20 de Noviembre

¿Con quién juega la selección mexicana?

VOCES OPINIÓN Por: Lic. Mouris Salloum George

Después consumarse en 1988 el asalto al poder político por la tecnocracia neoliberal, uno de los primeros bandos que se dictó en la Ciudad de México dispuso la construcción de un sótano bajo el Monumento a la Revolución, que al oriente tiene como corredor la Calzada de la República, que desemboca en la Avenida de la Reforma.

Reforma, cuyo desenlace fue la restauración de la República. Para convertirla en República Social, de hizo la Revolución de 1910.

El sótano bajo el simbólico monumento, sería reservado para un estacionamiento público. Pero a algún oficioso con iniciativa se le encendieron las meninges y propuso que ahí fuera refundido el Museo de la Revolución. Así se hizo.

Hay registros de Protección Civil que consignan que ese sótano ha sufrido inundaciones en temporada de lluvias. Los primeros damnificados han sido los dogmas y mitos revolucionarios.

Corren los tiempos neoliberales, y en este sexenio la Plaza de la Constitución, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, ha sido utilizada como megaestacionamiento para selectos invitados a Palacio Nacional.

Las Noches del Grito, ese espacio es invadido por miles de voluntarios mexiquenses, ansiosos de honrar a “los Héroes que nos dieron Patria y Libertad”.

La Plaza de la Constitución se conoce coloquialmente como El Zócalo. En un rapto patrimonialista, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México (“La Ciudad de todos los mexicanos”), Miguel Ángel Mancera Salazar administra el acceso a “la plancha”, según sus filias y sus fobias políticas, y sus preferencias artísticas.

Todos a ver  a El Potrillo

El pasado sábado, por ejemplo, faltó capacidad para recibir en la Plaza de la Constitución a docenas de miles de capitalinos y del área metropolitana que riñeron por un lugar para rendir culto a Alejandro El Potrillo Fernández.

Meses antes, la Plaza de la Constitución fue cedida como locación para filmar otro churro del salvador de la Humanidad occidental. Un celebre héroe que se presenta: “Bond, mi nombre es James Bond”.

20 de Noviembre: Independencia, Reforma, Constitución, Revolución, los Héroes que nos dieron Patria y Libertad. Sólo los que sabemos “ler”, somos capaces de cultivar nostalgias de tiempos idos que, como dijo el bardo, esos no volverán.

Redacción Voces del Periodista

Redacción Voces del Periodista


Artículos relacionados

Subidas y bajadas en la vida real de México

VOCES OPINIÓN Por: Lic. Mouris Salloum George Dos consejas populares se hacen presentes en esta temporada: Año bisiesto, “año de calamidades”.

Sospechosos masajes al ego

VOCES OPINIÓN Por: Lic. Mouris Salloum George.   Si no fuera por la gravedad que reviste el tema, podríamos ironizar sobre

Tributo a la sacrosanta “ciudadanía”

VOCES OPINIÓN Por: Lic. Mouris Salloum George. La conseja popular dice, y dice bien: La burra no era arisca, los palos

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*