aviones F-16 de la Fuerza Aérea belga llevaron

Profesores universitarios españoles se suman a boicot contra Israel

Profesores de la Universidad de León se sumaron al boicot académico contra Israel que hoy aglutina más de 1.200 docentes

Helicóptero estadounidense cae en Japón

Un helicóptero militar estadounidense cayó frente a la isla de Okinawa, en el sur de Japón, el miércoles, y siete

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*