Gasolinazos, incitación al sospechosismo

Gasolinazos, incitación al sospechosismo

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra

Dice el clásico, que un político de cabotaje se distingue de un estadista, porque el primero sólo piensa en las próximas elecciones y el segundo en las futuras generaciones.

En México, esa es tesis más que demostrada. Al político de cabotaje únicamente lo mueve el propósito de retener el poder para su camarilla (el partido queda reducido a mera franquicia).

El malicioso ranchero mexicano retrata así ese estilo: ¿Cuando se ha visto que la puerca suelte la mazorca que trae en el hocico? No suelta ni el olote.

El tema de palpitante actualidad, son la liberalización del mercado de carburantes, el aumento en las tarifas de peaje en las autopistas y servicios aeroportuarios, el incremento del precio de los pasaportes, la grabación de los lácteos saborizados, etcétera.

De los gasolinazos de 2017, ningún mexicano saldrá ileso. El uso de gasolinas, gas y diésel es universal y el incremento directo de sus precios al público no afecta sólo a transportistas y automovilistas, a industriales y prestadores de servicio. El rebote se extiende indirectamente al usuario o consumidor final, que somos todos.

Motiva suspicacia la puntería con que los diseñadores del calendario para la implantación de los nuevos precios de las gasolinas en las 32 entidades de la República hicieron el cronograma.

Verbigracia: Con una precisión que envidiaría un tirador olímpico, esos programadores barbecharon el territorio nacional para plantar la semilla de la carestía a fin que las airadas reacciones no fueran simultáneas en todo el país.

Motivos electoreros en el diseño del cronograma

De esa suerte, los estrategas pospusieron la aplicación de ese cronograma hasta el 30 de noviembre en la conurbación Estado de México-Ciudad de México (en donde la movilidad automotriz se retroalimenta por razones familiares, de trabajo, educativas o recreativas), Veracruz y Nayarit.

¿Por qué ese aplazamiento? La zona metropolitana, que hace de la vecindad una unidad geográfica y socioeconómica, y Veracruz, tienen la más alta densidad demográfica del país.

Los estados de México y Veracruz tienen también el más alto registro de potenciales votantes en la República. Ambas entidades, con Nayarit, tienen elecciones en junio próximo.

El Estado de México es la entidad nativa del presidente Enrique Peña Nieto. El PRI echará ahí toda la carne al asador porque de sus resultados dependería una exitosa sucesión presidencial en 2018.

Para cuando el 30 de noviembre se apliquen los incrementos a los hidrocarburos, cinco meses antes habrían  quedado definidas las elecciones. Por lo pronto, los gasolinazos no serían factor del voto de castigo al PRI. Se vale intentarlo. Es cuanto.

Redacción Voces del Periodista

Redacción Voces del Periodista


Artículos relacionados

Autoengaño y autocomplacencia

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra     Modérele, mi presidente, le advertía su personal de la dirección de

Justicia bajo el Código de Tartufo

VOCES OPINIÓN Por: Lic. Mouris Salloum George     El próximo 5 de febrero, los jefes de los tres Poderes de

ABRAHAM GARCÍA IBARRAEl PRD en su propia mugre

EL LECHO DE PROCUSTO Por: Abraham García Ibarra El estado de putrefacción en el que ha hundido al Partido de la

Sin comentariost! Usted puede ser el primero en comentar esta nota!

Escribir comentario

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*