Espacios del Club de Periodistas

Tricolor carne de presidio

Tricolor carne de presidio

VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George

Cuando, en 2002, Roberto Madrazo Pintado y Elba Esther Gordillo Morales se hicieron con la dirigencia nacional del PRI, la ex presidenta del tricolor María de los Ángeles Moreno Uriegas -partidaria de Beatriz Paredes Rangel, derrotada en el proceso-, tipificó ese evento como una operación de delincuencia organizada.

Para finales de 2003, “la maestra” estaba siendo combatida por sus propios correligionarios en San Lázaro a fin despojarla de la coordinación de la bancada de su partido. El encargo fue endosado al mexiquense Emilio Chuayffet Chemor.

El iniciador de la intriga fue el diputado Manlio Fabio Beltrones Rivera, quien había pretendido la coordinación al inicio de la legislatura. En la larga pugna interpriista, Gordillo Morales llegó a caracterizar al sonorense como “político de sótanos; de cloacas”.

Para 2004, Roberto Madrazo estaba ya en remojo. Desde Toluca, el entonces gobernador del Estado de México, Arturo Montiel Rojas, aspirante a la candidatura presidencial tricolor, convocó a formar el TUCOM: Todos unidos contra Madrazo.

Al final del día, el tabasqueño se alzó con la candidatura presidencial para 2006. Entre los montielistas y Gordillo le mojaron la pólvora. Desde el interior del PRI, la chiapaneca conspiró con norteños gobernadores tricolores para inducir el voto por el panista Felipe Calderón.

Gordillo está ahora presa, indiciada precisamente por delincuencia organizada.

Es de sospecharse que la respetable doña María de los Ángeles Moreno acertó en su diagnóstico sobre el PRI.

La nómina todavía no se agota

Desde la primera mitad de la década de los ochenta, la Agencia Antinarcóticos (DEA) del gobierno estadunidense inició una serie de filtraciones a los medios más influyentes de la Unión Americana, implicando a políticos mexicanos en la protección de los cárteles de la droga.

En un primer listado se mencionó al entonces gobernador priista de Sinaloa y ex secretario de la Reforma Agraria, Antonio Toledo Corro. En un segundo lance, ya apareció el nombre del priista gobernador de Sonora, el citado Beltrones Rivera.

A continuación, tocaría el turno al priista gobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva Madrid y ya se insinuaban sospechas sobre el tricolor gobernador de Tamaulipas, Manuel Cavazos Lerma.

Cavazos, ahora protegido por el fuero legislativo, heredó Palacio de Gobierno en Ciudad Victoria a su compañero de sector y de partido, Tomás Yarrington Ruvalcaba, recientemente capturado en Italia. El sucesor de Yarrington, el priista Eugenio Hernández se ha convertido en ojo hormiga.

El reflector, ya en primera década de este siglo, enfocó hacia Veracruz, donde el ex priista Miguel Ángel Yunes Linares y priista en activo Fidel Herrera Beltrán se acusaron recíprocamente  de estar al servicio del narcotráfico.

No necesariamente por vínculos por el narco, es procesado el priista ex gobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo.

Los pasados días de guardar fueron alterados por la noticia de que la ley guatemalteca cayó sobre la esférica humanidad veracruzana del priista (expulsado por el PRI el pasado 25 de octubre), Javier Duarte de Ochoa.

Semanas antes, se dio por asilado en El Paso, Texas, al ex gobernador priista de Chihuahua, César Duarte Jáquez.

No se precisa cuál es el estado que guarda ahora el recurso de amparo promovido por el ex gobernador Durango, el todavía priista Jorge Herrera.

 Y contando…


Artículos relacionados

OEA: Circo de dos pistas

VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George   Sólo a manera de alegoría escénica, diremos que el espectáculo que ha montado

Privatización de las ganancias; socialización de las pérdidas

Voces del Director Desde Filomeno Mata 8 Por Mouris Salloum George Pongamos el tema bajo la siguiente gráfica: Al terminar

César Duarte Jáquez: El último recurso

El lecho de Procusto Por: Abraham García Ibarra ¿Qué le queda a aquél que, pillado con las manos en el

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*