Se presentó el número 13 de la revista ‘Criminogénesis’ en el Club de Periodistas de México

Se presentó el número 13 de la revista ‘Criminogénesis’ en el Club de Periodistas de México
Por Martín Carlos Estrada
 
Con los mejores parabienes de que se publiquen más ediciones, y en medio de una ambiente de camaradería y agradable charla entre amigos y profesionales del derecho, se presentó al público el número 13 de la revista ‘Criminogénesis’, proyecto editorial que aborda de manera especializada temas de criminología y derecho penal.
Una edición que en realidad correspondería al número 14, ya que, como atinadamente mencionó una de las ponentes, la maestra Griselda Amuchategui, habría que contar el número 0 que también vio la luz y que está en la mente de quienes han seguido de cerca las ediciones de esta magnífica revista. El lugar de presentación fue la sala Renato Leduc del Club de Periodistas de México, recinto que aloja las más diversas formas de pensamiento y que, como atinadamente señalase la Subdirectora General del Club, Celeste Sáenz de Miera, es un “templo de la libertad”.
Cuando tocó su turno, la señora Celeste dio la bienvenida a “una manera de comunicar muy profesional, pero que no solamente es un mensaje para quienes son especialistas, sino que en esta casa que es templo de la libertad del Club de Periodistas de México se puede tener un elemento maravilloso como lo es ‘Criminogénesis’ para que se pueda tener consulta y para quienes no seamos doctos, claro que con una guía de un abogado, podamos consultar temas que son de suma relevancia. Entonces aquí se ha desplegado un lienzo importantísimo de lo que es la realidad del país. Se han tocado cuestiones muy específicas, pero no se soslaya la parte humana”.
En la mesa que presidió la presentación, estuvieron el doctor Luis Escobar Aubert, la maestra Griselda Amuchategui Requena, la doctora Mireille Rocatti, el doctor Alejandro Carlos Espinosa, editor de ‘Criminogénesis’ y quien atinadamente condujo la mesa de ponentes; la anfitriona Celeste Sáenz de Miera, la doctora Ruth Villanueva Castilleja y la doctora Guadalupe Gómez Mont.
Quien primero tomó la palabra fue la doctora por la UNAM, Mireille Rocatti, misma que reseñó el contenido de la reciente edición de ‘Criminogénesis’, desgranando y abordando facetas de los temas y sus autores. Señaló que “desde 2008 se introdujo una reforma constitucional que es la presunción de inocencia y el arraigo; abandonamos el sistema inquisitorial y adoptamos el adversarial y la oralidad, pero en la misma reforma constitucionalizamos una serie de medidas propias del derecho penal del enemigo, creando un régimen de excepcionalidad para los enemigos del Estado”.
“Al respecto sigo sosteniendo desde entonces que debemos expulsar del derecho constitucional el arraigo. Posteriormente a esa reforma se estableció un plazo de ocho años, que se cumplieron en este año, la entrada en vigor de la reforma y posteriormente se realizó en 2011 la reforma en materia de derechos humanos. Esta reforma es un parteaguas en la protección de los derechos de los mexicanos. En este contexto se enmarca el contenido de este volumen de ‘Criminogénesis’”, señaló.
En su mención de los temas, reseñó uno de los que fueron más comentados y que es el que escribió el licenciado Carlos Eduardo Arocha Pérez, llamado “Odorología criminalística”. En él se alude, entre otras cosas, a que cada uno de nosotros poseemos un olor característico, “compuesto por productos de la fermentación de la grasa de la piel, ácidos grasos volátiles de bajo peso molecular, aminoácidos y otras sustancias de excreción y secreción que intervienen en el metabolismo, así como olores provenientes de la alimentación, perfumes, cosméticos, vicios como el tabaco, café, alcohol y drogas, medicamentos y olores provenientes del medioambiente donde se vive y trabaja”.
El turno posterior fue de Griselda Amuchategui, madrina académica del director de ‘Criminogénesis’, quien refirió algunas efemérides con motivo del día 18 de agosto en que se hacía la presentación y que “tienen que ver con dos aspectos de los que trata la revista”: el placer de escribir y abarcar el tema de los derechos humanos.
“Un día como hoy, pero de 1792, se publicó la primera edición de la Gramática de la Lengua Española; este es un detalle muy hermoso para mí. Y también un día como hoy, pero de 1941, Adolfo Hitler ordenó la eutanasia de todos los enfermos mentales”.
Indicó que lo importante de una revista como ‘Criminogénesis’ es que aborde temas nuevos, recientes, frescos e interesantes. No es como otros libros que aunque tenga temas buenos ya están un poco atrasados. La revista está al día.
También señaló artículos que “le movieron el tapete”, como el de la Odorología criminalística y el de “La nueva depredadora: la mujer que acecha, ataca, mata, hostiga y acosa”, escrito por la doctora Guadalupe Gómez Mont, en el cual menciona el famoso caso de la popularmente conocida como “mataviejitas”, Juana Barrazas, quien en sentido estricto es una geronticida, ya que así es técnicamente el nombre correcto de quien mata a personas de la tercera edad.
Guadalupe Gómez Mont habló en su momento y recordó cuando de niña acompañaba a su padre a ver al que es considerado el padre de la criminalística en México, el célebre Alfonso Quiroz Cuarón, y eso inoculó en ella la pasión por los temas de esa materia por demás interesante.
Propuso un acercamiento a la conducta antisocial y tratar de entender esa conducta, sea delito o no, desde todas sus facetas. Se habla de la tendencia pasiva de la mujer y por otro lado de la conducta súper agresiva del hombre, siendo que las cosas no son así; “yo no creo en esas posturas. El ser humano nace con la capacidad de ser agresivo o de ser violento”, pero ello se deriva de un instinto de supervivencia, porque “gracias a esa condición el hombre ha logrado tener el poder y mantenerse como un ser superior de entre todos los seres vivos; es el único ser vivo que se explica a sí mismo, que sabe que existe, que razona su origen”.
“Pero el ser humano es complejo en sus conductas. No he encontrado a una persona que sea cien por ciento buena o cien por ciento mala o perversa, excepto un pequeño grupo de personas que son llamadas psicópatas, por sus características especiales y no logran generar empatía, pero es un trastorno de la personalidad y no es una enfermedad mental”.
 
En su momento también hablaron los doctores Ruth Villanueva Castilleja, el doctor Luis Escobar Aubert y, por supuesto, el doctor Alejandro Carlos Espinosa, a quien felicitaron por llevar adelante tan interesante proyecto editorial y desearon que este se prolongue por muchos años en el ámbito de la abogacía, la criminología y el derecho penal.
Redacción Voces del Periodista

Redacción Voces del Periodista


Artículos relacionados

Santa Rita se pone viciosa y nos hace el milagrito de presentar su evangelio, en El vicio

Esta semana también: Las dinosaurias también roban, con Las reinas chulas; Separadas, con Jessica Torrijos; Soltera pero no sola, con






Bajan los índices económicos de EU por investigación del caso Trump-FBI

El índice S&P 500 sufrió este miércoles su peor caída porcentual diaria desde septiembre, por las menores esperanzas de recortes






Los Eagles denuncian a hotel mexicano por decir que se relaciona con su famosa canción

Los Ángeles.- El grupo estadounidense Eagles denunció a un establecimiento mexicano por aprovecharse del nombre “Hotel California“, el título de su






Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*