¿Cómo repartir el pastel con equidad?

¿Cómo repartir el pastel con equidad?

VOCES OPINIÓN Por: Lic. Mouris Salloum George

Una de las primeras frases célebres que escuchamos en esta era de neoliberalismo salvaje en América Latina, corresponde a Carlos Saúl Menem: A Argentina le está yendo muy bien. A los argentinos, quién sabe.

Si de esa frase la paternidad corresponde  Menem, en estos días la revalida con creces Mauricio Macri.

Pero, a propósito frases para los bronces, aquí recordamos una de 1982, pronunciada por el entonces  secretario de Hacienda y Crédito Público, Jesús Silva Herzog: Se trata de un simple problema de caja.

El responsable de la Hacienda pública reducía así la crisis de las finanzas del Estado cuando empezó a desvanecerse el espejismo petrolero y había quedado para la noche de los tiempos la recomendación presidencial a los mexicanos de que había que prepararse para administrar la abundancia.

No es, el anterior, un ejercicio memorioso ocioso. Aquel momento era el de apogeo de los sacadólares y el saqueo empujó a José López Portillo a la expropiación bancaria.

El error de diciembre de 1994

El que después Carlos Salinas de Gortari haya reprivatizado el sistema de banca y crédito no mejoró el rumbo de la economía mexicana. A los días de haber entregado la banda presidencial a Ernesto Zedillo Ponce de León, estalló el maquinado Error de diciembre de 1994.

Fue durante el sexenio de Zedillo en que se dio cartas de naturaleza al destino manifiesto de los mexicanos: Vamos por el camino correcto, guía que todavía en estos meses se sigue repitiendo.

Huelga recapitular sobre la situación de la economía mexicana en estos días. Ya no es sólo el pobrerío el que demanda una tregua. La clase empresarial nativa está erizada y la inversión extranjera que se esperaba con la contrarreforma petrolera, sigue  brillando por su ausencia.

En este sexenio sigue hundiéndose el buque de gran calado que Felipe Calderón dijo dejar a su sucesor.

La serie de ajustes al Presupuesto federal iniciada en 2015 culmina con un ajuste del gasto público para 2017 por 240 mil millones de pesos.

Los gobernadores de los estados y el de la Ciudad de México, los alcaldes, las bancadas parlamentarias de los partidos, las representaciones de los sectores obrero y campesino, las instituciones educativas, merodean en los recintos legislativos y tocan las puertas de Hacienda clamando porque la voluntad de Dios se cumpla en los bueyes de mi compadre.

El presidente Enrique Peña Nieto mismo, ha declarado que es llegada la hora de “apretarse el cinturón”.

Es frente a ese subversivo estado de cosas que nos permitimos recordar las exclamaciones de Carlos Saúl Menem y Jesús Silva Herzog.

ONU: Indicadores insuficientes y decepcionantes

El doctor José Antonio Meade Kuribreñas, en retorno a la titularidad de Hacienda, acaba de decir que a México le va muy bien y que, ni de lejos, se ve un  riesgo de crisis.

Es obligado que quien conduce la gestión financiera del Estado se resista a provocar el pánico entre los compatriotas, así sea desde una posición triunfalista.

Lo que sucede es que no todos tocan en la misma orquesta.

Verbigracia: La ONU auspicia una iniciativa denominada Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS), pacto mundial que define un modelo de negocios basado en principios universales que recomienda buenas prácticas en la gestión pública y traza metas globales a las empresas locales; estos es, nacionales de los Estados socios.

Hoy, un representante del comité técnico de la ODS/ ONU, Luis René Martínez presentó un informe denominado Perspectivas del Sector Privado en México.

Dice el texto que, aunque México es un país con potencial y riqueza y ocupa un lugar relevante en términos de economía global, tiene indicadores que son insuficientes y decepcionantes.

Reconoce el informe que ya hay un número importante de niños que van a la escuela y en cuanto acceso a servicios se va en la ruta correcta.

Pero… los contrastes son muy grandes. La gran divisa, este es el quid de la cuestión, “convoca a la equidad; no sólo se trata de producir riqueza, si no ver bajo qué principios económicos, políticos y éticos se permite el acceso a su reparto”. Con esto está dicho todo.

Redacción Voces del Periodista

Redacción Voces del Periodista


Artículos relacionados

México navega con piloto de noche

VOCES OPINIÓN Por: Lic. Mouris Salloum George       Vistos los reflejos meramente reactivos del gobierno de la República y

Las dos caras de Jano

VOCES OPINIÓN Por: Lic. Mouris Salloum George Tratando de confirmar la peregrina teoría de que todos los horrores que han escogido

Carstens se va y deja la víbora chillando

VOCES OPINIÓN Por: Lic. Mouris Salloum George El leitmotiv del Banco de México es, básicamente, el control de la inflación, una

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*