Espacios del Club de Periodistas

Desde legisladores y los juegos del hambre

  • Aprobación de leyes en lo oscurito.
  • El lodo como cortina.
  • Romper la cúpula de engaños.

Queridos amigos:

La propaganda política, surgida hace poco más de un siglo, con motivo de la Primera Guerra Mundial, ha perfeccionado sus técnicas, que no siempre son utilizadas Éticamente.

Una de esas, consiste en la distracción de la opinión pública, a fin de que no se entere de la aprobación de leyes y de la ejecución de acciones que mucho la lesionan.

Hoy en día, se privilegia la guerra de LODO electoral; en cambio, poco o nada se dice de las maniobras de diputados federales y senadores, para privatizar el agua, la biodiversidad y los bosques, así como la inminencia de reformas a la Ley Federal del Trabajo, que privarían a los trabajadores, de sus derechos más elementales.

Tal parece que somos actores reales del reparto de la obra de Suzanne Collins: “Los Juegos del hambre”, en donde se tenía el control total de los alimentos e intentar comer sin permiso era un delito; también, la cacería humana era “necesaria” y un espectáculo para infundir miedo, en donde sobrevivir era a costa de lo que fuere, sin reconocer al otro como semejante. La violencia, pues, como fórmula de control.

Todo ello lo sentimos con el terreno preparado de una “Ley de Seguridad” y dejando lista para servirse, la denominada Ley Mordaza del Dip. Pablo Elizondo García, así como la maniobra de la Diputada María del Carmen Guillén, que da la vuelta al mandato de la Suprema Corte de la Nación para que la Secretaría de Gobernación, siga controlando de manera discrecional la publicidad oficial.

Los fantasmas que preocupan a buena parte del poder formal y fáctico, son la objetividad y la verdad; incluso la denuncia pasa a un segundo término, ya que la disfrazan y enmascaran para no afectar sus intereses.

A la palabra la quieren hacer obsoleta, para que la verdad quede confinada solamente al ámbito abstracto de ciencia y filosofía y nunca de lo real y cotidiano; se trata de una imposición de caprichos pactados. Rompamos la cúpula de engaños, hagamos vigilancia ciudadana y recobrémonos con el sentido común de la solidaridad y el derecho humano a una existencia digna y feliz.



Artículos relacionados

¿Dónde andan los rusos?

(Visualizar en PDF ) Los Grillos andan sueltos Por el Grillo Mayor Palabra de INE El consejero presidente del Instituto

¿Es el oro… o el loro de Moscú?

(Visualizar en PDF ) El lecho de Procusto Por Abraham García Ibarra Tres cápsulas culturales dedicadas a los albañiles tricolores

Cuelga de cumpleaños, ¿sexto periodo del salinato?

(Visualizar en PDF ) El lecho de Procusto Por Abraham García Ibarra En viejas cantinas españolas, los bramidos del enano

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*