Siempre al lado de la ley y de la democracia

El lecho de Procusto

Por Abraham García Ibarra

“Siempre estamos al lado de la ley y de la democracia”. Así reza el manifiesto Trabajamos por México, suscrito hace cuatro semanas por más de 400 representaciones de los hombres de negocios.

Entre esos hombres de negocios aparecen los tres que dominan la industria minero-metalúrgica en el país: Las empresas somos parte de la solución, no las causantes del problema, dicen otras líneas del manifiesto.

Recordando el homicidio industrial en Coahuila

Uno de los tres magnates mineros, es Germán Larrea Mota-Velasco. Su buque insignia es el Grupo México.

Larrea es concesionario también de uno de los corporativos ferroviarios más importantes de México.

Por la tragedia minera en Coahuila, hace poco más de una década, Larrea fue tipificado por sus detractores como homicida industrial, titulo que le fue refrendado años después en el estado de Sonora, a causa del desastre ambiental provocado desde Cananea, enclave minero del grupo.

Hace unos días, Larrea fue señalado como posible  inspirador de la iniciativa de que la candidatura al Senado, del ex priista Napoleón Gómez Urrutia fuera cancelada.

Ayer, en las pantallas de televisión estuvo apareciendo una copia digital de un documento suscrito por Larrea, con fecha 25 de mayo. En ese texto dirigido al personal de sus empresas, Larrea dicta línea sobre cómo y por quién votar el 1 de julio.

En medios impresos, ayer mismo se consignó una entrevista con el magnate. Entre otras cosas, Larrea declara que recientemente hemos escuchado con preocupación propuestas de estatización de empresas, derogación de la reforma energética y educativa, entre otras ideas que significarían un retroceso de décadas y el regreso a un modelo económico que no ha funcionado en otros países.

Cita Larrea expresamente Venezuela, Argentina, Cuba, Unión Soviética, entre otros.

Concesiones ganadas “de manera limpia”; sin favoritismo

En pretendida “legitima defensa”, Larrea asegura que Grupo México ha concursado y ganado de manera limpia concesiones mineras y carreteras que hoy tiene, y no por favoritismo. Si él lo dice.

Lo que es obvio, es que Larrea ya está nominado por la revista Forbes entre los hombres de negocios  más ricos de México y del mundo.

Más obvio aún, es que su irrupción en la escena donde se dirime la sucesión presidencial de 2018, tiene jiribilla teledirigida.

Como que eso no caza en lo que dice el manifiesto del 7 de mayo: Los empresarios siempre estamos del lado de la ley y de la democracia. Es cuanto.

Notas relacionadas

Destructores y reconstructores

Pseudo debate, con pocas propuestas ambientales serias

Dese a los coreanos un sitio en el Altar de la Patria

Abraham García Ibarra

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies