Espacios del Club de Periodistas

Tillerson y la “amenaza roja”

Voces del Director

Desde Filomeno Mata 8

Por Mouris Salloum George (*)

El emisario del imperio visita su “área de influencia” hemisférica. Al imperio le preocupa que en 2018 habrá seis elecciones presidenciales en América Latina: ve focos rojos en México, Brasil y Colombia.

El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, H.R. McMaster ha puesto sobre el escritorio ejecutivo del Salón Oval una carpeta con tarjetas informativas en las que le dice a Donald Trump que hay manos negras -más bien rojas- que pretenden subvertir los estados latinoamericanos.

Desde que el imperio continental es el imperio, los “estupendos gorilas colorados”, según los describió Rubén Darío, padecen urticaria por amenazas que intentarían poner en cuestión el “destino manifiesto” que en 1630 anunció el predicador John Cotton y dos siglos después patentó el Presidente Monroe.

A principios de semana, Trump anunció la nueva grandeza de los Estados Unidos. Horas después, el jefe del Departamento de Estado, Rex Tillerson emprendió su periplo, empezando por el “patio trasero”: México.

Lo que escribió el asesor McMaster es una cosa que los congresistas Bob Menendez, Marco Rubio y Tim Kaine (dos hispanos; dos demócratas y un republicano) se toman muy en serio, y le ponen marca a la casa.

En la onda conspiranoide, esos legisladores dan por hecho que los rusos de Putin ya están operando en México con la intención de manipular la sucesión de Peña Nieto. Exigen a Trump, pues, que no se quede cruzado de brazos.

En estricto rigor, la Agencia Central de los Estados Unidos (CIA) mantiene en secreto sus evaluaciones sobre el proceso de sucesión presidencial en México.

Desde que el embajador John Gavin, en la década de los ochenta, metió sus narices en asuntos electorales mexicanos, los sucesivos legatarios más bien han puesto su atención en el tema del narco; para lo cual han preferido informarse con la Agencia Antinarcóticos (DEA) estadunidense.

Exacerbada la relación bilateral por Trump, ahora el enfoque está puesto sobre la agenda político-electoral interna ¿Qué mejor coartada que dar por cierta la injerencia rusa?
Es evidente que la Unión Europea, China o gobiernos de Medio Oriente están atentos a los asuntos económicos y políticos de México. Pero, para algunos, existen injerencistas “buenos” e injerencistas “malos”.

Relanzada la Guerra Fría, sin embargo, ningún slogan pega más que “la amenaza roja”.
Que la globalización haya roto fronteras y avasallado las soberanías nacionales, parece autorizar todas las intromisiones extranjeras en países en crisis. Siempre que sean occidentales.

No es ese el punto. El punto es que, mientras que aquí se echan todos los huevos a la canasta de la legislación de Seguridad Interior, los pescadores a río revuelto lanzan sus redes sobre la República. Y los depositarios del Estado mexicano hacen como que la virgen les habla. Grave actitud de avestruz.

(*) Director General del Club de Periodistas de México, A.C.



Artículos relacionados

Espionaje, el juego que todos jugamos

(Visualizar en PDF ) Voces del Director Desde Filomeno Mata 8 Por Mouris Salloum George (*) En la lista de

“Peligro para México” tiene nombre de mujer

(Visualizar en PDF ) Voces del Director Desde Filomeno Mata 8 Por Mouris Salloum George (*) Entre las tipificaciones contenidas

Luis Videgaray en Washington, ¿pedirá asilo?

(Visualizar en PDF ) Voces del Director Desde Filomeno Mata 8 Por Mouris Salloum George (*) En el registro de

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*