Espacios del Club de Periodistas

La apostasía no es crimen de lesa democracia

El lecho de Procusto

Por Abraham García Ibarra

En la feria electorera de las frustraciones y resentimientos, una cosa queda en claro: Por la clásica regla suma cero, un vencedor se queda con todas las fichas que pierde el derrotado. Éste, sin embargo, logra rescatar premios de consolación. Es cosa de quererlos o aceptarlos.

Ilustremos esa hipótesis: El combatido y combativo ex jefe nacional del PAN, Ricardo Anaya Cortés, se atrincheró en su posición de mando partidista hasta que se dio forma a Por México al frente.

Una vez consolidado ese frente, el queretano pasó a la etapa de tejer y cantar. Cuando, sobre la marcha, declinaron en su favor los panistas aspirantes a la candidatura presidencial azul, Ernesto Ruffo y Rafael Moreno Valle, su trote rumbo a Los Pinos quedó desbrozado.

La candidatura presidencial panista de Anaya Cortés le dio el pase en automático a la nominación frentista.

Antes de la definición, sin embargo, se quedó a la vera del camino el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, quien tiró el arpa cuando los astros no se acomodaron en su favor.

Confirmado, el motivo de la pataleta de Lozano Alarcón

La decisión de Ruffo y Moreno Valle provocó la pataleta del senador panista poblano Javier Lozano Alarcón, quien, con la cola entre las patas, volvió al partido que impulsó su carrera política, el PRI.

El trasfondo del berrinche de Lozano Alarcón fue que, con Anaya Cortés fortificado, no tenía ninguna oportunidad de lograr su promoción como candidato a la gubernatura de Puebla en 2018.

Era obvio: Fue visible que la operación de Moreno Valle tenía el tufo de gato encerrado. No dio todo de gratis. Hoy, en un boletín, el PAN confirmó que la esposa del ex gobernador, Martha Erika Alonso Hidalgo, es la favorecida con la candidatura al gobierno de Puebla. Premio de consolación.

Si eventualmente gana la elección la consorte de Moreno Valle, el PAN prolongaría 13 años de supremacía en Puebla. Lozano Alarcón esperaría alguna recompensa electoral de José Antonio Meade. Si éste resiste los arrebatos de chivo en cristalería de su vocero.

A Barrales Magdaleno le están creciendo los enanos

A Mancera no se le pudo conformar con la candidatura al Senado por el frente. En cambio, se dio por bien servido con la designación de su ex secretaria de Educación, Alejandra Barrales Magdaleno, como candidata al gobierno de la CDMX. Es la apuesta a de lo perdido, lo que aparezca.

A Barrales le está saliendo respondona la criada. Nutridos contingentes amarillos empiezan a escapar a donde haya vientos más respirables y haya también oferta de alguna rebanada del pastel.

En el sainete azul, la senadora Gabriela Cuevas no logró que se le asegurara la candidatura a diputada federal plurinominal. También agarró su equipaje para abordar el tren de Morena. La apostasía no es crimen que castigue el régimen electoral.

En Chiapas, el PRI ejecutó una carambola de dos bandas

Chiapas es otro pavoroso caso: Con la nominación del junior senador con licencia, Roberto Albores Gleason, el PRI ejecutó una carambola de dos bandas (literalmente): Dividió al priismo chiapaneco y provocó una estampida en el PVEM, nominalmente en Palacio de Gobierno.

Algunos desertores chiapanecos calculan sus opciones en Por México al frente, pero por territorios zapatistas a partir de hoy incursiona el precandidato presidencial de Juntos haremos historia, Andrés Manuel López Obrador, quien ha diseñado su método de reclutamiento como nuevo piloto del Arca de Noé. No tiene espécimen aborrecido.

La incógnita de los candidatos “independientes”

Pero falta la segunda subasta en el piso de remates electoral en dos actos: 1) La nominación partidista-coalicionista de candidatos al Congreso de la Unión y, 2) El dictamen de las candidaturas presidenciales independientes.

Potencialmente, incluso aquellos “independientes” que logren pasar por los filtros del Instituto Nacional Electoral (INE), a la hora del cierre de la etapa constitucional podrían declinar en favor del candidato presidencial mejor posicionado: De a como no.

Eso significa la aplicación de la regla de suma cero ¡Pero a la mexicana! Es cuanto.



Artículos relacionados

Veinticinco nuevas políticas para salvar a México

(Visualizar en PDF ) Investigación libre Por M en C Roberto Velázquez Cabrera (*) El objeto de esta nota breve

Retomando a Alicia en el país de las maravillas

(Visualizar en PDF ) El lecho de Procusto Por Abraham García Ibarra Genial, simplemente genial: Entre la catarata de ramplones

Seamos realistas: El PRI se va de Los Pinos

(Visualizar en PDF ) Voces del Director Desde Filomeno Mata 8 Por Mouris Salloum George (*) Con un elemental sentido

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*