Espacios del Club de Periodistas

Compañeros de sector y de partido (PRI)

Compañeros de sector y de partido (PRI)

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra

El ex presidente priista Ernesto Zedillo es señalado aún por viejos militares en retiro como autor de La purga de los generales.

Se denomina así a la operación por la que fueron procesados altos oficiales del Ejército imputados de vínculos con los cárteles de la droga.

Uno de esos generales, fue Jesús Gutiérrez Rebollo, quien había estado a cargo del Instituto Nacional para el Combate a las Drogas.

En el transcurso del proceso, abogados e hijos de Gutiérrez Rebollo sostuvieron que el encarcelamiento del indiciado fue motivado por una venganza de Zedillo.

Según esos testimonios públicos, Gutiérrez Rebollo habría relacionado a la familia política del ex Presidente con los hermanos Amezcua Contreras, identificados en aquel momento como Los reyes de las anfetaminas.

La “familia política” de Zedillo lo era por parte de su esposa Nilda Velasco. Parientes de ésta habrían compartido con los Amezcua Contreras eventos sociales en residencias propiedad del jefe del Cártel de Juárez, Amado El señor de los cielos Carrillo Fuentes. Hasta aquí lo de la Purga de los generales.

Pocos próceres, muchos canallas

A la nueva generación le han faltado próceres y le han sobrado canallas”. La declaración corresponde al ex gobernador priista de Jalisco Flavio Romero de Velasco (1977-1983).

Romero de Velasco fue arrestado y refundido en el penal de alta seguridad de La Palma en 1998, durante la gestión presidencial de Zedillo. Se le acusó de complicidad con el narcotráfico.

En 2001, Romero de Velasco fue absuelto. Al tiempo, en entrevista periodística, sin profundizar en causas, acusó al ex presidente de haber saciado en él una venganza personal.

También, durante el mandato de Zedillo, en 1999 fue aprehendido el ex gobernador priista de Quintana Roo, Mario Villanueva Madrid.

Desde que se inició la persecución en su contra, Villanueva Madrid aseguró que se trataba de una venganza de Zedillo. En versiones conocidas entonces, se aseguró que en el sainete se nombraba al banquero Roberto Hernández Ramírez.

Confeso de haber lavado dinero del narco, el ex gobernador fue sentenciado por una corte de Nueva York. Anteayer se anunció su liberación por haber cumplido su sentencia y sería deportado a México  en los próximos días.

El diputado al Congreso del Estado, Mario Villanueva, hijo del ex gobernador, acaba de insistir en que su padre fue victima de una venganza de Zedillo.

Granier, Yarrington… y los que se acumulen esta semana

Al terminar su mandato como gobernador de Tabasco, el priista Andrés Rafael Granier Melo fue denunciado y procesado por los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y defraudación fiscal.

Quien inició procedimientos de naturaleza penal en contra de Granier Melo fue el ex priista Arturo Núñez Jiménez, quien sucedió a su ex compañero de partido nominado -el segundo- por el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Hace unos días, la Comisión de Justicia Partidaria del PRI, sentenció la expulsión del tricolor del priista ex gobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington Ruvalcaba.

Yarrington Ruvalcaba es nombrado en expedientes fincados hace años en cortes texanas contra mexicanos implicados en nexos con el narco y lavado de dinero.

Priistas son o eran el veracruzano Javier Duarte de Ochoa; el chihuahuense César Duarte Jáquez y el quintanarroense Roberto Borge Angulo, ya denunciados ante la Procuraduría General de la Republica y pasados por juicios partidarios.

Como se anuncia en Pronósticos Deportivos, más los que se acumulen esta semana…

Parafraseando a Flavio Romero de Velasco, fallecido a los 90 años hace algunos meses: A la nueva generación priista le faltan próceres y le sobran canallas. Es cuanto.

Redacción Voces del Periodista

Redacción Voces del Periodista


Artículos relacionados

2018: Con esos bueyes hay que arar

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra   Lo que irrita en el llano, de los depositarios de los

Todas las horas hieren, la última es la que mata

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra   De cumbre en cumbre -dijo una vez el difunto Hugo Chávez-,

En campaña electoral permanente

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra   “Y yo, ¿por qué?”  Esta fue la respuesta que dio Vicente

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*