Espacios del Club de Periodistas

El coronel no tiene quien le escriba

El coronel no tiene quien le escriba

VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George

Será hasta después del 7 de mayo -fecha de la segunda vuelta electoral de las presidenciales en Francia-, cuando tengamos elementos para discernir si la idiosincrasia sigue teniendo que ver en la formación de los poderes públicos en la República que deja para el arrastre Francois Hollande.

El dictamen hasta hace poco en uso de los analistas políticos establece que los franceses argumentan con el corazón, pero votan con el bolsillo.

La aplicación del diagnóstico, por lo pronto, deja fuera al partido en el gobierno, el Socialista, del señor Hollande: Su candidato, Benoit Hamon, apenas si sirvió ayer para acreditar una presencia testimonial.

El próximo cuerpo a cuerpo se dará entre el ex ministro de Hacienda de Hollande, Emmanuel Macron, quien oportunamente abandonó el barco para crear su propio movimiento –En Marcha, pro europeo-, y la lideresa del Frente Nacional Marine Le Pen, quienes con  precarios porcentajes y cerrada diferencia quedaron en primero y segundo lugar, respectivamente,  en el recuento de ayer.

El espectro político francés queda recorrido hacia la derecha.

El FMI, ¿se rinde ante el proteccionismo?

Un telón de fondo de las dominicales elecciones francesas no deja de ser más indicador: El día anterior, en Washington, los Ministros de Finanzas convocados por el Fondo Monetario Internacional (FMI), después de un aquelarre de tres días, mandaron una señal desconcertante:

Moderados en  sus trabajos casualmente por la francesa Christine Legarde, en su declaración final hicieron mutis a su compromiso anterior de resistir cualquier forma de proteccionismo.

Una lectura optimista de esa reculada autorizaría a suponer que los fondomonetaristas están aceptando, así sea a regañadientes, el fracaso de la globalización.

En todo caso, la segunda vuelta electoral en Francia se definirá entre la opción abanderada por Macron, quien aboga por mantener a flote, toda costa,  a la Unión Europea (UP), y la iniciativa de Le Pen, de corte nacionalista, que empujaría a Francia a separarse de la UP, siguiendo el ejemplo Brexit.

El doble tema (elecciones francesas-declaración del FMI) incitarían en México a reflexionar seriamente sobre lo que implica la vía electoral para hacer de lado filias y fobias sectarias respecto de un modelo económico, cuando estamos a escaso un año de la sucesión presidencial.

Pero todo parece indicar que el coronel no tiene quien le escriba. Ayer mismo una voz del PRI, mientras que el dirigente nacional andaba por el norte exhibiendo el tamaño de sus miedos electorales, precisamente con el asunto de los comicios en Francia, lanzó, esa voz, su cuarto a espadas, sacudiendo el espantajo del populismo.

Esa voz -que se equivocó de palmo a palmo en el reciente proceso de relevo en la Casa Blanca- plantea con acento casi dramático que en Francia, “más que una batalla electoral, se libra una batalla cultural entre el avance de la sociedad liberal, abierta e incluyente, o el retorno a la aldea populista, cerrada”.

El simplismo y la miopía aldeanos dan para eso y para más. Uno de los argumentos de tan sesuda lucubración tricolor sostiene que la Unión Europea ha “traído décadas de paz”. Francia, Alemania e Inglaterra, etcétera, ¿han traído décadas de paz? ¿Qué es lo que ve el PRI, que no ve el resto de los mexicanos?


Artículos relacionados

Seguro popular: Crimen de lesa humanidad

VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George Es de por sí políticamente inmoral y humanamente inadmisible que, en cada nuevo recorte

Opus Dei: La mafia de guante blanco

El lecho de  Procusto Por Abraham García Ibarra En 1974, el fundador y gurú del Opus Dei (“obra de dios”),

Temeraria incitación a los cazadores de populistas

El lecho de Procusto Por Abraham García Ibarra Aun con la mayor disciplina mental, resulta difícil digerir la montaña de

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*