Opinión Voces Opinión Voces Opinión Mouris Salloum

Luis Videgaray en Washington, ¿pedirá asilo?

Voces del Director

Desde Filomeno Mata 8

Por Mouris Salloum George (*)

En el registro de las barras electrónicas de esta mañana, escuchamos el reporte sobre el viaje a Washington del secretario de Relaciones Exteriores Luis Videgaray Caso.

Se destaca en esas notas que el canciller agendó encuentros con asesores de Donald Trump con vistas a la siguiente ronda de revisión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El boletín de la SRE dice escuetamente que la finalidad del viaje de Videgaray es “dar seguimiento a temas de agenda regional y bilateral con Estados Unidos”.

Aun con el crispado clima trilateral, podría verse la actividad del canciller como “de rutina”, ya que el asunto del TLCAN está a cargo del secretario de Economía Ildefonso Guajardo.

Almagro y Videgaray marchan codo con codo

Lo que interesaría entonces, sería el segundo motivo de ese viaje: El encuentro del mexicano con el uruguayo Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA). Desde que Videgaray llegó a aprender en la Cancillería, ha marchado codo con codo con Almagro.

A propósito de este segundo encuentro, la SRE dijo que el objetivo fue “refrendar el compromiso de México con los asuntos relevantes de la región latinoamericana, incluyendo la situación en Venezuela”.

Una de las versiones televisivas aseguró que Videgaray llevó “una proposición” a Almagro. No se dijo cuál. ¿Es necesario?´

Venezuela ha estado en el centro de la agenda común de Almagro y Videgaray, aunque les falló la estrategia en la reunión específica sobre Venezuela y en la Asamblea General de la OEA, que en 2017 tuvo como sede México.

Al estilo de los domesticados medios de comunicación estadunidenses, la República Bolivariana es tema de todos los días en espacios y tiempos Triple A: Que si se burla la voluntad popular en los procesos electorales; que si la gente se muere de hambre en las calles; que si los combatientes por la libertad son víctimas de la dictadura; que si le economía está por los suelos y las calificadoras extranjeras ya agotaron su claves de descalificación, etcétera.

Hay encuentros en República Dominicana de delegaciones del régimen y las oposiciones para pactar una salida pacífica al conflicto político. No llegan ni a “nota de relleno” en los medios norteamericanos.

Cae un “combatiente por la libertad” en Venezuela

En junio de 2017, esos medios reseñaron un rambolesco “acto heroico” sucedido en Caracas: El ex policía Oscar Pérez, a bordo de un helicóptero rafagueó varios edificios gubernamentales, entre ellos los del Tribunal Supremo de Justicia y del Ministerio del Exterior. Atentados made in CIA.

Las formaciones partidarias de la oposición pusieron a Pérez en el pedestal. La OEA no dijo esta boca es mía: La lucha “por la democracia” da licencia para eso y más.

Oscar Pérez anduvo a salto de mata más de seis meses. El pasado lunes, activos gubernamentales dieron con el escondite del ex policía. De entrada se dio cuenta de “varios muertos”. (Después se confirmó la baja del fugitivo.)

No se secaba la tinta en los “partes de guerra” y el canciller mexicano ya volaba a Washington a encontrarse con Almagro. Se ignora qué proposición de México llevó el canciller al uruguayo: ¿Convocatoria a una Asamblea extraordinaria de la OEA para tratar el caso de Nicolás Maduro?

No se sabe si en sus vuelos don Luis estudie las obras de Clemente Metternich-Winneburg para “ilustrar su optimismo”.

Porque de haber leído de las ediciones impresas de los medios mexicanos en la primera quincena de enero o de haber seguido las programaciones televisivas, pesando los kilos de plomo disparados, midiendo los litros de sangre derramada y contando los cadáveres encontrados en fosas y cementerios clandestinos, a la mejor se ve tentado a pedir asilo al Departamento de Estado. Nadie se lo reprocharía.

(*) Director General del Club de Periodistas de México, A.C.

Notas relacionadas

Un asesino a la presidencia

Mouris Salloum George

Si Juárez no hubiera muerto…

Se va Carstens y deja “la víbora chillando”

Mouris Salloum George

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies