Sobre la Ciudad de México pasó una locomotora

El Lecho de Procusto

Por Abraham García Ibarra

Un dato emblemático que ilustra la confirmación de una nueva correlación de fuerzas políticas en la Ciudad de México, lo tenemos en la alcaldía  de Milpa Alta. La ex presidenta del PRI capitalino Mariana Moguel Robles, contendiente por este partido, pasó de noche ayer en la pugna por aquella demarcación.

Moguel Robles es hija de la ex presidenta nacional del PRD y actual secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Rosario Robles Berlanga, cuyo nombre fue relanzado la semana pasada por la Auditoría Superior de la Federación en la indagatoria sobre la llamada Estafa maestra sobre desvío de recursos públicos por un monto de siete mil millones de pesos.

La candidata priista a la alcaldía hizo ostentación durante su campaña de la abundancia de recursos materiales con los que se pretendió la compra de votos.

Juntos, Arriola y Barrales no pudieron con Sheimbaun

La hija de Rosario fue arrastrada por los remesones que golpearon la candidatura a la jefatura de Gobierno de la CDMX de Mikel Arriola, quien al cerrarse el PREP apenas registraba un precario 12 por ciento de la votación, lo que lo obligó a reconocer a regañadientes el triunfo de la candidata de Morena, Claudia Sheimbaum Pardo.

La única alcaldía, de 16 en disputa, que ganaría el PRI sería la de Cuajimalpa con el repetidor tricolor Adrián Ruvalcaba.

Morena refrendó su ruta arrolladora iniciada en 2015. Con Sheimbaun, la coalición Junto Haremos Historia se alzó con once alcaldías y eventualmente con la mayoría en el Congreso de la CDMX.

El PRD, hasta 2015 dominante en la escena política citadina, además de perder la jefatura de Gobierno con Alejandra Barrales Magdaleno se habrá de conformar con cuatro alcaldías bajo las siglas del Por la CDMX al frente.

Todavía a las 19:30 de ayer, Barrales se gratificaba ingenuamente atajando a sus rivales: Serenos, morenos, aquí no hay nada definido todavía.

Se declaró la ex presidenta nacional del PRD satisfecha de que una mujer vaya a gobernar la Ciudad de México. El candidato externo del PRI, Arriola, de su lado, asimiló la derrota pero no quiso irse a dormir sin proferir una amenaza a la candidata triunfante: En el Congreso estaremos vigilando para exigir que los recursos de la ciudad se ejerzan eficazmente y no con fines electorales. No, pues sí. Es cuanto.

Notas relacionadas

Son las remesas, señores, las remesas

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra

Redacción Voces del Periodista

Es San Lázaro se paró el reloj en tiempos del paleolítico

Abraham García Ibarra

El apetecible legado de Gamboa Pascoe

Abraham García Ibarra

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies