Espacios del Club de Periodistas

En este mes de la Patria: una visita a nuestro himno

En este mes de la Patria: una visita a nuestro himno
Por Héctor Chavarría
 
 
“Volemos al combate a la venganza
Y el que niegue su pecho a la esperanza
Hunda en el polvo la cobarde frente”.
 
(Primera estrofa del Himno Nacional Mexicano original).
 
 
 
 
El 12 de noviembre de 1853, el gobierno de Antonio López de Santa Ana convocó a un concurso para escoger un himno a la Patria Mexicana; en este mes de septiembre nos gustaría volver a recordarlo y enseñarlo para quienes no lo conozcan, para que en este México todos sepamos que nuestro canto patrio es guerrero, en especial para recordárselo a EPN, a ver si así entiende cómo eran los mexicanos de antes… y debieran ser los de ahora, empezando por él.
 
En la primera fase fue compuesta la letra, y el ganador no obtuvo premio alguno por su trabajo. Hubo 25 participantes y los ganadores al final fueron un par de hombres, música y letra respectivamente: Francisco González Bocanegra con la música (se dice, como uno más de los mitos sobre el himno, que la música fue compuesta originalmente para circo) y Jaime Nunó Roca con la letra. Se dice también que la novia del joven poeta lo encerró con engaños para que escribiera lo que sería el canto patrio, una letra bastante extensa por cierto. Nunó tuvo varios cargos oficiales luego de aquello y falleció siendo aún muy joven.
 
El creador de la música, González Bocanegra, a diferencia de Nunó, alcanzó una edad avanzada y cuando radicaba en los Estados Unidos fue invitado por el presidente Díaz para ser homenajeado en México. Falleció en su suelo patrio, aunque tuvo la oportunidad de ver cumplidos los primeros 50 años del Himno Nacional Mexicano en 1904.
 
Finalmente juntos
Como dato curioso, letra y música se dice que fueron registradas en los Estados Unidos, pues al parecer así lo decidieron los autores para evitar robos intelectuales, lo cual resultó ser una paradoja pues el que sería el Himno Nacional de los Estados Unidos Mexicanos estaría “protegido” por las leyes de USA.
En todo caso, ya que por lo menos uno de los ganadores del nunca pagado concurso vivió y murió en los Estados Unidos, tal posibilidad nada tiene de extraña.
El Himno Nacional Mexicano fue cantado por primera vez la noche del 16 de septiembre de 1854 en el Teatro Nacional de la Ciudad de México.
La versión actual es mucho más pequeña que el original, pues se le suprimieron las menciones a Iturbide y a Santa Anna (y algunas estrofas que parecían “agresivas”); sin embargo “la alteza serenísima” a fin de cuentas fue quien lo encargó y dispuso el premio para los ganadores, posiblemente por las alabanzas a su persona por parte de Nunó, quien, como se ha dicho, jamás recibió un solo centavo por su trabajo.
Una versión más o menos completa puede oírse en MVS radio a las doce de la noche; claro, falta la primera estrofa y no están las repeticiones de “mexicanos”.
Años después de su muerte los restos de ambos compositores fueron trasladados a la Rotonda de las Personas Ilustres, en el cementerio civil de la CDMX, donde se encuentran en la actualidad.
 
A continuación, la letra completa del himno, tal y como fue escrita en el siglo XIX, sin censura a sus estrofas. Nomás imagine la música o vaya al ritmo:
 
 
HIMNO NACIONAL MEXICANO
(VERSIÓN ORIGINAL)
 
Volemos al combate a la venganza
Y el que niegue su pecho a la esperanza
Hunda en el polvo la cobarde frente.
(Primera estrofa, suprimida por “agresiva”)
 
Mexicanos al grito de guerra
El acero aprestad y el bridón
Y retiemble en sus centros la tierra
Al sonoro rugir del cañón.
 
(ESTE CORO, luego de cada estrofa)
 
*
Ciña ¡oh Patria! Tus sienes de oliva
De la paz el arcángel divino
Que en el cielo tu eterno destino
Por el dedo de Dios se escribió
Más si osare un extraño enemigo
Profanar con su planta tu suelo
Piensa ¡oh Patria querida! Que el cielo
Un soldado en cada hijo te dio.
CORO
En sangrientos combates los viste
Por tu amor palpitando sus senos
Arrostrar la metralla serenos
Y la gloria o la muerte buscar
Si el recuerdo de antiguas hazañas
De tus hijos inflama la mente
Los laureles del triunfo tu frente
Volverán inmortales a ornar
CORO
Como al golpe de rayo la encina
Se derrumba hasta el hondo torrente
La discordia vencida impotente
A los pies del arcángel cayó
Ya no más de tus hijos la sangre
Se derrame en contienda de hermanos
Sólo encuentra el acero en sus manos
Quien tú nombre sagrado insultó.
CORO
Del guerrero inmortal de Zempoala
Te defiende la espada terrible
Y sostiene su brazo invencible
Tu sagrado pendón tricolor
Él será del feliz mexicano
En la paz y en la guerra el caudillo
Porque él supo sus armas de brillo
Circundar en los campos de honor.
 
(Estrofa para Santa Anna, suprimida)
 
CORO
 
¡Guerra, guerra sin tregua al que intente
De la Patria manchar los blasones!
¡Guerra, guerra! En el monte, en el valle
Los cañones horrísonos truenen
Y los ecos sonoros resuenen
Con las voces ¡Unión, Libertad!
 
CORO
 
Antes Patria que inermes tus hijos
Bajo el yugo su cuello dobleguen
Tus campiñas con sangre se rieguen
Sobre sangre se estampe su pie
Y sus templos, palacios y torres
Se derrumben con hórrido estruendo
Y sus ruinas existan diciendo
De mil héroes la Patria aquí fue.
 
CORO
 
Si a la lid contra hueste enemiga
Nos convoca la trompa guerrera
De Iturbide la sacra bandera
¡Mexicanos valientes seguid!
Y a los fieros bridones les sirvan
Las vencidas enseñas de alfombra
Los laureles del triunfo den sombra
A la frente del bravo adalid.
 
(Estrofa dedicada a Iturbide, suprimida).
 
CORO
 
Vuelva altivo a los patrios hogares
El guerrero a cantar su victoria
Ostentando las palmas de gloria
Que supiera en la lid conquistar.
Tornáranse sus lauros sangrientos
En guirnaldas de mirtos y rosas
Que el amor de hijos y esposas
También sabe a los bravos premiar.
 
CORO
 
Y el que al golpe de ruda metralla
De la Patria en las aras sucumba
Obtendrá en recompensa una tumba
Donde brille de gloria la luz
Y de Iguala la enseña querida
A su espada sangrienta enlazada
De laurel inmortal coronada
Formaran en su losa la cruz.
 
CORO
 
¡Patria! ¡Patria! tus hijos te juran
Exhalar en tus aras su aliento
Si el clarín con su bélico acento
Los convoca a lidiar con valor
¡Para ti las guirnaldas de oliva
Un recuerdo para ellos de gloria!
¡Un laurel para ti de victoria
Un sepulcro para ellos de honor!
 
CORO (final)
 
Ignorar esta versión original (conocida por escasas personas) parece ser cosa de los rencores históricos y políticos.
Algunas versiones más completas que la cantada habitualmente pueden ser escuchadas en cierres y aperturas de canales de TV, pues en todos ellos el himno debe escucharse por ley; aunque no se especifica qué versión, por supuesto la primera estrofa y las alabanzas a Iturbide y Santa Ana, sólo se encuentran en la versión original, las cuales nunca se cantan.
 
En todo caso, sería necesario que los mexicanos actuales conozcan la verdadera naturaleza guerrera del Canto Patrio y sería lindo escucharlo en estas fechas…
Redacción Voces del Periodista

Redacción Voces del Periodista


Artículos relacionados

Se dispara la inflación: llega a 6.30% en primera quincena de junio

CIUDAD DE MÉXICO.- La inflación alcanzó su nivel más alto desde que tuvo ese comportamiento en los primeros días del

Explotan a niños que venden dulces en carretillas

A plena luz del día, sin ocultarlo, niños provenientes de Puebla, Oaxaca y Chiapas son explotados laboralmente; son víctimas de

Rusia tiene cada vez más reservas de hidrocarburos: Putin

MOSCÚ, Rusia (Sputnik), 21 de julio de 2016.- Las reservas de petróleo, gas y carbón en Rusia no se agotarán

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*