Unas 100 mil personas roban agua mediante tomas clandestinas en la CDMX

Unas 100 mil personas roban agua mediante tomas clandestinas en la CDMX
En la capital del país unas 100 mil personas roban agua a través de tomas clandestinas y sólo 20 mil son detectadas al año, advirtió el director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex), Ramón Aguirre.
En entrevista con Crónica el funcionario dijo que en la ciudad al menos un 5 por ciento de los dos millones de usuarios registrados, sustrae el agua de manera ilegal, pero sólo el 1 por ciento es detectado anualmente a través de un equipo de monitoreo. En términos prácticos sería hallar una toma que no está registrada ante el Sistema a la semana.
Ramón Aguirre explicó que las autoridades locales han detectado dos tipos de usuarios que utilizan el agua sin pagarla: los que tienen una toma clandestina, generalmente en colonias populares en zonas retiradas de la Ciudad de México, y los que hacen conexiones para tener una segunda toma irregular.
“En los primeros casos se tendrían que dar concesiones para que la gente se regularice. Seguramente más adelante se plantearán algunos esquemas para que la gente ya se normalice”, explicó.
Sin embargo, advirtió, en el segundo caso, las tomas irregulares han sido detectadas en casas y hasta en hoteles de lujo, viviendas grandes y restaurantes.
“Esta segunda toma, cuando se les llega a detectar, pues se les tiene que cobrar el agua que consumieron y estarían sujetos a sanciones más severas”, adelantó.
Aguirre dijo que al menos 5 por ciento de los usuarios, equivalentes a unas 100 mil personas, roban el agua en la capital mexicana.
El director del Sistema de Aguas explicó que estos usuarios han sido detectados a través de un monitoreo y la actualización de padrones de usuarios.
“Cuando nosotros vemos una vivienda que no está registrada como un usuario nuestro, pues es evidente que está con alguna toma clandestina. También se hace un cruces de datos entre la gente que tiene el consumo normal y gente que de repente se baja mucho su consumo y la única explicación razonable es que tiene una toma clandestina”, precisó.
Este trabajo lo realiza el área de Atención de Usuarios del Sistema de Aguas, dijo.
Aguirre comentó que el Sistema de Aguas propone continuamente a los diputados endurecer las sanciones para evitar que este fenómeno se desborde con el tiempo.
“De repente pueden decir [los diputados] ‘no estamos de acuerdo en eso, porque pobre gente’. Aquí no hay pobre gente. Aquí es gente que se está robando el agua y está afectando a los que no tienen agua, porque en la medida en que no hay control del consumo y hay tomas clandestinas, no se está cuidando el agua y ese, evita que el agua llegue a otras zonas”, precisó.
La semana pasada Crónica publicó las nuevas sanciones establecidas en el Código Fiscal del Distrito Federal para que los capitalinos que dañen las tuberías de agua potable paguen por los daños. Las multas comenzarán a aplicarse a partir del 1 de enero.
Una de ellas, por ejemplo, está en la Fracción III del Artículo 480 y consiste en sancionar con 4 mil 995 o hasta 14 mil 887 pesos a las personas que utilicen tubos o mangueras para sacar agua de las tuberías de distribución.
No sólo eso. También deberán pagar por la reparación del desperfecto causado, mismo que tendrá un carácter de crédito fiscal. 
“En el caso de aguas de uso mixto, si el consumo de agua del bimestre en que fue detectada la colocación del mecanismo succionador fuera menor o igual a 70 metros cúbicos, se aplicará la multa correspondiente a la de tomas de uso doméstico, y si el consumo resultara mayor a dicho volumen, se le aplicará la multa correspondiente a la de tomas de uso no doméstico”, se lee en el artículo.
Para aquellos usuarios que se reconecten al servicio y éste sea restringido o esté suspendido, ya sea en una vivienda o en la vía pública, que retire el engomado, rompa el seño o abra la válvula del lugar donde se ejecutó la restricción o suspensión, se aplicará una multa de 4 mil 974 pesos a 230 mil 162 pesos. Esto se estableció en la Fracción X del artículo 480 del Código Fiscal.
Para aquellos usuarios que practiquen, encubran o consientan que se realicen instalaciones o modificaciones de tomas para el abastecimiento de agua potable o agua residual tratada, la multa irá de los 49 mil 228 a los 968 mil 815 pesos.
Las sanciones se aplican, incluso, a aquellos que no avisan a las autoridades por descomposturas del medidor de agua. Las sanciones van desde los 592 a los mil 36 pesos.
Todas estas sanciones fueron aprobadas por el Pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) hace una semana, como parte del paquete presupuestal para el Ejercicio Fiscal 2017 en la Ciudad de México.
“Lo que se busca es que la gente respete el agua y que la use con cuidado, porque tener una segunda toma implica que hay un abuso en el consumo y, por lo tanto, afecta a la gente que no le llega”, sentenció Aguirre.
(Nota de Ruth Barrios Fuentes para La Crónica)
Redacción Voces del Periodista

Redacción Voces del Periodista


Artículos relacionados

INICIÓ COMPARECENCIA DEL TITULAR DE RELACIONES EXTERIORES EN EL SENADO

México, 15 Oct. (Notimex).- El secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade inició su comparecencia ante el pleno del Senado

MANCERA ESPINOSA SUBRAYA QUE NO SE INVENTARÁN CULPABLES EN CASO HEAVEN

México, 15 Jul. (Notimex).- El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, expuso que “no se debe y

En Día de Reyes, se incendia fábrica de juguetes en Tlalpan

Movilización de emergencia se registró debido al incendio de una fábrica de juguetes en calles de la delegación Tlalpan. 700

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*