Dos Estados “libres” Asociados de USA

Dos Estados “libres” Asociados de USA

VOCES OPINIÓN Por: Lic. Mouris Salloum George

De las elecciones presidenciales en los Estados Unidos -no obstante la creciente dimensión e importancia de la población mexicana ya legalizada o la indocumentada-, aquí sólo sabemos de la basura que expele la propaganda negra de los candidatos Hillarry Clinton y Donald Trump, y de la histeria algunos “líderes de opinión” locales que expectoran, no analizan, un proceso de tamaña envergadura.

Algunos medios mexicanos, sobre todo electrónicos, nos ponen al día sobre qué potentado gringo apuesta por Clinton o por Trump, y según el peso y el dicho de esos plutócratas, hacen cuentas de cómo le irá a México después del 8 de noviembre.

Total, esa es la política editorial que valida el ejercicio de la Libertad de Expresión y, aunque no se nos informe acaso sea parte del entretenimiento para inducir una suerte de escapismo de los grandes y graves problemas nacionales propios.

Preocupante, es que los que dicen saber de macroeconomía y finanzas, incluso agentes del Estado, y sus bocas de ganso, crean o quieran hacer creer que la cotización del petróleo y el tipo de cambio dependen de lo que en un debate digan Clinton o Trump, como si no se supiera que esos fenómenos son la coartada más socorrida de los especuladores en el mercado bursátil.

Los que votan y los que deciden

Hoy ponemos nuestro enfoque editorial en dos aspectos de dicho proceso electoral: 1) aunque su arrogante poder económico permite a los plutócratas estadunidenses inclinar el fiel de la balanza de facto; no son delegados electorales formales; y

2) los contenidos de las emisiones de los medios norteamericanos que se reproducen aquí, privilegian en la perspectiva del 8 de noviembre las tendencias del voto en los estados que más delegados electorales pueden acreditar.

Una cuestión nos da pie a este tema: En el centro de gravedad de las campañas estadunidenses, se alza el asunto de la discriminación socioeconómica. Quienes lo tratan, pretenden desgarrarse las vestiduras y darse baños de ceniza: El candidato más discriminador, no tiene derecho a llegar a la Casa Blanca.

¿Quién se preocupa, por ejemplo, de Puerto Rico? La isla tiene derecho a acreditar al menos 23 delegados electorales formales ante el Colegio que administra y resuelve el resultado final del proceso comentado.

En última lectura, ¿qué es Puerto Rico? Responderemos con los himnos del bardo negro Rafael Hernández Muñoz. En su Lamento borincano, habla del jibarito, de cuyo desencanto sigue el lamento de su desdichada Borinquen.

Pero hay otra pieza de Rafael Hernández, de la que los puertorriqueños hicieron una modificación: Preciosa/ te llaman los bardos/ que cantan tu historia/ No importa el tirano/ te  trate con negra maldad. Los patriotas dicen: No importa que el yanqui te trate con negra maldad.

Proclamas de Independencia Borincana

Al paso de su aciaga historia, Puerto Rico se dio en 1952 la Constitución que estableció su estatuto de Estado Libre Asociado (de los Estados Unidos). No es asunto menor decir que, para efectos prácticos, el idioma en la isla es el español y su religión es católica.

El pueblo de Puerto Rico no se ha resignado a esa condición colonizada. Como antes de 1952, aún prevalecen movimientos independentistas, algunos de ellos activados desde Nueva York, la sede misma del poder financiero mundial, y aplastados desde Washington.

¿Tiene sentido, en México, interesarse por Puerto Rico?

Lo tiene. Sin declaración constitucional expresa, los tecnócratas mexicanos han instituido, de facto, al través del Tratado de Libre Comercio de América Latina (TLCAN), el Estado  Mexicano “Libre” Asociado (anexado) a los Estados Unidos.

Los patriotas puertorriqueños ven en el proceso electoral de los Estados Unidos (consta en los medios de esa Isla), la oportunidad de difundir nuevas proclamas de Independencia.

A los tecnócratas financistas “mexicanos”, lo único que les preocupan son las remesas en dólares que envían nuestros compatriotas transterrados a sus familias, que constituyen ya el segundo renglón de ingreso de divisas.

¿Qué cambiará después del 8 de noviembre? Sustancialmente, nada.

Redacción Voces del Periodista

Redacción Voces del Periodista


Artículos relacionados

¿Quo vadis México?

VOCES OPINIÓN Por: Lic. Mouris Salloum George.   Cuando Lech Walesa -entonces bajo palio de su paisano el papa Juan Pablo

Cambiar de caballo a mitad del río

VOCES OPINIÓN Por: Lic. Mouris Salloum George De acuerdo con nuestros usos (husos)  y costumbres constitucionales, al mandato presidencial del mexiquense

Impunidad, ¿hasta dónde nos vas a llevar?

VOCES OPINIÓN Por: Lic. Mouris Salloum George Cuando, fatalmente, se aproxima el segundo aniversario de la explosión de La crisis de

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*