Espacios del Club de Periodistas

El dinero no tiene olor… ni patria

El dinero no tiene olor… ni patria

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra

Quien ha sido imputado de homicidio industrial -como el ocurrido hace diez años en la mina Pasta de Conchos, Coahuila-, cuyas víctimas permanecen en las cavernas de la planta, ¿puede ser voz que llame a la unidad nacional?

Quien se resiste a reparar los mortales daños de un ecocidio deliberado en el norte de Sonora, cuyos traumas afectan quizá de por vida a miles de familias, ¿puede ser portavoz de la dignidad humana?

Por supuesto que no. Unidad y dignidad nacionales, son los principios y valores de los que habla ahora el discurso público frente al acoso insultante perpetrado contra México por el gobierno de los Estados Unidos, ahora a cargo de Donald Trump.

Unidad nacional piden los sedicentes patriotas, para defender la continuidad del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Es que el nuevo inquilino de la Casa Blanca ha puesto a caballo la operación de liquidación de ese leonino instrumento.

La amenaza de Trump es contra los corporativos estadunidenses: Si no retornan o se destinan nuevos capitales a la inversión en México, sus gestores pagarán fiscalmente el desacato.

La dignidad nacional está encarnada en los paisanos tranterrados en los Estados Unidos, sobre los que pende La Espada de Damocles. Tras bambalinas, está el asunto de las remesas. Lo cual es importante para la economía mexicana, dicho sea de paso.

El gobierno mexicano ha exhortado a los inversionistas estadunidenses a no dejarse intimidar y les ofrece nuevos estímulos para su permanencia en México.

La nueva adquisición del Grupo México

¡Hete ahí! que en ese entorno hay cosas que cuentan mucho y hay que contarlas: Ayer, por ejemplo, se conoció que la empresa ferroviaria Florida East Coast Railway fue puesta en subasta con una postura de dos mil 100 millones de dólares. A bote pronto, desconocemos cuántos empleos genera dicha empresa. Sí sabemos que la conversión de dólares en pesos da la bonita suma de más de 42 mil millones de billetes aztecas.

La firma adquiriente fue Grupo México, que ya detenta aquí la concesión y explotación de la empresa desnacionalizada Ferromex.

Uno de los buenos mexicanos que regentea Grupo México es Germán Larrea. Obviamente, es el protagonista de la operación referida.

Pero Larrea es también el personaje imputado de homicidio industrial y ecocidio, de los que hablamos a la entrada de estas notas. Si sigue tan campante, es que se mueve como Pedro por la casa de la impunidad.

Lo sentimos mucho: Así no se puede hablar de unidad y dignidad nacionales. Es cuanto.


Artículos relacionados

¡Aléguenle al ampáyer!

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra   Si -como en 1984, por ejemplo- el PAN se declara ahora

Estado de México, los signos del 18

Voces del Director Desde Filomeno Mata 8 Por Mouris Salloum George (*) En atención a las prioridades de su plan

¿A quién beneficia el crimen?

VOCES OPINIÓN Por: Mouris Salloum George   Muy a la flamenca, a los burócratas mexicanos les encanta salirse por peteneras

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*