Éramos muchos… y parió la abuela

Éramos muchos… y parió la abuela

VOCES OPINIÓN Por: Lic. Mouris Salloum George.

¡Qué le vamos a hacer¡ Las malas noticias se niegan a desaparecer por decreto.

La de hoy dice: La percepción de la corrupción limita los beneficios de las reformas económicas impulsadas por el gobierno, en particular en la inversión.

Líneas antes, la mala noticia dice que el gobierno mexicano ha llevado a cabo más reformas estructurales que otros países. Sin embargo, la tasa de crecimiento económico “es decepcionante”.

No son malosos mexicanos los que divulgan esa deprimente información. Es la influyente agencia neoyorquina Estándar and Poor’s (S&P), que con los argumentos arriba trascritos determinó reducir de estable a negativa la calificación a México.

Se aplica ese diagnóstico a la posibilidad de no pago de la deuda pública. La condición para revisar esa calificación en los próximos 24 meses, es que haya una reducción de pasivos del sector público federal.

S&P estima que la deuda neta del gobierno general se ubicó en 42 por ciento del PIB en 2015; se espera que llegue a 45 por ciento en 2016 y en 2017 se acerque a 47-48 por ciento del PIB. Hasta ahí la calificadora.

Según estándares de agencias financieras internacionales -el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) entre ellas- después del 45 como porcentaje del PIB la deuda pública deja de ser técnica y razonablemente manejable.

La muy visible mano del mercado especulativo

Al entrar el segundo semestre de 2016, la deuda pública acumulada se aproxima ya a nueve billones de pesos.

Un buen porcentaje de esa deuda incluye los recursos bajo la privatizada gestión a manos de las Administradoras de Fondos para el Retiro de los Trabajadores (Afore), que el gobierno federal ha convertido en papeles de deuda: Más de un 50 por ciento de esos dineros, que han sido lanzados al mercado especulativo al través de la Bolsa Mexicana de Valores.

Pero, como el gobierno no tiene llenadera, la Comisión de Sistemas de Ahorro para el Retiro (Consar), presionada por la Secretaría de Hacienda y las propias Afore, junto con las Sociedades de Inversión Especializadas en Ahorros para el Retiro (Siefore) pretenden aumentar el porcentaje de cotización a las cuentas individuales.

No sólo: En el paquete va la intención de buscar opciones para incrementar el ahorro “voluntario” a ese fin.

Los tecnócratas mexicanos ven la tempestad y no se arrodillan. Precisamente en estos días, el gobierno chileno está viendo arder las calles de Santiago con las movilizaciones de la clase trabajadora que demanda la revisión y limpieza del régimen de ahorro para el retiro que les impuso el dictador Augusto Pinochet hace 40 años.

Y eso que Ernesto Zedillo trasplantó a México aquél modelo, para ofrecer a los trabajadores mexicanos una vejez digna. ¡A otro perro con ese hueso!

Redacción Voces del Periodista

Redacción Voces del Periodista


Artículos relacionados

Donde la Justicia Electoral topa con pared

VOCES OPINIÓN Por: Lic. Mouris Salloum George Los surcos del Instituto Nacional Electoral (INE) y del Tribunal Electoral del Poder

Sobre crímenes de lesa humanidad

VOCES OPINIÓN Por: Lic. Mouris Salloum George Días de cristiana reconciliación, en materia de crímenes de lesa humanidad, la Iglesia católica

Edomex: No es hora de jugar con fuego

VOCES OPINIÓN Por: Lic. Mouris Salloum George Hace un mes, el Congreso del Estado de México emitió la convocatoria para la

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*