Voces del Periodista Diario
Voces Opinión Abraham García

El teatro del absurdo

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra

El teatro del absurdo es una expresión crítica de los dramaturgos que exigen al arte compromiso con la sociedad. Con base en el humor, sus piezas se caracterizan por la incongruencia y el disparate.

Lo que está bien  para la cultura libre, sin embargo, no es aconsejable para la conducción de un Estado. Para la política, pues.

México parece en  nuestros días escenario del teatro del absurdo. Uno de sus protagonistas, el secretario de Hacienda José Antonio Meade Kuribreñas suele aparecer en los actos más trágicos con un semblante siempre sonriente.

Ocurrió, por ejemplo, al correr de septiembre en que anunció los criterios de Política Económica para 2017 que, para los que tienen memoria, recordó los tiempos de Salinas Recortari.

Hace unos días, los mexicanos se conmovieron con las imágenes de un buque petrolero en llamas. Como locaciones alternas, desde Ciudad Victoria, Tamaulipas, se trasmitieron fotografías de una pipa incendiada que transportaba combustible robado. Pálida estampa de las ordeñas de oleoductos que todo los días se descubren en  todo el país.

Los consumidores de gasolinas -esos productos que con la Reforma Energética se iban a abaratar- reciben un día sí y otro también, la buena noticia de un nuevo gasolinazo.

¿De qué se ríe, señor secretario?

A propósito del sonriente doctor Meade, contra lo que diagnostican los más graves riesgos de la deuda pública de México y ponen su perspectiva en negativo, declaró que su monto, que ha rebasado el 50 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), “es administrable”.

Del teatro del absurdo al realismo mágico

Por optimismo no vamos a parar. Será por eso que, hoy mismo, se cuenta una historia que vale la pena contar. El director de Finanzas de Pemex, Juan Pablo Newman dio a conocer que la “empresa productiva del Estado” fue enganchada con dos nuevos créditos internacionales que montan, juntos, más de cinco mil 500 millones de dólares. ¿110 mil  millones de pesos a tipo de cambio actual?

Por los plazos previstos -de 7 a 31 años-, si Pemex no desaparece, su director general en 2047 seguirá siendo arriado con esa carga a cuestas.

Lo que llama la atención de esas colocaciones, es que el anuncio va acompañado con la buena nueva de que México dispone de reservas 3P por 27 mil millones de barriles. Neófito en asuntos de tantos vuelos, suponemos que son la garantía de los nuevos empréstitos contratados.

Pasamos entonces del teatro del absurdo al realismo mágico. Es cuanto.

Artículos relacionados

1988-2018: La casa de los fantasmas

¡Mordaza de sangre!

Abraham García Ibarra

Por escapar de la sartén, México cayó en el fuego

Redacción Voces del Periodista

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.