Espacios del Club de Periodistas

Entre Michoacán y Michigan

VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George

Entre Michoacán y Michigan </span></p> VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George

Como tratando de significar el fenómeno migratorio México-Estados Unidos, algún prominente político mexicano imaginó que el nombre del estado de Michigan (USA) tendría similitudes al menos homónimas con Michoacán.

Como sea, con independencia del registro histórico de la emigración michoacana, según el más reciente censo de población, el estado de Michoacán tiene cuatro millones 580 mil habitantes.

El dato que se debe subrayar, es que el número de mujeres michoacanas es superior al de hombres, de lo que se colige que muchos de  estos varones dejaron de habitar su entidad de origen.

En contrapartida, el dato más coincidente es que en los Estados Unidos radican más de cuatro millones de michoacanos. Michoacán está en la punta de los estados mexicanos que más remesas reciben desde los Estados Unidos, lo que permite suponer que la economía del estado está subsidiada por sus transterrados.

La prioridad de Aureoles Conejo es otra

En la actual crisis de las relaciones bilaterales, cualquiera imaginaría que el gobierno de Michoacán tendría como prioridad qué hacer ante la amenaza de deportaciones masivas de michoacanos desde el vecino país.

Eso no parece quitarle el sueño al gobernador amarillo Silvano Aureoles Conejo: Su máxima aspiración es alzarse con la candidatura por el PRD a la Presidencia de México.

Hoy lo confirmó en un febril ataque al teclado en el que elaboró repetidos tuists: “Voy derecho y ni mi quito”. Derecho, a Los Pinos, obvio-

Parece evidente que Aureoles Jiménez no se ha puesto de novio solo. En medio de la descomposición intestina del PRD, la tribu de Los Chuchos, representada por la “Nueva” Izquierda, ha dado su fíat al michoacano, dinamitando las aspiraciones del tabasqueño gobernador de Morelos, Graco Ramírez.

Al menos en Michoacán, eso de la defensa de los mexicanos en los Estados Unidos es una soberana impostura; una descomunal y criminal farsa. Qué manera de matar al poeta.


Artículos relacionados

Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio

VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George Solía decir el iluminante filósofo español don José Ortega y Gasset, que se encontraba

El PRIvilegio de mandar

El lecho de Procusto Por Abraham García Ibarra Ese fue el título de una picante serie televisiva de hace poco

Urge poner freno a pretensiones de mimaximatos

Voces del Director Desde Filomeno Mata 8 Por Mouris Salloum George (*) Desde semanas previas, durante la celebración de la

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*