Y México, ¿qué pitos tocará?

by Redacción Voces del Periodista | 29 julio, 2016 0:52

VOCES OPINIÓN Por: Lic. Mouris Salloum George.

¿En qué berenjenales meten los responsables de la “diplomacia” mexicana a su jefe, Enrique Peña Nieto? ¿Cómo hacerlo aceptar, en pleno neoliberal 2016, la invitación de un revolucionario latinoamericano, de 77 años por añadidura?

Ahí estaban, en Lima, Perú, por ejemplo, un neoliberal radical argentino, Mauricio Macri. Dispuesto a darle bote a su antecesora Cristina Fernández. No hay incongruencia. Estaba el presidente de Paraguay, Horacio Cortés, empresario formado en el Colegio Cristo Rey.

No hay incongruencia, repetimos, respecto del perfil del mexicano Peña Nieto, formado en aulas del Opus Dei.

En lo que las cosas no cuadran, es que el evento que reunía a tan ilustres invitados era la asunción al poder presidencial del señor Pedro Pablo Kuczynski, del Partido Colorado, que tendrá que lidiar con un Congreso nacional dominado por los leales a Keiko Fujimori, su rival en campaña, hija de su padre encarcelado don Alberto.

Don Pedro Pablo sucede en la presidencia a Ollanta Humala, que tantas sospechas despertó por sus cercanía con el huracán bolivariano que todavía hasta hace unos tres años tanto mortificaba a la Casa Blanca. Temor infundado, al final del día.

Las cosas no cuadran, repetimos: Don Pedro Pablo consigna en su currículum haber sido banquero en Wall Street, de Nueva York. Por supuesto, es economista.

Juramento “por Dios y por la Patria”

Don Pedro Pablo juró por “Dios y por la Patria” y, por todos los peruanos que “ejerceré fielmente el cargo de Presidente de la República”.

Como protocolo constitucional, todo está bien. Pero… el ex banquero de Wall Street, puso la piel chinita al argentino Macri cuando proclamó de entrada que emprenderá una revolución social.

¿Por qué una revolución social en un marco sudamericano donde las cosas marchan por la ruta del neoliberalismo?

La explicación está a la vista: En Perú, dijo don Pedro Pablo, el manejo macroeconómico “no es nuestro problema; aquí no hay inflación; aquí hay poca devaluación”.

Pero la bonanza no ha llegado a todos los estrados sociales. Para colmo, tras haber registrado Perú hasta seis por ciento de crecimiento económico anual, la actividad productiva se ha desacelerado.

El pobrerío (31 millones de peruanos) aparece presentando la factura de la deuda social. Por eso, don Pedro Pablo, quien anuncia medidas para relanzar la economía productiva y reducir a la mitad la pobreza, amenazó también con combatir la corrupción y buscar mediante el diálogo civilizatorio la atención a los conflictos sociales.

¡Qué horas para el Presidente Enrique Peña Nieto¡ Apenas ayer, Hillary Clinton proclama la Revolución Política para restaurar el liderazgo mundial de los Estados Unidos. Hoy, un ex banquero de Wall Street acomete la Revolución Social.

Emparedado entre dos revoluciones americanas, ¿Qué pitos tocará México?

Source URL: http://vocesdelperiodista.mx/voces-del-director/y-mexico-que-pitos-tocara/