Espacios del Club de Periodistas

Ángela Merkel: La otra agenda

VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George

Ángela Merkel: La otra agenda </span></p> VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George

No por sabido, ha de pasarse por alto: Desde la primera presidencia neoliberal en México, los tecnócratas acometieron todas las reformas posibles para desregular la economía nacional y poner alfombra roja a los inversionistas extranjeros.

Fue, ese, el leitmotiv de la ofensiva reformista del Pacto por México que tuvo como ejes las reformas energética y en telecomunicaciones.

El pasado fin de semana, ante sus huéspedes alemanes, el presidente Peña Nieto exhibió como carta de presentación el dato de que las garantías ofrecidas a los empresarios extranjeros han traído a México inversiones por 144 mil millones de dólares durante su administración.

Protegeremos a los inversionistas que han aportado a México”, se comprometió el Presidente en el Foro Empresarial Alemania-México.

Está ya a la vista de los analistas especializados el reporte del primer trimestre de 2017 de la Balanza de Pagos. Según este documento, en ese periodo se registraron sólo dos mil 15 millones de dólares en nuevas inversiones extranjeras; dato que no cuadra con los que con frecuencia da a conocer la Secretaría de Economía.

Con ojo clínico, algunos de esos expertos encuentran que en el nuevo manual expedido por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para documentar esos movimientos, se opacan los datos de las inversiones de mexicanos en el extranjero y sobre las volátiles inversiones extranjeras en portafolio; las del mercado bursátil. Por algo será.

¿Y el desarrollo incluyente?

Al abrirse la semana, el presidente nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos, ha expresado dos preocupaciones del sector empresarial: A pesar de algunos signos de mejoría en la economía mexicana, la inversión no fluye y la inflación se dispara.

El representante de los empleadores mexicanos, en la perspectiva de 2018, actualiza en la agenda dos compromisos pendientes desde 2012: El combate a la pobreza y el desarrollo incluyente.

Sin forzar circuito alguno, por asociación de ideas esos dos últimos puntos (las asignaturas pendientes) coinciden con otras observaciones registradas la semana pasada sobre la contracción del mercado interno y la baja del poder de compra de los mexicanos.

De lo que se colige que el discurso electoral y el del sector empresarial a cuyo cargo está la economía productiva, no tienen punto de convergencia.

¿Y los Derechos Humanos?

Volvamos a la misión alemana que encabezó la canciller Ángela Merkel. En los avances de esa visita, medios europeos destacaron que uno de los contenidos de su agenda ponía en el centro de gravedad la cuestión de los Derechos Humanos en México.

El viernes 9, la estadista alemana abrió las puertas a representantes de por lo menos seis colectivos de activistas mexicanos en sesión privada. De ese encuentro trascendió que Merkel estuvo receptiva a las denuncias de corrupción e impunidad y los ataques a la libertad de prensa, las desapariciones forzadas y la violencia desencadenada por el narcotráfico.

Sobre esta otra agenda alemana no se conoce reacción del gobierno mexicano en el entorno de la celebración del Año Dual México-Alemania.

Brindis con cerveza dual

La “nota de color” se produjo también el viernes pasado: El presidente Peña Nieto quiso ofrecer un brindis a la señora Merkel. Puso en su mano derecha un vaso con lo que, explicó, era una cerveza dual. Esto es, una mezcla de producto mexicano y alemán.

Parece que no hubo traducción del comentario de la señora Merkel a Peña Nieto sobre ese “brindis dual”: En Alemania, expresó la visitante, existe la ley sobre pureza; hay reglas muy estrictas. Tenemos uno que otro conflicto con la Unión Europea porque siempre nos quieren romper nuestras tradiciones, y la ley de la pureza la tenemos que defender una y otra vez”.

En buen  alemán, eso quiere decir no a las adulteraciones. ¿Quién por el lado mexicano cuidó del protocolo de ese evento? No se trata de una pequeña magnitud: Simple y sencillamente, en diplomacia, se cuida hasta el menor detalle. Cuando hay diplomáticos.


Artículos relacionados

Resignados a ser el patio trasero del imperio

El lecho de Procusto Por Abraham García Ibarra Crap argument (“argumentos de mierda”), son tipificados los criterios con los que

Lo que natura no da, Salamanca no lo obsequia

Voces del Director Desde Filomeno Mata 8 Por Mouris Salloum George (*) Es de suponerse, que lo que preocuparía en

No se cambia de caballo a mitad del río

El lecho de Procusto Por Abraham García Ibarra La marca de la casa pinolera: Tercer relevo en la Procuraduría General

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*