Espacios del Club de Periodistas

Cinco mil dólares, peaje a la muerte

 

Mouris Salloum. Foto tomada de su TwitterVoces del Director

Desde Filomeno Mata 8

Por Mouris Salloum George (*)

… Comenzaron a rogar por agua. Los niños lloraban. La gente tomaba turnos para respirar a través de un hoyo. Golpearon la estructura y gritaron para llamar la atención del conductor. Luego comenzaron a desmayarse: Diez murieron; de los rescatados, 20 están en malas condiciones.

Eso ocurrió entre Laredo y San Antonio, Texas. La contraparte, en otro punto fronterizo: Mexicali, Baja California. El presidente Enrique Peña Nieto declaró su optimismo por los resultados de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Hay áreas de oportunidad no incluidas en el tratado hace 23 años, dijo el mandatario.

Como un parte ordinario se reporta todos los días que decenas de emigrantes del norte de África y Medio Oriente naufragan y mueren en aguas del Mediterráneo al hundirse las repletas pateras en que viajan con destino a Europa. Son vidas perdidas. Aún así, la muerte parece más benigna comparada con la tragedia en un tráiler con cuyo relato iniciamos esta entrega.

Las víctimas del Tráiler de la muerte eran mexicanos y guatemaltecos. Según testimonio de sobrevivientes habían pagado en promedio cinco mil dólares cada uno para alcanzar El sueño americano.

El conductor del féretro con vivientes muertos y muertos vivientes, James Matthew Bradley había cobrado el peaje a sabiendas de que la unidad carecía de sistema de refrigeración. Se presentó a la Corte de San Antonio para negociar un acuerdo de culpabilidad. No lo logró y se retiró tan campante. Fue citado para el día de mañana.

Entre las “áreas de oportunidad” que no se incluyeron en la firma del TLCAN, la delegación mexicana habilitada por Carlos Salinas de Gortari hizo todas las concesiones exigidas por sus pares estadunidenses y canadienses. Recibió migajas a cambio.

Huelga recordar nada más que la Confederación de Cámaras Industriales (Concamín), entre otros organismos empresariales nacionales, por aquellos días de consulta 1992-1993 advirtió que si México no defendía con energía sus intereses económicos, se romperían todas las cadenas de producción y de valor y terminaría siendo un simple país maquilador. Tal ocurrió.

¿Y el libre tránsito de mano de obra?

En última lectura, esa es cuestión del patrimonio material (Libertad de comercio e inversión). A lo que los negociadores de Salinas de Gortari se resistieron tercamente fue a escuchar la exigencia de que en el TLCAN se incorporara el apartado de Libre tránsito de mano de obra.

Obviamente, la hebra se ha roto por lo más delgado. Las consecuencias son tragedias como la comentada, que se repiten con periódica frecuencia.

El pasado lunes 17 de julio fue presentado como negociador estadunidense del TLCAN, Robert Lighthizer, quien dio a conocer la agenda que defenderá ante México y Canadá.

El mismo día, en Washington se reunieron la representación demócrata ante El Capitolio y líderes sindicales de la poderosa Federación Estadunidense del Trabajo y Congreso de Confederaciones Industriales (AFL-CIO). El punto de acuerdo: Exigir a Donald Trump que cumpla sus promesas de campaña de proteger a los trabajadores de los Estados Unidos en la revisión del tratado.

Según lo dicho antes por Peña Nieto, ha instruido a la delegación mexicana que encabezará el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, insista en una política migratoria. Discurso que viene desde Vicente Fox.

La cuestión es que Ildefonso Guajardo formó parte del equipo de negociación de Salinas de Gortari del original TLC. Fue cuando no se incluyeron las “áreas de oportunidad” de las que ahora habla el Presidente.

¿Habrá, por ventura, una rendijilla por la que pueda introducirse el libre tránsito de mano de obra? Por supuesto que no. Ni la Confederación de Trabajadores de México (CTM) ni el tullido Congreso del Trabajo han  sido convocados a la consulta  sobre el proceso que se inicia dentro de 20 días. Es posible que Guajardo ni siquiera sepa que existen.  



Artículos relacionados

Sobre costumbres corrompidas

VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George

Cuando uno le echa ganas a la agenda pública que mueve a México, siente la tentación de preguntarse si el

El mundo feliz de Alfonso Navarrete Prida

El lecho de Procusto Por Abraham García Ibarra A como vemos las cosas, según el registro mediático, todo indica que

Protección Civil después de niño ahogado

VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George

Puesto que, un día sí y otro también, organismos multinacionales y movimientos civiles internacionales advierten contra los impactos del cambio

1 comentario

Escribir un comentario

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*