Ataca la bestia amarilla en Coyoacán

Ataca la bestia amarilla en Coyoacán

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra

Dado que en los linderos territoriales de la Delegación Coyoacán (DF-CDMX) se ubica Ciudad Universitaria con su Dirección de Difusión Cultural y sus barrios y colonias son habitados por familias de alta escolaridad, históricamente la antigua villa fue sede hasta hace poco más de década y media de trascendentes eventos culturales.

A sus foros acudió por última vez en América Julio Cortázar; fueron huéspedes Mario Benedetti y el antropólogo y novelista Darcy Ribeiro, para citar algunos.

Escritores mexicanos tuvieron oportunidad de presentar sus obras en la feria de narrativa popular, auspiciada por el gobierno delegacional. En fin.

Alguna vez escuchamos al valedor Tomás Mojarro, solicitado frecuentemente a dictar sus concurridos talleres de literatura, anunciar que el cambio de gobierno en esa y otras delegaciones durante el ascenso electoral del PRD, darían al traste con la agenda cultural hasta entonces vigente.

Nos desconcertó ese voluntario y espontaneo aviso, considerando la cultura como una de las vocaciones más arraigadas en la vieja izquierda mexicana, parte de ésta activa precisamente en el vecino campus universitario.

Al correr de los trienios administrativos, se vio confirmada la fatídica predicción. No sólo ha sido atacado el tradicional estilo arquitectónico de la villa. La aparición de monstruosos adefesios se relacionó con la corrupción en las áreas de gestión de uso de suelo y licencias de construcción.

Caminantes frecuentes por esa zona, hemos visto la degradación de la Casa de la Cultura Jesús Reyes Heroles, vandalizada por funcionarios y empleados de la delegación que se han apropiado del recinto para instalar a burócratas fritangueros y convertir sus espacios en bodegas de tiliches inservibles.

El Atila de estos días, es el perredista Valentín Maldonado. Su salvajismo se ha ensañado con populares Centros de Artes, de las pocas opciones que tienen vecinos que no pueden sufragar su interés en esas disciplinas en otras instituciones.

Hace tres meses, el troglodita amarillo se lanzó contra el Instituto Cultural y Educativo de Coapa, con la ruin coartada de que carecía de Manual de Protección Civil, exigible por ejemplo, a expendios de combustibles o locales que comercian productos y artículos de alta peligrosidad.

¿Cuándo, la revocación de mandato?

A Valentín Maldonado le vale que el Tribunal de lo Contencioso de la Ciudad de México haya recovado la clausura basado en la naturaleza de los servicios que presta el instituto a la comunidad. En Coyoacán nomás los chicharrones del valentón truenan.

El Barrio de Santa Catarina de la antigua villa semeja una acuarela en la que se retrata el celo de sus habitantes por preservar su entorno. Recientemente, tuvieron necesidad de solicitar a la Delegación el reacomodo y nivelación del empedrado que le da al barrio personalidad y señorío.

El zafio y prepotente delegado ordenó descargar a granel sobre las mágicas callejuelas toneladas de cemento que impermeabilizaron la superficie e impiden la filtración del agua de lluvia. Las callejuelas amanecen encharcadas un día sí y otro también.

¿Usted sabe si los sabios redactores de la Constitución de la Ciudad de México y los diputados a la Asamblea Constituyente piensan incluir entre los mandatos de esa Carta la revocación de mandato? Nosotros tampoco. Es cuanto.

Redacción Voces del Periodista

Redacción Voces del Periodista


Artículos relacionados

Moral: Árbol que da moras

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra   En los registros de la picaresca mexicana ubicamos el testimonio de






Empieza la clásica danza magisterial

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra   Hace unos días, la dirigencia formal del Sindicato Nacional de Trabajadores






De Los mártires de Chicago, ¿quién se acuerda?

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra   ¿Qué más se puede pedir? Sólo en el primer trimestre de






Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*