ABRAHAM GARCÍA IBARRAEl PRD en su propia mugre

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra

El estado de putrefacción en el que ha hundido al Partido de la Revolución Democrática (PRD) la tribu de Los chuchos, se confirmó ayer en voz del senador amarillo Miguel Barbosa Huerta, quien denunció una conspiración para -en la perspectiva de 2018-  matar dos pájaros de un solo tiro: Al jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Salazar, y al líder del Partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador.

En ese lance se reconcilia con Los Chuchos la secta de Los Galileos, del diputado nayarita Guadalupe Acosta Naranjo, quien hace meses rompió con la Nueva Izquierda, feudo de Jesús Ortega Martínez, Jesús Zambrano Grijalva, Carlos Navarrete Ruiz y Graco Ramírez Garrido Abreu.

El antecedente de esa operación data desde la noche electoral de 2012, en que Los chuchos se concertaron para declarar oficiosamente presidente electo al candidato priista Enrique Peña Nieto.

Esta vez, según testimonio público del senador poblano, los gobernadores perredistas de Morelos, Ramírez Garrido Abreu; de Tabasco, el ex priista Arturo Núñez Jiménez; de  Michoacán, Silvano Aureoles Conejo; a los que se incorporó el de Quintana Roo, el también ex priista Carlos Joaquín González, pactaron atajarle el paso a  Mancera Salazar.

Siguiendo la exposición de Barbosa Huerta, Los Galileos promueven para la sucesión presidencial una alianza del PRD con el PAN, en cuyo caso el abanderado sería el actual jefe nacional azul Ricardo Anaya.

Barbosa Huerta no salió a la arena en solitario; lo respaldan sus compañeros de bancada en el Senado Armando Ruiz Piter y Luis Sánchez.

Impedir a toda costa el arribo de López Obrador a Los Pinos

Debe acotarse que Ramírez Garrido Abreu y Aureoles Conejo rezan para su propio santo, pues ambos han anunciado su propósito de alzarse con la candidatura perredista para 2018.

Según la versión de Barbosa Huerta, los gobernadores nombrados se reunieron en Villahermosa, Tabasco, la noche anterior al reciente informe de Núñez Jiménez.

El resultado fue un frente AntiMancera, ya prefigurado en otra reunión en la que los conjurados pidieron “piso parejo” en el proceso interno del Sol Azteca rumbo a 2018, ocasión en que Ramírez Garrido Abreu dio por descartado al jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

En el fondo de ese acuerdo, está “impedir que López Obrador gane la Presidencia de la República”, precisó Barbosa Huerta.

El movimiento de dichos gobernadores tiene como marco dos indicadores: La reunión en puerta de Enrique Peña Nieto con la bancada senatorial del PAN y las pláticas entre las dirigencias del PAN y el PRD a fin de armar la alianza en el Estado de México para 2017, tentativa a la que la dirigencia estatal amarilla se opone.

Los complotistas se mueven como manada acéfala, pues ignoran a la dirigencia nacional formal del PRD en las atadas manos de Alejandra Barrales. Es cuanto.

Redacción Voces del Periodista

Redacción Voces del Periodista


Artículos relacionados

Rupturas generacionales, asunto de la siquiatría

Un caso de análisis: El Partido Acción Nacional (PAN)

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra Lo que ha ocurrido en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos nos

CNTE: Qué manera de matar al poeta

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra Dos nocturnas sesiones televisivas a sabor habían dado luces al jefe de Gobierno

En México -lo dijo José Alfredo- la vida no vale nada

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra Es gratificante saber que, la del Estado de México, es gente que trabaja

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*