¡Urge! una ley que regule la cacería de populistas

El Lecho de Procusto

Por Abraham García Ibarra

En la nómina satánica de los rabiosos cazadores de populistas, no hallamos el nombre de Miguel de la Madrid.

Nos desconcierta un poco la omisión porque, desde su campaña presidencial, De la Madrid, entre sus siete tesis programáticas, incluyó la idea-fuerza de una sociedad igualitaria.

No es este un ejercicio de nostálgicos del pasado. No lo es, porque tenemos a la vista un ejemplar de la Constitución mexicana que, suponemos, todavía está vigente, a no ser que haya sido mutilada de facto en aquello que los del Pacto por México no se cansaron en convertirla en jirones.

Como éste no es un ejercicio de nostálgicos, antes de continuar planteamos un asunto de estas horas, que no es un acertijo: Si un economista se ocupa en el Banco Mundial en funciones de gerente de  gobernanza, servicio público y desempeño en América Latina y el Caribe, ¿es un populista? En  lo que esperamos alguna respuesta, seguimos.

Corresponde al Estado la rectoría del desarrollo nacional

De la Madrid impulsó una reforma constitucional que algunos intérpretes condensaron en la denominación genérica de capítulo económico (artículos del 25 al 28).

Vamos a seleccionar algunas líneas de esos preceptos. Artículo 25: Corresponde al Estado la rectoría del desarrollo nacional para garantizar que éste sea integral y sustentable, que fortalezca la Soberanía de la Nación y su régimen democrático, y que, mediante la competitividad, el fomento del crecimiento económico y el empleo, y una más justa distribución del ingreso y la riqueza, permita el pleno ejercicio de la libertad y la dignidad de los individuos, grupos sociales y clases.

Nos ponemos colirio en los ojos y vemos si el ejemplar que leemos no es de 1969. Parece que no, y dice así: El Estado planeará, conducirá, coordinará y fomentará la actividad económica nacional y llevará a cabo la regulación y fomento de las actividades que demande el interés general

Quien no acata ni cumple los mandatos constitucionales, ¿cae en estado de ilegalidad? Es una respuesta que, en el caso del Presidente de la República, no encontramos en alguna jurisprudencia. No sabemos si existe, la mera verdad.

El sector público tendrá a su cargo, en exclusiva, las áreas estratégicas

Retomamos unas líneas más: Al desarrollo económico nacional concurrirán, con responsabilidad social, el sector público, el sector social y el sector privado. En ese orden. El sector público tendrá a su cargo, de manera exclusiva, las áreas estratégicas que se señalan en el artículo 28.

Según textos de estudiosos del Derecho, a un desacato seguido de otro se le tipifica como contumacia. Parece ser que, desde Salinas de Gortari hasta Peña Nieto, los presidentes podrían ser reos de contumacia.

En sentido inverso, un hombre de gobierno, porque juró cumplir con la Constitución mexicana, lo hace, ¿puede ser condenado como populista?

El imperativo de la consulta popular

Volvemos al nombre del funcionario del Banco Mundial. Se llama Arturo Herrera Gutiérrez. Acompañó al prospecto para la Secretaría de Hacienda, Carlos Urzúa Macías en su primera aparición pública después del 1 de julio.

Herrera Gutiérrez declaró que las reformas estructurales aprobadas en este sexenio tendrán que pasar por consultas… y procesarlas mediante los canales institucionales. Herrera Gutiérrez, repetimos, viene del Banco Mundial.

Artículo 26 de la Constitución: El Estado organizará un sistema de planeación democrática del desarrollo nacional. La ley facultará al Ejecutivo para que establezca los procedimientos de participación y consulta popular.

Herrera Gutiérrez asegura que las reformas estructurales tienen que pasar por consultas. Si el declarante acata y cumple la Constitución mexicana, ¿es un populista?

Cuantas dudas existenciales nos deja la ya encarrerada transición presidencial. Es cuanto.

Notas relacionadas

Videgaray, Calderón, Fox

Mouris Salloum George

Otto Granados Roldán y la privatización educativa

Abraham García Ibarra

Que no lo digan, que no le cuenten: ¡Infórmese!

Abraham García Ibarra

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies