Espacios del Club de Periodistas

Función Pública: Ya ni la burla perdona

El Lecho de Procusto

Por Abraham García Ibarra

Como para consignarla anticipadamente entre las chanzas de El Día de los Santos Inocentes, una que nos asestó la secretaria de la Función Pública, Arely Gómez.

La dependencia responsable de cuidar las manos de los corruptos que medran en la administración, dio a conocer un boletinazo en el que da cuenta de que aplicó toda su energía punitiva contra “funcionarios” de la empresa productiva del Estado, Petróleos Mexicanos.

Se trata de ocho servidores públicos adscritos a la Terminal de Almacenamiento y Depósito de Pemex Logística, que se confabularon para, mediante el uso de dispositivos tecnológicos, alterar los medidores de carga de pipas de combustible.

En el mismo boletín se comunica que se abrió procedimiento administrativo a otros ocho empleados de otra terminal, en Chihuahua. Se imputa a los indiciados poner en riesgo la integridad física del personal, las instalaciones y el medio ambiente.

A los primeros ocho –cuyos nombres se ocultan– se les inhabilitó por un año para desempeñar cualquier empleo, cargo o comisión en el servicio público. Castigo ejemplar.

En México, “charales”; en América del Sur, “tiburones”

En el lenguaje coloquial, se podría hablar de charales. Los peces gordos que han convertido en ruinas la de por sí desvencijada estatal, pueden seguir durmiendo tranquilos.

Se nos ocurre para el caso los implicados en las indagatorias de las transas de la corporación brasileña Odebrecht, sospechosa de trasegar millones de dólares desviados al financiamiento de la campaña presidencial del PRI en 2012.

En Brasil, Venezuela y otros países latinoamericanos, los imputados han pasado al inventario de carne de presidio.

En Perú, las indagatorias sobre el mismo asunto prefiguran una crisis de Estado al exponerse al magnate presidente de la República, Pedro Pablo Kucsynskyi, a una moción suspensiva (eventual destitución) por permanente incapacidad moral, derivada de sus relaciones peligrosas con Odebrecht.

El mandatario peruano libró transitoriamente el procedimiento y proclamó con toda cachaza: … Ganó la democracia.

El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, no puede decir lo mismo. La Corte Constitucional aprobó por unanimidad sea sometido a juicio político por la Asamblea Nacional, procedimiento que espera en prisión preventiva desde el 2 de octubre.

La situación de Glas podría definirse el 2 de enero próximo en que vence el plazo constitucional de tres meses para declarar su ausencia definitiva del cargo-

Los especialistas en Derecho comparado podrán esclarecer por qué al sur del río Suchiate la justicia es pareja contra altos mandos del gobierno que delinquen, en tanto en México el rigor legal sólo alcanza a personal de quinto nivel del escalafón administrativo. Y eso es que todavía quedan 72 horas de celebración del Centenario de la Constitución de 1917. Es cuanto-



Artículos relacionados

Soberanía petrolera: El huevo de la serpiente

(Visualizar en PDF ) El lecho de Procusto Por Abraham García Ibarra Inclinado a “gobernar” por caprichos, cuando Vicente Fox

La judicialización de la política

(Visualizar en PDF ) El lecho de Procusto Por Abraham García Ibarra Cuando, prácticamente, en todo el territorio nacional se

Con iglesia hemos topado, Sancho

(Visualizar en PDF ) El lecho de Procusto Por Abraham García Ibarra Debutantes como reporteros en la Ciudad de México

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*