Opinión

La carnada envenenada de los “Papeles del Paraíso”

Diego PappalardoPor Diego Pappalardo (*)
En las últimas horas, se conoció un nuevo “escándalo” mundial de filtraciones que evidencia no sólo la colocación de dinero en paraísos fiscales, sino también la planificación del mismo. (Un detalle no menor que diferencia a Paradise Papers de los Panamá Papers
Que entre los “expuestos” figuren líderes internacionalistas como la Reina de Gran Bretaña y George Soros, no debe engañarnos, ya que forma parte de la carne que tiene el anzuelo para que mordamos el veneno propagandístico.
En efecto, es muy sabida la participación en refugios fiscales de la Reina y, sobre todo, de George SorosIncluso, el mismo Soros, a fines de la década de 1960, inició formal y públicamente su entramado organizativo para los clientes que deseasen guardar su dinero en paraísos fiscales.
Nada nuevo bajo el Sol, ni en la biografía de Soros.
Las revelaciones de la jornada volvieron a estar a cargo de International Consortium of Investigative Journalists (ICIJ), un centro que recibió de Soros millones de dólares en concepto de subvencionamiento. Soporte financiero que también le brindan los Rothschild y los Rockefeller, entre otros clanes de la Superestructura del Poder Mundial.
La puesta en funcionamiento del suceso responde, a nuestro juicio, al cumplimiento de varios fines inmediatos y mediatos, entre los que mencionamos sólo algunos que son de la coyuntura y del mega proceso de la arquitectura mundialista:
  • Hacer que la gente crea en la veracidad de los grandes medios de comunicación del mundo occidental, en su mayoría de propietarios de notorios actores del Atlantismo y del Mundialismo.
  • Que las poblaciones sigan creyendo masivamente en los mejores valores de una democracia inorgánica, abstracta y funcional a la Plutocracia Internacional.
  • Limitar una aproximación constructiva de Trump con Putin y de Trump con el gobierno chino. Los rivales internos de Trump tratan de evitar que él se consolide en la Casa Blanca y rechace la idea de una guerra contra el Proyecto Euroasiático, cuya cara visible es el presidente ruso, Vladimir Putin.
  • Seguir dañando la imagen y fortuna de los millonarios que no pertenecen a la Súper Élite Mundial.
  • Mantener fuera del radar, como grandes culpables de las asimetrías sociales, esclavitud, guerras y muerte, a los grandes bancos internacionales, sin los cuales resulta IMPOSIBLE el tejido global de los paraísos fiscales.

(*) Analista argentino. Director de Consultora Universum.

Notas relacionadas

Cualquier tiempo pasado fue mejor*

Abraham García Ibarra

El fraude de la “excelencia académica”

Redacción Voces del Periodista

Votos sí; no a las balas

Mouris Salloum George

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies