Letra para un bolero de “Paquita la del barrio”

Voces del Director

Desde Filomeno Mata 8

Por Mouris Salloum George (*)

En lo que queda aún de la Constitución de 1917, el párrafo tercero del artículo 33 establece que los extranjeros no podrán inmiscuirse en asuntos políticos del país.

A tenor con ese mandamiento, le legislación electoral advertía a los partidos políticos y los candidatos a puestos de elección popular cuidarse de la injerencia de gobiernos o formaciones partidistas extranjeros.

Hasta la década de los setenta, sólo los comunistas y sus formaciones permanecieron proscritos de facto en razón de aquel precepto constitucional.

Cuando el PAN abrió la brecha internacional

Sin embargo, para entonces era un secreto a voces que el Partido Acción Nacional (PAN) recibía subvenciones de la alemana Fundación Konrad Adenauer.

El ex jefe nacional del PAN, Pablo Emilio Madero, al renunciar al partido, documentó ese tipo de apoyos bajo la cobertura donaciones para la capacitación política y doctrinaria de los militantes.

Durante la gestión de John Gavin como emisario de Ronald Reagan en México, puso a remolque al PAN en su despegue electoral, básicamente en los estados norteños.

Incluso, Gavin consiguió gafetes a delegados panistas para su participación en la Convención del Partido Republicano que lanzó a Reagan para un segundo mandato en 1984, en Dallas, Texas.

Los detractores del PAN, lo incluían en la membresía de la Internacional Demócrata Cristiana, afamada, con los partidos conservadores, como La Internacional negra.

El PRI y su ayuntamiento con la Internacional Socialista

Para entonces, el Partido Revolucionario Institucional (PRI), coqueteaba con la Internacional Socialista y a su convocatoria se creó la Conferencia de Partidos Políticos de América Latina (Coppal).

La inserción de México en la comunidad globalizada convirtió en mera abstracción la fracción citada del artículo 33 constitucional.

Ya para la sucesión presidencial de 2000, previamente el guanajuatense Vicente Fox Quesada, al reconocer la operación de la Asociación Amigos de Fox, confesó paladinamente que el ente recibía donaciones en metálico de personas residentes en países como Irlanda y Rusia.

El Partido Popular y su agente José María Aznar

En la sucesión de 2006, fue visible la injerencia del Partido Popular de España en la persona del ex presidente de Gobierno José María Aznar, quien viajó expresamente a México a promover votos en favor de Felipe Calderón.

A mayor abundamiento, el asesor de campaña de Calderón fue el publicista español Antonio Sola.

En esa campaña, algunos medios dieron credibilidad a la especie de que la campaña de Andrés Manuel López Obrador contaba con la participación de brigadas bolivarianas y castristas (reclutadas en Venezuela y Cuba). Se acuñó la insidia Un peligro para México.

Los oficios tricolores de la trasnacional Odebrecht

En este sexenio, se ha roto la neutralidad diplomática de México, al menos en América Latina: Se ha denunciado injerencismo mexicano en la política interior, incluso en la pugna electoral, de Colombia y Venezuela, en ese orden.

Sin embargo, indagatorias penales de orden internacional en curso, revelan que, desde Brasil, el corporativo privado trasnacional Odebrecht trasegó en 2012 recursos en dólares para el financiamiento de la campaña presidencial del PRI.

Si vale el dato, al menos desde la contienda presidencial de 2000, es de conocimiento público que las campañas de Fox (PAN) y Francisco Labastida Ochoa (PRI) contrataron servicios de asesoría electoral de agencias estadunidenses.

Entra en escena “El rey de la propaganda negra”

El asunto viene a tema porque ahora mismo, partidos y candidatos en precampaña se rasgan las vestiduras y se bañan en cenizas indignados se dicen -sin pruebas contundentes al canto- porque Venezuela y Rusia están financiado la campaña de la coalición Juntos haremos historia.

En el obsceno sainete ha aparecido el nombre profesionalmente identificado como JJ Rendón, venezolano radicado en Miami, Florida, reputado como el Rey de la propaganda negra y la rumorología, activo en México desde hace más de dos décadas.

Por lo que es posible documentar, JJ Rendón es el despacho favorito de ex gobernadores y gobernadores de estados en funciones, de extracción priista, que pagan carretadas de dólares a ese individuo por trabajos de encuestas y asesoría electoral.

Otra mancha al leopardo, sobre tantas ya pintadas: Apenas hace unas semanas, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación validó el uso tarjetas con saldos en efectivo para la coacción y compra de votos y el Instituto Nacional Electoral acaba de autorizar que las prestaciones de los programas públicos se entreguen en concentraciones masivas. Ahora mismo.

¿Quién gestiona los programas de las políticas sociales? Obviamente, los partidos que están en el ejercicio del poder y manotean sobre el presupuesto gubernamental.

Los mandatos de los magistrados y consejeros electorales, pues, tienen dedicatoria expresa. Y a eso le llaman equidad democrática. Una buena letra para bolero de Paquita la del barrio.

(*) Director General del Club de Periodistas de México, A.C.

VP/Opinión/JSC

Notas relacionadas

Imperativo, preservar el respeto y la confianza en las Fuerzas amadas

Redacción Voces del Periodista

Rumbo a Los Pinos, a toda costa y a cualquier costo

Mouris Salloum George

Asesinato de Colosio, ¿crimen insoluto?

Abraham García Ibarra

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies