Voces del Periodista Diario
Opinión Voces Opinión Voces Opinión Abraham García

8 de mayo: Duelo para unos, júbilo para otros

El lecho de Procusto

Por Abraham García Ibarra

Lo que para unos es duelo, para otros es júbilo. Duelo para los patriotas que todavía creen que tienen derecho a vivir en una República soberana. Júbilo para quienes, no siendo así, pueden administrar a su antojo sus feudos. Son los rateros.

Hoy se cumplen 265 años del natalicio del Cura de Corralejo, Miguel Hidalgo y Costilla. Para quienes no conocen el pasado y aun no conociéndolo reniegan de él, bueno es informarle que fue un cura revolucionario.

Los tecnócratas tienen alguna noción de aquel personaje porque su nombre se grita cada noche del 15 de septiembre.

Pero Hidalgo no es un nombre de calle o estado. Hidalgo fue el que el 6 de diciembre de 1810 dictó el decreto aboliendo la esclavitud.

Los matones del Santo Oficio lo condenaron a muerte acusándolo de sedición. Le colgaron los estigmas: cismático, hereje, apóstata.

Los que se llenan de júbilo en el Estado Neoliberal que ha restaurado el colonialismo interno, son los rapaces que devoran el gasto corriente del presupuesto público, tienen poder para traficar con las concesiones, los contratos, los permisos y licencias, etcétera. Los que no tienen llenadera.

Con la memoria del cura insurgente, la voraz burocracia creó una patente de corso: Le puso El año de Hidalgo/ ay de aquél que deje algo; sobre todo si se trata de fin de sexenio.

Para que el que llegue a Los Pinos no desencadene en el próximo sexenio una cacería de brujas, el priista Emilio Gamboa Patrón ha dejado cerrada la bóveda donde se empolva el Sistema Nacional Anticorrupción y  arrojado la llave al mar. Es cuanto.

VP/Opinión/EZ

Artículos relacionados

Los guardianes de la pureza democrática

Mouris Salloum George

La oscura caverna del porfirismo

Mouris Salloum George

Los educadores mexicanos del Siglo XXI

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.