Espacios del Club de Periodistas

18 de marzo, no es hora de mitos geniales

18 de marzo, no es hora de mitos geniales

VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George

Puesto que, al tenor del artículo 27 de la Constitución, el petróleo era propiedad de la nación, lo que propiamente hizo en 1938 Lázaro Cárdenas, fue expropiar los bienes físicos de las empresas que explotaban los yacimientos en México y transportaban y comercializaban el producto.

El potencial valor del mercado en la perspectiva de la Segunda Guerra Mundial, sin embargo, provocó la resistencia de las compañías afectadas, algunas de las cuales tramaron el boicot internacional de suministros de refacciones e insumos a México, necesarios para la gestión de la industria.

Entre las más agresivas de esas compañías extranjeras, estuvo Royal Dutch Shell que, sin el apoyo formal de su gobierno, se embarcó en esa operación de desestabilización del gobierno cardenista.

El secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, no es rencoroso: Sabe perdonar los agravios contra la nación. Lo veremos el próximo 18 de marzo, ahora de ritual descafeinado.

Ya se han festinado hasta la saciedad la Reforma Energética y el maná que derramará sobre México en décadas por venir. Lo que ahora se festeja es El retorno de los brujos.

Volvieron las hijas méndigas

Se saluda con fanfarrias la amnistía a aquellas compañías que litigaron ferozmente contra la expropiación, y financiaron La rebelión cedillista para derrocar Cárdenas.

Entre las hijas pródigas que regresan en busca del oscuro objeto del deseo, está la Royal Dutch Shell. La acompañan la ExxonMobil y  Chevron Corporation. Sus banderas y logos ya flamean en el cielo mexicano.

Pero como entremés del 18 de marzo, el gobierno mexicano apapacha especialmente a la British Petroleum (PB).

Entre las cartas de presentación que trae a México PB, una habla de su obra en 2006, en la Bahía de Prudhue, Alaska, donde  tuvo un ensayo de desastre ecológico.

Lo mejor vino después, en 2010: La negligencia del personal de PB generó una fuga en sus instalaciones en la costa tejana del Golfo de México. El resultado fue la explosión de la plataforma Deepwate.

En un  primer corte, los daños provocados al entorno por el derrame-explosión, tuvo un costo de dos mil 700 millones de euros. Ya en las cuentas por concepto de indemnizaciones inmediatas y futuras se contabilizaron unos 20 mil millones de dólares.

Las pérdidas por el valor de las acciones de PB en el mercado bursátil, se etiquetaron en otro casillero.

Son los datos más recientes de la biografía de PB, que en México escribe una nueva página.

¿Cuándo se subasta la torre?

La división Comercialización de Lubricantes y Combustibles de PB colocó sus primeros logos en estaciones de servicio que, según su plan, en cinco años abarcarán una red de mil 500 estaciones.

Otra firma con registro nacional anuncia el control de otras 500 gasolinerías. Y por ahí va el asunto, ahora que los gasolinazos están en pleno apogeo.

Petróleos Mexicanos ha sido tácitamente  obligada a cerrar esa rama de sus operaciones. Los postores están en espera del remate de la antes airosa torre en Marina Nacional.

En reciente conferencia de prensa de trabajadores jubilados y disidentes en activo, se denunció que sólo con lo que robaron a Pemex funcionarios y líderes charros del sindicato, se podrían haber instalado en México 100 refinerías.

¿Para qué se quieren refinerías en México, si los derivados vienen, a precio de dólar, de los Estados Unidos?

El 18 de marzo cae en sábado. Por semana inglesa y por Cuaresma, es día de guardar. Olvidémonos que el petróleo “es de todos los mexicanos”. No es hora de los mitos geniales.


Artículos relacionados

Pide Graue no recortar más recursos a la educación

VOCES OPINIÓN Por: Jorge Santa Cruz   Al presentar ante la Cámara de Diputados el Informe del Desarrollo en México 2016,

Día Mundial de la Biodiversidad… en el páramo

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra   Del anecdotario mexicano, rescatamos una pieza que no tiene desperdicio: Cuando

680 mil millones de pesos operados bajo cuerdas

El lecho de Procusto Por Abraham García Ibarra Lo primero que hay que recordar del grupo dominante, es que el

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*