Espacios del Club de Periodistas

Los perdones y los olvidos de Peña

Expedientes del poder

Por Jorge Santa Cruz (*)

El presidente Enrique Peña Nieto rechazó, este lunes, la amnistía propuesta por el precandidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador, para los criminales:

“Para que la sociedad cuente con seguridad y justicia, no puede haber perdón ni olvido para los delincuentes; no puede haber borrón y cuenta nueva. Dejar hacer y dejar pasar a los criminales significaría fallarle a la sociedad y traicionar a México.”

La realidad, lo contradice, y la entrega de los recursos petroleros a voraces políticos mexicanos y a poderosos empresarios extranjeros, lo ejemplifica muy bien.

El régimen hace todo lo posible porque se olvide el Caso Odebrecht como -en su momento- Calderón y Fox trataron de tapar la cloaca de Oceanografía.

El actual gobierno esconde, de igual manera, el despojo de los ahorros de los trabajadores.

Peña y su Procuraduría han perdonado a poderosos líderes sindicales, a cambio de que se plegaran a las reformas estructurales. A una, Elba Esther Gordillo, la metieron a la cárcel -en el “quinazo” del sexenio- y ahora la tienen en prisión domiciliaria.

Con Peña, ningún asesino de periodistas ha sido condenado por la justicia y la propia Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) se dedica, más bien, a vulnerar a los informadores.

Durante meses y años, el Presidente fue informado de los desmanes y abusos de sus amigos gobernadores y no procedió contra ellos, sino hasta que la presión social era insostenible y se habían fugado. Hasta la fecha, César Duarte, de Chihuahua, no aparece.

Hay caído capos; es cierto. ¿Pero qué sería de ellos, sin la protección o -aún más- la jefatura y liderazgo de políticos encumbrados? Nada. Los verdaderos capos de la política se siguen enriqueciendo al amparo de la máxima neoliberal: “Dejar hacer, dejar pasar”.

Peña Nieto tiene razón cuando dice que “…dejar hacer y dejar pasar a los criminales significaría fallarle a la sociedad y traicionar a México”. A eso se han dedicado él y sus predecesores, con sus respectivas pandillas.

(*) Contacto: jlsc.ua@gmail.com



Artículos relacionados

La esquizofrenia es el signo

(Visualizar en PDF ) Voces del Director Desde Filomeno Mata 8 Por Mouris Salloum George (*) En el antiguo régimen,

En la noche de los cuchillos largos

(Visualizar en PDF ) Voces del Director Desde Filomeno Mata 8 Por Mouris Salloum George (*) En el brutal encarnecimiento

Bioenergéticos del futuro: ¡ya están presentes!

(Visualizar en PDF ) Ambiente y Desarrollo Por Juan José Agustín Reyes Rodríguez La energía mueve al mundo. En tiempos

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*