El caso Duarte, ¿se va viva la paloma?

El caso Duarte, ¿se va viva la paloma?

VOCES OPINIÓN Por: Lic. Mouris Salloum George

La vieja sabiduría popular sostiene que el hombre es el único animal capaz de tropezar dos veces con la misma piedra.

Tenemos un caso en el Congreso de la Unión, concretamente en la Cámara de Diputados, que nos recuerda aquella máxima. Es el repugnante caso de Javier Duarte de Ochoa.

Tiene el debate al respecto ciertos aires bizantinos: Mucho de paja y poco de trigo.

Que si Duarte tiene aún fuero, que si no lo tiene; que si es un prófugo o todavía goza de inmunidad. Palabras, palabras, palabras. Finalmente, eso es el “Parlamento” a la mexicana: Puro parloteo.

Este es el punto: Al menos desde 1977-1978, después de lanzada la primera Gran Reforma Política contemporánea, el Congreso de la Unión ha procedido a revisar la Constitución y el único producto activo son las reformas electoreras que cada vez suman nuevos privilegios a la partidocracia y generan nuevas burocracias.

La omisión fundamental  que ahora resalta, es que en casi cuatro décadas y 13 legislaturas federales no ha logrado instituirse un verdadero Derecho Legislativo para discernir y resolver casos como el comentado. Los reglamentos sólo sirven para decidir como se reparten las prebendas; muy jugosas, dicho sea de paso.

En los años cuarenta del siglo pasado, en un asunto que tuvo como actor al diputado federal Carlos Alberto Madrazo Becerra, el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sentenció que el fuero “es inherente a la función”. Si los puestos de elección popular son irrenunciables, el fuero se pierde hasta el “término de la función”.

En los años ochenta, el caso fue el del senador Jorge Díaz Serrano. Se aplicó el juicio de procedencia para su desafuero y fue hasta entonces que fue indiciado penalmente.

Hacia los noventa, el sujeto de la acción legislativa fue el diputado federal Manuel Muñoz Rocha, implicado en el asesinato de José Francisco Ruiz Massieu.

El PRI se resistió al juicio de procedencia para determinar el desafuero de Muñoz Rocha con el argumento de que, al solicitar desde un lugar desconocido su licencia al encargo y una vez aceptada ésta por la cámara, en automático quedaba sin fuero.

300 solicitudes de juicio político duermen el sueño de “los justos”

En este asunto, sin embargo, se invocó otra ejecutoria de la Corte de 1979, por la que se estableció (artículo 112 de la Constitución) que no se requiere juicio de procedencia en la Cámara de Diputados cuando funcionarios públicos cometan delito del orden común durante el ejercicio de su desempeño.

Hace diez años, el sujeto de juicio de procedencia y desafuero fue el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador. El procedimiento fue expedito y resultó la sentencia en su contra.

¿De qué valió? El Ejecutivo (a cargo de Vicente Fox Quesada) ordenó a la Procuraduría General de la República desistirse y el tabasqueño pudo contender por la Presidencia de México.

Todavía hasta hace poco más de un año, la Corte no resolvía la Litis de aquel proceso que tuvo como materia disposición de un pequeño predio privado en Santa Fe. Así de chueco anda nuestro Derecho.

Ahora, la cuestión tiene como protagonista central a Javier Duarte de Ochoa. Este individuo pidió licencia a su encargo de gobernador  al Congreso del Estado de Veracruz y la Legislatura de la otorgó.

Como casos como el señalado se prestan a que los partidos quieran llevar agua a su molino, se introdujo ante la Cámara de Diputados federal la solicitud del juicio de procedencia para despojarlo del fuero y dejarlo en manos de la autoridad ministerial.

Otra vez la burra al trigo. El presidente de la sección instructora, diputado Ricardo Ramírez Nieto resolvió que el procedimiento no es necesario porque, al serle otorgada la licencia, Duarte de Ochoa fue privado de su inmunidad.

Por ahí anda Bizancio ansioso de reflectores y micrófonos: Que si, que no, que quién sabe. ¡Vuelve, Capulina, te perdonamos!

¿Por qué, de una buena vez, los diputados no se ponen a trabajar en el desahogo de más de 300 solicitudes de juicio político acumuladas antes del expediente de Duarte de Ochoa?

Al menos que se descarguen los expedientes archivados. Son muchos nidos de cucaracha los que contaminan el Palacio Legislativo de San Lázaro.

Redacción Voces del Periodista

Redacción Voces del Periodista


Artículos relacionados

EU: Hora de tirar cohetes; hora de recoger las varas

VOCES OPINIÓN Por: Lic. Mouris Salloum George. Pasado el segundo “súper martes” en la fase preliminar de las campañas para la

Josefina Vázquez Mota

VOCES OPINIÓN Por: Lic. Mouris Salloum George Los  académicos investigadores, que se especializan en la construcción de las redes del poder

La sombra de Trump sobre las riberas del Potomac

VOCES OPINIÓN Por: Lic. Mouris Salloum George. Al confirmar el vocero presidencial Eduardo Sánchez y la canciller Claudia Ruiz Massieu el

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*