Espacios del Club de Periodistas

Ejército mexicano, el pueblo en armas

VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George

Ejército mexicano, el pueblo en armas </span></p> VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George

La palabra, dejó dicho don José Ortega y Gasset, es un sacramento de muy delicada administración. Tomarlo en cuenta.

Esta entrega está atrapada en una indagatoria periodística: ¿Quién fue el doctor Salvador Corrales Ayala? Del político priista Rafael, de los mismos apellidos, guanajuatense él, hay para escribir todo un tratado.

De Salvador, sólo encontramos algunas pistas en alusiones en eventos de una Universidad de la Comunicación. De lo que sigue, que una Alianza para la Educación Superior, en la que están asociadas 120 instituciones académicas privadas, instituyó la presea Salvador Corrales Ayala.

Este año, quienes deciden la asignación de tan honrosa distinción, decidieron entregársela a otro Salvador: El general secretario, nada menos que, de la Defensa Nacional, Cienfuegos Zepeda. Hoy se la prendieron en su robusto pecho.

En tan solemne y augusta ceremonia, como testigo especial estuvo el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, en representación del Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas mexicanas.

Como lo hemos acotado en otras entregas, profesamos un cívico respeto por las fuerzas armadas y en particular del Ejército mexicano.

No nos toca hacer la nota de color de tan rumboso evento. Lo que tenemos en registro esta tarde, es el mensaje del general laureado.

Hagamos una nueva revolución

Según el texto del mensaje, el general Salvador Cienfuegos Zepeda describió la actual hora como momento de cambio y convocó a una nueva revolución.

En términos periodísticos -lo cotejamos en algunos avances editoriales-, esa es la cabeza gancho. Suele ocurrir, que algunos lectores apresurados capten sólo las líneas del encabezado.

Pero ¡Cuidado! El militar para nada se refirió a armas de variado calibre que están de moda en los escenarios del territorio nacional.

El general Cienfuegos Zepeda, dijo: Hagamos una nueva Revolución, sí, pero al través de la enseñanza.

Hecha la necesaria precisión retórica, el general Cienfuegos Zepeda dio el catálogo “de armas” para tal efecto: Las de la educación, la cultura, las artes; las de la unidad nacional y la identidad nacional.

Lo que nos permite recordar el viejo discurso político de los gobernantes mexicanos que hasta hace poco han sido: El Ejército mexicano, es el pueblo mismo en armas. El pueblo no atenta contra el pueblo. Podemos dormir tranquilos.


Artículos relacionados

Córdova y Murayama: o cabrestean o se ahorcan

Desde Filomeno Mata 8 Por Mouris Salloum Va de ejercicio memorioso. En diciembre de 1970, el presidente Luis Echeverría llamó

Programando perversiones: ¿estupidización deliberada?

Voces del Periodista Por Celeste Sáenz de Miera * ¿Estupidización deliberada? * ¿Esclavitud controlada? * ¿Guarderías del pensamiento? Se han

Luto y rabia en Barcelona y el mundo

Sendero público Juan Bautista A solo unos días de la protesta pública de algunos españoles acusando de la degradación a

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*