Espacios del Club de Periodistas

La muerte, exquisita; la vida, en la pobreza

Expedientes del poder

Por Jorge Santa Cruz (*)

Gentiles amigos: en esta ocasión escribiremos poco, amparados en aquello de que “una imagen dice más que mil palabras”.

Lo que deseamos transmitir, es muy simple: que los señores del dinero y de las guerras son, en efecto, muy exquisitos en su trato. Visten muy bien y se desenvuelven con soltura. Detrás de sus finos modales esconden, sin embargo, sus planes genocidas.

La foto inferior muestra a Jens Stoltenberg, secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y a Jean-Claude Juncker (derecha), presidente de la Comisión Europea, quienes preparan una probable guerra contra Rusia. Las cadenas trasnacionales de noticias están al pendiente de cada paso que dan. La imagen fue tomada de Red  Voltaire:

En cambio, las víctimas de sus crímenes -en este caso, la población siria- luchan por vivir, a pesar de las tantas carencias que les han impuesto. Los medios de comunicación internacionales se desentienden de ellas.

Los ignoran como si no existieran. Se mueven entre el polvo y la falta de agua. Para ellos, la buena ropa y los perfumes son -en verdad- superfluos.

La siguiente foto (cortesía de la agencia SANA) presenta a unos pobladores sirios, afectados por la múltiple invasión promovida contra su país, desde la OTAN, desde París, desde Londres, desde Washington…

Dejo a usted, la mejor opinión.

(*) Periodista mexicano.

@JorgeSantaCruz1

 



Artículos relacionados

Con iglesia hemos topado, Sancho

(Visualizar en PDF ) El lecho de Procusto Por Abraham García Ibarra Debutantes como reporteros en la Ciudad de México

Banco de México: En alerta contra la corrupción

(Visualizar en PDF ) Voces del Director Desde Filomeno Mata 8 Por Mouris Salloum George (*) Cuando las buenas conciencias

Más si osare un extraño enemigo…

(Visualizar en PDF ) El lecho de Procusto Por Abraham García Ibarra En agosto de 2017 -después de fracasada la

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*