Espacios del Club de Periodistas

Así manipulan, partidos y candidatos

Expedientes del Poder

Por Jorge Santa Cruz (*)

Es urgente que los mexicanos dejemos de decidir con base en los sentidos y las emociones y lo hagamos, en cambio, con la razón.

La propaganda electoral de partidos y candidatos es demasiado simple, pero eficaz para sus propósitos de mantener en el poder a los peores. ¿Cuáles son los ejes temáticos de esa burda estrategia proselitista? Los siguientes:

1. Expresiones halagadoras dirigidas a los potenciales votantes. En la adulación, sin embargo, se encubren promesas imposibles de cumplir.
2. Cada vez más, rostros atractivos de candidatas y candidatos. Se trata de personas que caben dentro de los estereotipos impuestos por los medios de comunicación del sistema opresor vigente.
3. El secuestro de los colores. En ellos, ocultan sus inconsistencias ideológicas o -de plano- las traiciones a sus plataformas. Nos exhortan a volvernos “naranjas” o “turquesas”, por citar dos casos concretos.
4. Tonadas insulsas -basadas en sílabas cortas, de fácil recordación, pero carentes de significados concretos.
5. Fotografías de rostros cándidos que esconden las verdaderas intenciones de las y los aspirantes. Se muestran ingenuos pero en su historial -hablando de Meade, por ejemplo- hay políticas económicas depredadoras, como la de los continuos e injustos aumentos a las gasolinas.
6. Acumulación de cifras que intentan convencer de que se trabaja por el bienestar de la población.
7. El tradicional soborno, mediante la entrega de dinero electrónico, ropa, materiales de construcción, enseres para el hogar, etc.
8. El engalo descarado. El Partido Verde Ecologista de México, por citar un caso, dice que irá porque se conceda permisos a los padres y madres de familia a fin de que asistan a juntas escolares, cuando -por debajo del agua- maniobra para privatizar el agua o la biodiversidad.

Ese tipo de campañas, sin embargo, está vacío de verdaderas propuestas de nación:

a) Carece de sentido patriótico. Ve a los votantes como medios, no como fines.
b) Se basa sólo en el bienestar temporal de las personas, sin trabajar por el bienser de las mismas.

Como electores, debiéramos aplicar la metodología del pensamiento crítico, analizando los siguientes rubros de partidos y candidatos:

i) Antecedentes y resultados reales de sus gestiones anteriores.
ii) Desarrollo y congruencia política.
iii) Preparación profesional y solvencia ética.
iv) Independencia y patriotismo.
v) Proyecto de nación.
vi) Factibilidad de las promesas.
vii) Preparación y solvencia ética de su equipo de trabajo.
viii) Resultados reales de los colaboradores de las candidatos y los candidatos.

La pregunta crucial es: ¿quién merece mi voto? Quien no sólo quiera el bienestar de las personas, sino su bienser. Mexicanas y mexicanos buenos construirán un México bueno. Así de simple.

(*) Periodista mexicano. Contacto: jlsc.ua@gmail.com



Artículos relacionados

¿Quién dice que no se puede?

(Visualizar en PDF ) Voces del Director Desde Filomeno Mata 8 Por Mouris Salloum George (*) A pesar de que

Meade, estancado; AMLO, enojado y Margarita, optimista

(Visualizar en PDF ) Los grillos andan sueltos Por el Grillo Mayor. En el PRI deberían de estar cada día

¿Por qué sólo critican a Trump?

(Visualizar en PDF ) Expedientes del poder Por Jorge Santa Cruz (*) La indignación mediática contra el presidente de los

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*