José María Aznar: El doctorado horroris causa

José María Aznar: El doctorado horroris causa

VOCES OPINIÓN Por: Lic. Mouris Salloum George.

Es del dominio público, la crisis de Estado que vive España desde el segundo semestre de 2015. El origen de la debacle es, fundamentalmente, el problema socioeconómico.

Después de dos elecciones, el Partido Popular (PP), que dirige España por la persona de Mariano Rajoy, no ha podido formar gobierno.

La crisis socioeconómica española data desde que el primer gobierno del PP, endosado a José María Aznar, se alineó al globalizado modelo neoliberal y se incorporó a las fuerzas militares de ocupación del Medio Oriente, en pugna por el despojo del patrimonio petrolero a los pueblos de esa región.

Después de su concluido su mandato, Aznar se ha ocupado en la gestión de la Fundación de Análisis y los Problemas Sociales (FAPS), que ha desarrollado su activismo injerencista en América Latina contra los gobiernos de corte progresista.

Por cierto, en febrero pasado el PP resolvió retirarle las subvenciones a la FAPS.

El dúo dinámico: Fox-Calderón

Pues bien, el 1 de agosto pasado, haciendo una lectura selectiva de una declaración de la Cumbre de las Américas (Quebec, Canadá, 2001) en la que se habla de una cláusula democrática iberoamericana, la FAPS emitió un manifiesto dirigido a la opinión pública internacional; en primer lugar, al gobierno de los Estados Unidos, y después a la Organización de Estados Americanos (OEA).

La coartada injerencista consiste en una denuncia de ataques a los Parlamentos de Nicaragua y Venezuela.

Sin entrar en juicios de valor sobre lo que ocurre en esas naciones, la cuestión es si los firmantes de dicho documento tienen autoridad política para entrometerse en asuntos internos de otros países,

Es el caso que, entre los firmantes del texto, aparecen los ex mandatarios panistas de México, Felipe Calderón y Vicente Fox, violentando facultades que, en última lectura, corresponden a la diplomacia mexicana.

Abordamos este delicado tema desde una perspectiva nacional: En el proceso de sucesión presidencial de 2006, el arrogante José María Aznar visitó nuestro país para promover públicamente el voto en favor de Calderón.

Siendo Fox presidente en funciones, no sorprende que el gobierno de la República no haya adoptado entonces una actitud enérgica contra ese atentado a la Constitución mexicana, que excluye a los extranjeros del ejercicio de los derechos políticos reservados a los nacionales.

Después de concluir su mandato, en los últimos meses Calderón, acompañado entre otros por el ex presidente de Colombia, Álvaro Uribe, han desatado una abierta ofensiva contra el gobierno bolivariano de Nicolás Maduro, en tesitura de derrocamiento por la oposición ultraderechista.

A modo de oscura alegoría, citamos que el Partido Popular de España postula el “humanismo cristiano”. El PAN se dice depositario del “humanismo político”. España vive su propia tragedia. Los mexicanos, después de Calderón, viven la destrucción de su tejido social.

Para ilustrar nuestro optimismo: En el marco de la 29 edición de la Feria Universitaria del Libro, la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo decidió otorgar a José María Aznar el Doctorado Honoris Causa.

Signo de esquizofrenia. El anuncio lo firma Gerardo Sosa Catalán, conocido en el mundillo político hidalguense como Sosa nostra.

¿En que país vivimos?

Redacción Voces del Periodista

Redacción Voces del Periodista


Artículos relacionados

Sobre el despertar del México bronco

VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George   El anuncio de la implantación del depredador modelo neoliberal en México al arrancar






Ley de Disciplina Financiera

VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George   Existe la ilusa creencia de que más leyes son igual a más control,






País de instituciones y de leyes, ¡a lo bestia!

VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George   Cuando en la convocatoria fundacional del Partido Nacional Revolucionario (PNR) hace nueve décadas,






Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*