2018: ¿Un loco a la presidencia de México?

El lecho de Procusto

Por Abraham García Ibarra

De la lectura de El ocaso del patriarca (Gabriel García Márquez) creemos recordar una cita referida a la madre del protagonista: Ay, hijo, de saber que serías Presidente, te habría mandado a la escuela.

Dejada la ficción de lado, de junio de 2000 recuperamos Fox al natural. (Asesores en Comunicación del Bajío/ Guanajuato, Guanajuato).

En la página tres se reproduce esta expresión de doña Mercedes Quesada de Fox: No creo que sea Presidente, no lo visualizo que llegue, no creo.

En la vida real, el matrimonio Fox-Quesada no sólo envió a Vicente a la escuela. Lo hizo a la Universidad Iberoamericana: Salió destripado.

Diagnóstico de la Sacra Rota Romana: Mínimo, narcisismo

Desde la primera campaña de Fox a la gubernatura de Guanajuato, fuentes maliciosas locales hicieron circular el presunto testimonio de un médico guanajuatense que habría tenido en su consultorio al adolescente personaje para tratarlo de algunas lesiones físicas.

Con base en el diagnóstico, recomendaría a la familia poner al paciente en manos de un sicólogo para prevenir traumas posteriores.

Durante su gestión presidencial, Fox tramitó en la Santa Sede solicitud de anulación de su primer matrimonio eclesiástico. Después de exámenes in situ, la Sacra Rota Romana le dictaminó disturbios mentales. Narcisismo, fue uno de los diagnósticos.

En ejercicio de su mandato, fue del dominio público que Fox era tratado con ansiolíticos. De Prozac, se habló por aquellos días.

En el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, fue piedra de escándalo mediático la solicitud -y la correspondiente negativa- de hacer público el estado de salud del michoacano.

Un asesino a la Presidencia (de México)

De viva voz de un facultativo especializado en siquiatría, supimos que, a petición de parte, en la década de los setenta desde Los Pinos se requirió servicios sicológicos, incluso para el propio presidente Luis Echeverría.

En la perspectiva de la sucesión presidencial de 1982, una fundación bancaria mexicana contrató servicios sicológicos para monitorear a distancia las conductas de algunos precandidatos a la sucesión de José López Portillo.

En el caso concreto del secretario de Programación y Presupuesto, Miguel de la Madrid -tenemos testimonios de ello-, el método fue seguir los biorritmos mediante imágenes y audios.

Para 1987, la escena sucesoria se cimbró con la publicación “libre” de un libelo titulado Un asesino de la Presidencia. El texto se abrió con registros hemerográficos de principios de los cincuenta, que consignaron un grave incidente infantil cuyos protagonistas fueron Raúl y Carlos Salinas de Gortari. (Conservamos un ejemplar de ese libelo.)

El mayor peligro para la salud de la República

Corte: En repetidas ocasiones, en nuestros trabajos periodísticos hemos subrayado la siguiente advertencia: No hay mayor peligro para la República, que un necio con opinión de sabio, más si ejerce un mando de Estado o de gobierno. Más adelante retomamos la fuente.

Viene a tema el asunto, porque recientemente, en sesión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, la bancada del PAN -partido que tuvo en la presidencia de la República a dos de sus abanderados- introdujo una iniciativa de ley para que los candidatos a puestos de elección popular den a conocer públicamente su estado de salud (que debiera incluir el diván del siquiatra.)

No estamos en condiciones de asegurar que se trata de un refrito o plagio, pero nos consta que en la LI Legislatura federal (1979-1982), el Partido Demócrata Mexicano (PDM/ El partido del gallito) metió una iniciativa en el mismo sentido,  que fue tomado a chunga por la bancada del PRI, que la mandó a la congeladora.

Recurrimos a nuestro habitual ejercicio memorioso: Huarte de San Juan fue un reconocido médico y filósofo español, asistente de cámara de Felipe II.

El rango sicológico del gobernante

Estamos hablando de hace más de cinco siglos. De San Juan se especializó en el estudio del comportamiento humano. De sus investigaciones resultó la obra Examen de los Ingenios para las Ciencias.

De tanta actualidad es esa preocupación, que el acreditado lingüista estadunidense Noam Chomsky tiene ensayos sobre esa temática.

La cita sobre el “peor peligro para la República…”, la retomamos de Rango Sicológico del Gobernante, del también español Policarpo Caveros Combarros. Apoya éste fuertemente su trabajo en referencias al nombrado Huarte de San Juan. (Para México, la edición corrió a cargo de la Compañía General de Publicaciones.)

No es casual que recordemos a ese sicólogo: En la introducción de su trabajo, informa que, a punto de mandarlo a prensas a principios de los cincuenta, tuvo noticias de un siquiatra austriaco que vivió las experiencias de la primera y segunda Guerras Mundiales.

De Adolfo Hitler a Donald Trump

De esas dolorosas vivencias, ese estudioso austriaco encontró la relación causa-efecto del estado mental de quienes desencadenaron la gran conflagración y su ejercicio del poder político. (Obviamente, en el estudio subyace el nombre de Adolfo Hitler, de origen austriaco.)

Lo rescatable del asunto, es que, apenas fundada la ONU, el investigador europeo le planteó a la organización la exigencia que los líderes políticos sean sometidos previamente al examen siquiátrico. (Todavía no había nacido Donald Trump.)

No vamos más lejos: Si eventualmente la ONU emitiera una resolución-recomendación al respecto, seguramente no tendría observancia en México.

Afirmamos lo anterior, porque nunca como en los dos últimos sexenios convenciones, acuerdos y otras resoluciones de la ONU en materia de Derechos Humanos han sido mandados al archivo por la Secretaría de Relaciones Exteriores, cuando no los ha denunciado como carentes de información, sesgados y tendenciosos.

De ser así, como así es, quién se toma en serio la iniciativa de ley de la bancada del PAN en la Permanente. Es cuanto.

Notas relacionadas

El “éxito” de las reformas transformadoras/span>

Amenaza latente: El mercado negro/span>

Voces Opinión Por: Mouris Salloum George

Redacción Voces del Periodista

Una obligada alerta a la República

Mouris Salloum George

1988-2018: La casa de los fantasmas

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies